Protesta

Manifestantes saquean e incendian dos sedes de la patronal en Francia

El menor seguimiento de la protesta contra la reforma del sistema de pensiones del Gobierno produjo ayer en Francia la radicalización de las protestas. Varios manifestantes provocaron un incendio en la sede de la patronal (Medef) en La Rochelle y saquearon el inmueble de la ciudad de Pau (al sur de Francia). La patronal, que calificó la acción de 'acto terrorista' en un comunicado, exige ahora el arresto y la condena de los manifestantes.

La rota unidad sindical intentó ayer recuperar el aliento con la convocatoria de una nueva movilización el próximo día 10, al tiempo que los piquetes impedían la salida de autobuses de las cocheras, bloqueaban las carreteras e impedían las recogidas de basura en la pequeña localidad de Bretz, cuya denuncia ante la justicia ya ha sido depositada por el alcalde de la ciudad.

La reforma de las pensiones del Gobierno, que preconiza el aumento del periodo de cotización a 40 años en 2008 y hasta 42 a partir de 2020, parece además haber sembrado la cizaña en el seno del Partido Socialista (PS). A las declaraciones del diputado socialista Michel Charasse sobre la 'lamentable' actitud del partido sobre las pensiones, debido a la falta real de propuestas, varios de sus miembros se han unido a tales críticas, contra el carácter unitario que intenta defender su líder, François Hollande, quien acusó al primer ministro, Jean-Pierre Raffarin, de estar llevando a cabo 'una apuesta por la podredumbre' al querer aprobar el proyecto antes del verano.