Desacuerdo

Los bancos vetan la venta de Telson y Avánzit anuncia medidas traumáticas

El presidente de Avánzit no ha tardado ni 25 días en enfrentar la peor cara de la compañía. La víspera de la presentación ante los medios de un plan de viabilidad que pasa, a su juicio, por la inexorable venta de Telson -la filial audiovisual y única que no está en suspensión de pagos-, los bancos han dicho que no.

Los representantes de las 21 entidades acreedoras de Telson han comunicado a la compañía que no aceptan la venta de la compañía audiovisual. Para el presidente de Avánzit, esta posición les deja en un callejón sin salida: 'No conocemos otra forma para hacer esto viable'.

El consejo de administración de la empresa aprobó el pasado 17 de enero la venta de Telson. Con ella, conseguiría unos ingresos de 22 millones de euros, que servirían para pagar los compromisos laborales. La decisión última, sin embargo, estaba en manos de los 21 bancos acreedores de Telson, a los que el comprador -la sociedad de capital riesgo Corpfin, en aquel momento- proponía una quita sobre la deuda.

EZENTIS 0,07 -1,06%

Tres meses después, las entidades financieras todavía no se han puesto de acuerdo y, apremiados por López, han terminado por negarse a aceptar las condiciones de ninguna de las dos ofertas -procedentes de Corpfin y MediaPro- que se han recibido.

El problema fundamental es que el día 30 de este mes acaba la tercera prórroga que el Ministerio de Trabajo ha dado a la compañía para hacer efectivo el expediente de regulación de empleo y aplicarse la subvención que concede la Administración. López no negó la posibilidad de un nuevo aplazamiento, pero vaticinó que pueden empezar a plantearse problemas con unos trabajadores que, hasta el momento, 'han tenido un comportamiento ejemplar y se han sacrificado para que la compañía pueda sobrevivir'. A partir del día 30, añadió, 'la situación puede ser explosiva'.

El presidente de Avánzit confía en que los bancos recapaciten, pero ya ha advertido que, una vez rechazada la oferta, 'hay que ponerse a trabajar en un nuevo plan de viabilidad, que será muy traumático'. Las medidas que se tomen, con todo, no serán tan drásticas como la quiebra. Tanto el grupo como las dos filiales que quedarían en la compañía -Telecom y Tecnología- una vez vendida Telson son viables, según las proyecciones presentadas ayer por la empresa.

El bloqueo a la venta de Telson no fue la única mala noticia que recibió López. Los mismos bancos que han vetado la desinversión le comunicaron su apoyo a uno de los dos convenios de acreedores que hay presentado para el grupo y que es, precisamente, el que rechaza la compañía.

El mismo miércoles, Avánzit comunicó a la CNMV el respaldo de su consejo, con asistencia de la intervención judicial, al convenio presentado por el acreedor Mundoforma, frente al liderado por Alianthus Consulting. La venta de Telson y la puesta en marcha de este acuerdo permitirían a la compañía elevar de forma abultada los ingresos a partir de 2004 y tener Ebitda positivo ese año, según las estimaciones.

Otra vez, sin embargo, los bancos acreedores de Telson han hecho acto de presencia y en la reunión del miércoles aseguraron a López que recibirá 'instrucciones para que la empresa se adhiera al convenio de Alianthus'.

La reacción del presidente de Avánzit no se ha hecho esperar. López considera que este convenio ofrece un trato discriminatorio para algunos acreedores, mientras que beneficia a los bancos, lo que puede ser ilegal. Además, no garantiza, a su juicio, la viabilidad. 'Estoy dispuesto a escuchar cualquier propuesta que dé garantías razonables, pero no aceptaré el convenio tal y como está planteado. No tengo ningún problema en dimitir. Si los bancos quieren aceptarlo será con otro equipo gestor'.

López aseguró desconocer quién está detrás de este convenio, pero pidió a Acciona -accionista de la compañía- que haga pública su posición, para que no haya equívocos sobre sus apoyos.

Las acciones de Avánzit amanecieron ya con una fuerte subida en Bolsa y siguieron haciéndolo a pesar de estas declaraciones. La subida fue del 19,61%, a 1,22 euros.