_
_
_
_

El regulador del mercado europeo investiga los CDS tras el terremoto bancario

El BCE sospecha que uno solo de estos instrumentos financieros por valor de cinco millones provocó la caída la semana pasada del mayor banco alemán

Deutsche Bank
Un hombre camina frente a una sucursal del Deustche Bank.LEON NEAL (Getty Images)
CINCO DÍAS

La Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) ha asegurado que está examinando el mercado de swaps de incumplimiento financiero después de que la reciente actividad comercial aumentara la inestabilidad de las acciones bancarias. “ESMA, junto con los reguladores nacionales, ha estado investigando los movimientos recientes del mercado, incluido el mercado de CDS (seguros por impago de crédito)”, ha dicho un portavoz de esta entidad en declaraciones recogidas por Bloomberg.

Desde principios de esta semana, los reguladores están poniendo el foco en una operación con los CDS de Deutsche Bank que, sospechan, impulsó una venta global el pasado viernes. Los títulos de la entidad llegaron a desplomarse ese día un 14% en una jornada negra para el conjunto de la banca europea, aunque terminó aminorando su caída hasta el 8,5%. El derrumbe en Bolsa del mayor banco alemán se produjo después de la caída de Credit Suisse, que tuvo que ser rescatado por su histórico competidor UBS, que lo compró por 3.000 millones.

Este instrumento financiero, que sirve como una especie de garantía ante un incumplimiento de pagos, puede no tener liquidez, por lo que una sola apuesta puede desencadenar grandes movimientos en los mercados. Andrea Enria, el presidente del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo, se quejó esta semana de la falta de transparencia de los CDS, ya que un único CDS por cinco millones de euros fue el culpable del derrumbamiento del valor de Deutsche Bank.

“A pesar de todos los esfuerzos que hemos hecho con reforma de la regulación, vemos que hay mercados como el de los CDS, que son muy opacos y muy ilíquidos”, había señalado Enria. “Con unos pocos millones, se pueden mover los CDS” de un banco importante“ y contaminar también los precios de las acciones y posiblemente también las salidas de depósitos”, aseguró.

Enria reclamó por un mayor control del mercado OTC (el mercado paralelo no organizado), ajeno a los mercados bursátiles y donde las partes acuerdan la forma de liquidación de un instrumento financiero, sin más garantías adicionales. En su opinión, “si hubiera una buena transparencia, por ejemplo centralizada, en lugar de transacciones OTC, creo que eso ya sería un gran avance”.

El mercado de CDS mueve unos 3,8 billones de dólares, según la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA, por sus siglas en inglés). En su máximo apogeo, en 2008, llegó a 33 billones de dólares. El mercado de CDS es pequeño en relación con la renta variable, las divisas o los mercados mundiales de bonos, donde hay más de 120 billones de dólares de bonos en circulación. El volumen medio diario en el mercado de divisas se acerca a los 8 billones de dólares, según datos del Banco de Pagos Internacionales.

¿Quién quiere contratar estos productos?

  • Bajar riesgos. El comprador del CDS paga una comisión periódica a su contraparte, que asumirá el riesgo de impago de una determinada emisión de deuda. A cambio, va pagando una cuota. Cuanto mayor es el riesgo percibido, más se paga. Los gestores de activos contratan este tipo de productos para tratar de mitigar la volatilidad de sus carteras en momentos de estrés. Sacrifican rentabilidad a cambio de estar más tranquilos.
  • Manipulación. La investigación que va a emprender el supervisor europeo de los mercados financieros tratará de averiguar si alguien a contrató un CDS del Deutsche Bank para manipular el mercado. En teoría, un inversor con una apuesta bajista sobre la entidad podría pagar de más por un CDS para hacer sembrar las dudas sobre un banco y sacar provecho de su desplome bursátil.

La negociación de estos derivados puede ser muy limitada. El número medio de operaciones diarias con CDS, incluso para grandes empresas, puede ser inferior a 10, según datos de Depositary Trust & Clearing Corporation (DTCC), recopilados por Reuters. Esto dificulta la credbilidad del mercado y crea una situación en la que incluso una pequeña operación de CDS puede tener un impacto desproporcionado en el precio, como ocurrió con Deutsche Bank.

La asociación de derivados defiende que este tipo de mercados son ahora mucho más claros, ya que las normas exigen que las operaciones se realicen de forma mucho más transparente, ya que deben comunicarse a los a los reguladores a través de registros de operaciones. Según la ISDA el 83,4% del importe total de CDS negociados en 2022 estaba sujetos a las normas de información reglamentaria.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_