_
_
_
_
_

Estas son las 6 estrategias de Santander para sacar provecho a las futuras bajadas de tipos de interés

El consenso de mercado espera que en el primer semestre ya empiece a reducirse el precio del dinero entre 50 y 100 puntos básicos

Un hombre pasa junto a una sucursal del Banco Santander.
Un hombre pasa junto a una sucursal del Banco Santander.Reuters

Los expertos de la división de banca privada y seguros de Banco Santander han desgranado cuáles son las estrategias que están recomendando a sus clientes para poder aprovechar las futuras bajadas de tipos de interés en Estados Unidos y la eurozona. El consenso de mercado espera que en el primer semestre ya empiece a reducirse el precio del dinero. Se espera una caída de entre el 50 y 100 puntos básicos.

Santander Wealth Management & Insurance (con más de 200.000 millones de euros de activos gesitonados) considera que las subidas de tipos han tocado claramente techo. Tras un año 2022 nefasto para la inversión en Bolsa y bonos y un 2023 más de transición, toca evaluar cómo tienen que recomponerse las carteras de los inversores. El escenario base está claro: inflación a la baja, crecimiento económico moderado y tipos de interés algo por debajo de los que hay ahora.

Juan de Dios Sánchez Roselly, director de inversiones de Santander Private Banking, recuerda que este año, con las subidas de tipos, “al fin hemos vuelto a tener la posibildad de ofrecer a los clientes productos de renta fija a corto plazo, con rentabilidades reales positivas, lo que es fundamental para construir una buena cartera, es como tener un equipo de fútbol que vuelve a tener una buena defensa”.

A juicio del directivo, ahora llega el momento de que los inversores den un paso más, y busquen otro tipo de activos que puedan aportar algo más rentabilidad. “Ha entrado muchísmo dinero en fondos de renta fija a corto plazo y monetarios, y ha sido una buena decisión, pero llega el momento de ir más allá”.

Por eso desde Santander recomiendan una serie de estrategias para el próximo año:

1. Invertir en bonos con plazos más largos

En la jerga financiera se llama extender la duración de las carteras. Consiste en invertir más en bonos de largo plazo, con vencimientos a cinco, seis u ocho años, en lugar de los que han predominado hasta ahora, que tenían duraciones de menos de dos años. ¿Por qué es atractiva esta medida?

José Mazoy, director de inversiones de Santander Asset Management, recuerda que cuando bajan los tipos de interés, eso supone una revalorización de las carteras de bonos. “Este efecto se aprecia mucho más cuanto más largas sean las duraciones. En un bono a muy corto plazo a penas se nota el efecto, pero en plazos largos puede haber subidas muy potentes”.

2. Tener una posición en deuda corporativa de alta calidad

La parte más evidente para apostar por la renta fija es la deuda soberana. Desde Santander consideran que sigue siendo un activo muy atractivo, pero están recomendando a sus clientes que vayan aumentando la exposición a emisiones de bonos realizadas por empresas de alta calidad crediticia.

Sánchez-Roselly recuerda que el entorno macroeconómico es muy interesante para este tipo de activos. “Si la economía se desacelera, pero no entra en recesión, y va habiendo una bajada de tipos de interés, la inversión en deuda empresarial de buena calidad ofrece un binomino de rentabilidad-riesgo muy atractiva”.

De acuerdo con los análisis históricos realizados por el equipo de Santander, en este contexto, las posibles quiebras de empresas no son tantas, y compensa la inversión en los denominados bonos investment grade. Eso sí, llaman a realizar una selección muy cuidadosa de los emisores.

3. Diversificar la cartera de renta fija

Además de deuda soberana y bonos empresariales de alta calidad crediticia, desde Santander recomiendan ir incluyendo otro tipo de activos de renta fija para diversificar más las carteras. Desde bonos emitidos por economías emergentes, hasta emisiones de empresas que no tienen la máxima calificación crediticia, o titulizaciones.

“Hay que ser cautos, y buscar siempre a buenos gestores para entrar en estas categorías pero, en general, vemos una oportunidad única de diversificar las carteras de renta fija”, apunta Sánchez-Rosell.

4. Coberturas específicas para la inversión en Bolsa

Aunque Santander recomienda tener una sobreponderación en las carteras de los bonos frente a la Bolsa, sí que consideran que puede haber algunas estrategias interesantes en este último activo. Jacobo Ortega, director de inversiones para Europa de Santander AM, recuerda que los niveles de volatilidad son ahora especialmente bajos, “lo que puede permitir contratar algunas coberturas y opciones que contribuyan a amortiguar posibles caídas en la renta variable”.

Con todo, desde la firma no ven que haya un exceso de valoración en los mercados bursátiles, salvo en algunas compañías muy concretas.

5. Capital riesgo

Es otra de las tendencias más potentes del sector: el aumento en la comercialización de activos alternativos a la Bolsa y los bonos. En concreto, cada vez hay más fondos de capital riesgo que invierten en compañías no cotizadas, en proyectos de renovables o en deuda privada.

“Se ha visto que en los últimos años, la prima de iliquidez que comporta el invertir en este tipo de activos, acaba compensándose sobradamente con rentabilidades que llegan a ser el doble que en los activos convencionales”, apunta Sánchez-Rosell.

Desde Santander AM, una de las grandes prioridades de crecimiento es la de activos alternativos, para lo que ha creado una gestora específica que gestione este tipo de fondos, que tradicionalmente han estado reservados a clientes institucionales, pero que poco a poco se van extendiendo a otras capas de la clientela.

6. Megatendencias

Por último, desde el banco recuerdan que hay algunas tendencias de fondo que van a seguir marcando el paso de la economía mundial, desde la transición energética (que provocará un fuerte crecimiento de la venta de coches eléctricos o la instalación de nuevas plantas de energía renovable), hasta la transición tecnológica que supone la irrupción de la inteligencia artificial.

También mencionan la querencia por la relocalización o desglobalización que están generando las tensiones geopolíticas, especialmente el conflicto abierto entre China y Estados Unidos.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Miguel Moreno Mendieta
(Madrid, 1979) es licenciado en Derecho y Economía por la Universidad Carlos III. También cursó el Máster de Periodismo de El País. Se incorporó al periódico Cinco Días en 2006, tras pasar por la web de El País y Mi cartera de Inversión. Escribe sobre el sector financiero, con un foco especial en fondos de inversión y los seguros.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_