_
_
_
_

Orla Garvey (Federated Hermes): “El bono soberano español es ahora una alternativa razonable al francés”

La responsable de renta fija de Federated Hermes cree que el gran riesgo actual para la inversión es la política y avisa de unos retornos que podrían decepcionar a final de año

Orla Garvey, gestora senior de renta fija en Federated Hermes. Imagen cedida
Orla Garvey, gestora senior de renta fija en Federated Hermes. Imagen cedida
Nuria Salobral

La realidad del mercado está rompiendo este año los esquemas de los gestores de renta fija. Si 2024 comenzó con la alegre expectativa de rebajas de tipos, en la mitad del año el BCE los ha bajado solo una vez, sin dar pistas de un próximo recorte, y no está claro cuándo podría seguirle la Fed. Pero además, en un año que se sabía cargado de citas electorales, el riesgo político ha sorprendido de forma rotunda con la convocatoria de legislativas en Francia. Y aún quedan las presidenciales de Estados Unidos en noviembre. Para Orla Garvey, responsable de renta fija de la gestora estadounidense Federated Hermes, la política es ahora la mayor incertidumbre para la renta fija, en un año que podría acabar siendo decepcionante para este activo de inversión. La renta fija supone 96.300 millones de dólares del patrimonio total de Federated Hermes, que supera los 757.000 millones de dólares.

¿Cuándo cree que volverá a bajar los tipos el BCE?

La idea que había en el mercado de que el crecimiento de EE UU iba a ser muy robusto y más fuerte mientras que en la zona euro iba a ser muy débil se está viendo matizada, y eso se está reflejando en el mercado. Ahora estamos viendo una pequeña recuperación del crecimiento en la zona euro y creo que tiene que ver en parte con motivos domésticos, con posiblemente unos salarios más altos en términos reales. Es probable que el BCE recorte los tipos de interés en septiembre.

De cara al futuro, sigue existiendo una incertidumbre razonable en torno a las perspectivas tanto de crecimiento como de política monetaria de los principales bancos centrales. Esta incertidumbre dificultará que el BCE ofrezca orientaciones sobre su ciclo de relajación monetaria en 2025, por lo que los mercados de tipos podrían eliminar algunos de los futuros recortes previstos. Obviamente, no es un gran escenario para la renta fija, menos aún en el contexto actual, con lo que está pasando en Francia. Hay varias cosas que pueden suceder a la vez y tener un impacto importante en el mercado, han sucedido muchas cosas en las últimas semanas.

¿Puede influir el riesgo político surgido en Francia en lo que decida el BCE en julio o en septiembre?

Honestamente, creo que el BCE está más enfocado a los datos. Y tanto para los bancos centrales como para los inversores es difícil mirar más allá del momento actual cuando hay tanta incertidumbre sobre las perspectivas de crecimiento e inflación.

¿Es problema para el BCE bajar tipos en septiembre si la Fed no lo hace, con un riesgo aún mayor de depreciación del euro dado el contexto actual? ¿Tiene el BCE margen para desmarcarse de la Fed?

El BCE sí puede desmarcarse de la Fed aunque de forma leve. Obviamente, hay que empezar a vigilar el euro, ha estado bajo presión en las dos últimas semanas. El BCE tiene cierto margen ante la Fed, pero no puede aceptar mucha divergencia y hay que contemplar escenarios de riesgo en la cotización del euro, en las primas de riesgo… hay potencial para más volatilidad.

¿Con qué escenario trabaja respecto al resultado de las elecciones francesas y el efecto que pueden tener sobre el conjunto de la deuda soberana?

El riesgo político ya era algo que contemplábamos en el inicio de año, en un ejercicio con muchas citas electorales que podían tener impacto en el mercado. Y si los escenarios de riesgo político se materializan, ya hemos protegido las carteras de forma adecuada en las dos últimas semanas. Es difícil saber cuál será el resultado de las elecciones en Francia, pero esperamos más volatilidad y hay que proteger la cartera. Además, no hay que olvidar que la trayectoria del déficit y de las cuentas públicas también importa. La prima de riesgo francesa ya ronda los 80 puntos básicos y en el supuesto de que ganara las elecciones la extrema derecha podría irse cerca de los 100 puntos básicos.

¿Cree que la deuda española es una alternativa atractiva frente a la francesa para el inversor? ¿O aprecia un riesgo de contagio generalizado?

El bono español es una alternativa razonable en este momento. España no tiene la presión de Francia en cuando al déficit público ni ese riesgo político. Y en cuanto al posible contagio, hay cierta posibilidad, pero no creo que se trate de una amenaza para el conjunto de la zona euro, sino más bien incertidumbre política.

¿Cree que la política es el gran riesgo de mercado en la actualidad para la renta fija? Hay elecciones en Francia y en Reino Unido en las próximas semanas y en Estados Unidos en noviembre…

Sí, es un gran riesgo. Son muchas citas electorales y los inversores se están enfocando en cómo los gobiernos reducen su déficit público. El desempleo es muy bajo, pero los déficits sí son muy elevados, algo muy inusual. Y el mercado realmente está preocupado por ello. Las elecciones son muy importantes en este contexto.

¿Cómo observa lo que puede pasar en los próximos meses en EE UU?

En Estados Unidos estamos viendo cierta pérdida de momentum en el crecimiento, nada alarmante pero sí algunas sorpresas negativas. Por eso estamos ligeramente más positivos en nuestra perspectiva para los tipos en EE UU que hace un mes. Al mercado le importa mucho el momentum y creo que vamos a ver un poco de desaceleración en el crecimiento de EE UU, por la parte del consumo. Es algo que sigo muy de cerca.

La confianza del consumidor y la fortaleza del consumo está muy ligada a la evolución de la Bolsa, también al mercado laboral, por supuesto. Los mercados financieros están empezando a parecerse a como eran antes del Covid. Y creo que reaccionarán en mayor medida ante un crecimiento más débil.

¿Y qué posible impacto tendrán en la renta fija las elecciones presidenciales de noviembre en EE UU?

Lo importante es que sea quien sea el ganador, deberá afrontar el elevado déficit público, que esperamos seguirá aumentando porque hay compromisos de gasto, como en defensa. Es una cuestión muy candente, va a ser muy difícil reducir el déficit público en Estados Unidos. La situación es realmente delicada. El déficit crece, continúa la expansión fiscal y el desempleo es muy bajo. Es una dinámica insostenible. En términos de inversión, sí tenemos deuda estadounidense en cartera, es algo sobre lo que hay bastante consenso ahora. Puede funcionar en escenarios muy variados.

Con la volatilidad que espera en los próximos meses en el mercado y la incertidumbre sobre el crecimiento y la política, ¿cree que definitivamente va a ser un año mucho peor para la renta fija de lo que se esperaba?

No esperaría retornos totales muy positivos para la renta fija en este momento. Aunque hay que tener en cuenta dos aspectos. Por un lado, es obviamente muy negativo el aumento de los diferenciales que se ha visto estos días en la deuda francesa y de la periferia europea, que ha estado cotizando como un activo de duración. Pero eso eleva su potencial de retorno y permite ser algo más positivos. No parece que vaya a ser un año muy positivo para la renta fija, aunque si miras a la deuda high yield o al grado de inversión sí ofrecen aún retornos positivos. Hay mucha incertidumbre de cara al resto del año pero sí tendría esperanza en que los tipos de la deuda serán más bajos de lo que son ahora.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Nuria Salobral
Es jefa de la sección de Inversión en el fin de semana y redactora especializada en temas financieros y política monetaria. Trabaja en Cinco Días desde 2006, donde ha cubierto la quiebra de Lehman Brothers, el rescate a la banca española o las decisiones del BCE. Nacida en Madrid, es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_