Laboratorios

Pfizer destina 4.000 millones a ajustes por la fusión con Pharmacia

La compra de Pharmacia saldrá cara, en un primer momento, a Pfizer, el mayor grupo farmacéutico del mundo. La compañía estadounidense anunció ayer que destinará 4.000 millones de dólares (similar cifra en euros) a medidas de reestructuración, que permitirán reducir costes por valor de 2.500 millones anuales. Por su parte, Pharmacia tendrá que cargar a sus resultados del tercer trimestre una pérdida de 1.100 millones por la segregación de Monsanto.

Pfizer remitió a la SEC, el regulador bursátil estadounidense, nuevos datos sobre la fusión por absorción de Pharmacia, relanzada después de que se cumpliera uno de los requisitos previos: la segregación de Monsanto, empresa agrícola especializada en ingeniería genética controlada en un 84% por Pharmacia.

Esa participación, valorada en 4.000 millones de dólares, fue repartida como dividendo especial -libre de impuestos- entre los accionistas de Pharmacia, lo que deja el 100% del capital de Monsanto en el mercado y lo aparta del ámbito de la fusión.

La integración que consolidará a Pfizer como líder mundial de su sector depende ahora de la aprobación de las respectivas juntas de accionistas y de que las autoridades de la competencia de Estados Unidos y la Unión Europea den su visto bueno. El objetivo es completar la fusión entre el 15 de noviembre y fin de año.

En su documentación, dirigida a los accionistas, Pfizer y Pharmacia avisan de que los costes de reestructuración e integración se calculan preliminarmente entre los 3.500 y los 4.000 millones de dólares, aunque no descartan que finalmente superen esa cifra.

La nota no detalla cuáles son las medidas de reestructuración previstas ni a cuántos empleados afectarán. Pfizer tiene 90.000 empleados en el mundo; Pharmacia, 43.000. En España tienen como trabajadores o colaboradores a 2.130 personas.

Otro coste asociado a la fusión es el que tendrá que anotar en sus cuentas Pharmacia por la segregación de Monsanto. Esta operación obligará a apuntar en las cuentas de resultados del tercer trimestre de este año una carga extraordinaria de 1.100 millones de dólares por la pérdida de valor de las acciones de Monsanto al precio del martes, cuando se cerró la operación, respecto a su valor en libros.

Oportunidades

Los ahorros previstos por la fusión son de 1.400 millones de dólares el próximo año, 2.200 millones en 2004 y 2.500 millones en 2005. En caso de que se superen esos objetivos, el excedente 'será reinvertido en áreas de negocio que apunten mayor rentabilidad' y permitirá 'perseguir agresivamente oportunidades de crecimiento'.

Pfizer ya era el mayor productor farmacéutico, con ventas por 32.300 millones, frente a las 13.800 de Pharmacia el año pasado. En el año 2003 prevén alcanzar una cifra de negocio de 52.800 millones de dólares. Se situaría así a una cómoda distancia de su mayor competidor, la británica GlaxoSmithkline, que facturó 31.500 millones de dólares en el año 2001.

La fusión está valorada en 57.100 millones de dólares. Pfizer pagará con acciones propias a los propietarios de Pharmacia, que quedarán con un 23% del capital de la sociedad resultante.

La nueva Pfizer tendrá ocho fármacos con ventas por encima de los 1.000 millones de dólares anuales: Lipitor, Viagra, Norvasc, Zoloft, Zithromax, Diflucan, Neurontin y Celebrex.

Las compañías tratan de convencer a los críticos, que cuestionan la oportunidad de fusionar empresas de perfil similar y afectadas por el mismo problema: la falta de productos nuevos comercializables en el corto plazo para paliar la competencia de los genéricos en aquellos medicamentos cuyas patentes han expirado.

Pfizer y Pharmacia ya han designado sus respectivos equipos de transición, que se reunieron por primera vez esta semana en Nueva York. Su próxima reunión se ha fijado para el 9 de septiembre, tres días antes de que se reúna el consejo de Pfizer.