_
_
_
_
_

Los emergentes ya bajan tipos y apuntan a activo estrella en 2024

Las economías latinoamericanas y asiáticas han aguantado mejor que en otros ciclos la política monetaria restrictiva de la Fed

Número de subidas/bajadas de tipos en todo el mundo
Carlos Cortinas Cano
Miguel Moreno Mendieta

Las bajadas de tipos por parte de economías emergentes son ya un goteo incesante. China, Brasil, Colombia, Chile, Hungría, Polonia... y así, hasta cerca de dos docenas de bancos centrales acordaron en el segundo semestre de 2023 implementar una política monetaria menos restrictiva, adelantándose así a Estados Unidos, la eurozona o Reino Unido. La mayor parte de estos países han gestionado la coyuntura macroeconómica mucho mejor que en crisis anteriores y su deuda podría convertirse en uno de los activos estrella para los inversores durante 2024.

De acuerdo con cálculos de la firma suiza Pictet Asset Management, la inversión en deuda soberana de países emergentes en moneda local rentará alrededor de un 11% este año. Si se invierte en emisiones de bonos emergentes en divisas fuertes (dólar, euro...) las previsiones de retorno son del 8%.

Una de las características que más subrayan los expertos es lo bien que han podido lidiar estas economías con las subidas de tipos de interés emprendidas a comienzos de 2022 por parte de la Reserva Federal. En el pasado, ese movimiento provocaba una salida masiva de inversiones desde activos emergentes hacia bonos del Tesoro norteamericano, y una fuerte depreciación de las divisas de esos países frente al dólar.

¿Por qué gustan a los expertos?

  • Situación financiera.  A diferencia de lo ocurrido en crisis precedentes, las cuentas públicas de las economías emergentes están en mejor situación que las de la mayoría de países occidentales, con un nivel de endeudamiento inferior. Además, Grégory Steiner, director de multiactivos de Indosouez Wealt Management, recuerda que “en 2024 estas economías deberían ofrecer un diferencial de crecimiento positivo con respecto a las economías desarrolladas”.
  • Dólar.  Una posible depreciación de la divisa de Estados Unidos, como la que ya se ha ido produciendo en los dos últimos meses, beneficiaría a las emisiones de deuda soberana emergente en moneda local “que pueden dar una buena rentabilidad este ejercicio”, apunta Steiner. Sin embargo, la mayoría de las firmas de análisis optan por la cautela y recomiendan apostar por emisiones emergentes en divisa fuerte.
  • Fondos.  La mayoría de las grandes gestoras internacionales tienen vehículos de inversión que invierten en este tipo de activos. El Amundi Emerging Markets Short Term Bonds ha logrado un retorno medio anual del 6,4% en los tres últimos años. El fondo Vontobel Emerging Markets Blend se ha revalorizado este año un 12%.

En esta ocasión, “muchos de estos países han afrontado las subidas de tipos en Occidente con un endeudamiento público sustanciamente menor que el de los mercados desarrollados”, explican los expertos de iCapital Wealth Management. A menor endeudamiento, menos presión sobre las cuentas públicas cuando vienen las curvas.

América Latina

Economías como Brasil o Chile, que han sido de las primeras en volver a bajar tipos, dependen mucho de sus exportaciones de materias primas y de la evolución del dólar. Un dólar fuerte, como el de los últimos años, les perjudica mucho pero, en esta ocasión, han gestionado muy bien la coyuntura y han empezado a controlar la inflación antes que los países desarrollados. El tipo de intervención del banco central brasileño pasó del 13,75% al 13,25% en agosto, y la inflación ya está por debajo del 5%, cuando llegó a estar por encima del 12%. Chile ya había empezado a bajar tipos unas semanas antes, al pasar del 11,25% al 10,25%. Tanto en Brasil como en Chile han realizado ya cuatro bajadas. El pionero en la región fue Uruguay, que comenzó en abril.

América Latina se había embarcado a principios de 2021 en uno de los ciclos de ajuste monetario más bruscos del mundo para contener la inflación galopante alimentada por los cuellos de botella en la cadena de producción mundial, el aumento de los precios de los alimentos y los efectos indirectos de las medidas de estímulo fiscal utilizadas para aliviar el dolor económico de la pandemia de Covid-19.

Desde la división de banca privada y gestión de activos de Banco Santander están recomendando a sus clientes destinar una parte de su cartera de renta fija “a emisiones deuda soberana de países emergentes, en moneda fuerte, para conseguir un extra de rentabilidad”, apunta Juan de Dios Sánchez Roselly, director de inversiones.

China

En el gigante asiático, a diferencia de los países latinoamericanos, el gran problema no ha sido la inflación, sino un crecimiento lastrado por una economía excesivamente dependiente del sector inmobiliario. Mabrouk Chetouane, responsable de estrategia de mercados global de Natixis IM Solutions, explica que “la situación en China se parece a la vivida en Japón en los años 90, cuando una burbuja inmobiliaria acabó pinchando y afectando a toda la economía durante años”. Para evitarlo, el banco central del país comenzó en agosto a bajar tímidamente los tipos de interés. Espera así reactivar los datos de consumo y contribuir a mejorar las exportaciones.

Para apoyar la rebaja del tipo de intervención del banco central, los grandes grupos bancarios chinos (controlados por el Estado) han reducido en tres ocasiones lo que pagan a sus clientes por los depósitos. Así buscan proteger su rentabilidad y animar el consumo.

También varios bancos centrales del Cáucaso –los de Armenia, Azerbaiyán y Georgia– llevan varios meses con bajadas de tipos, al dar ya por controlada la inflación. Incluso en Europa, varios países fuera de la órbita del euro han empezado con políticas monetarias más laxas. Es el caso de Polonia, Hungría y la República Checa, que están anticipando el camino por el que transitarán el BCE y la Fed en los próximos meses.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Miguel Moreno Mendieta
(Madrid, 1979) es licenciado en Derecho y Economía por la Universidad Carlos III. También cursó el Máster de Periodismo de El País. Se incorporó al periódico Cinco Días en 2006, tras pasar por la web de El País y Mi cartera de Inversión. Escribe sobre el sector financiero, con un foco especial en fondos de inversión y los seguros.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_