_
_
_
_
_

El Ibex no llega a los 9.000 puntos con el mercado apuntando a un cambio de rumbo de la Fed

La confianza del consumidor estadounidense supera las expectativas

Panel de la Bolsa de Madrid con cotizaciones de las referencias del Ibex 35.
Panel de la Bolsa de Madrid con cotizaciones de las referencias del Ibex 35.Vega Alonso del Val (EFE)

Las Bolsas europeas pliegan velas en un contexto de menor tensión en los mercados, una vez parecen aplacados los miedos por el sector financiero. Los índices europeos empezaron el día con fuertes alzas, pero a medida que pasaban las horas, moderaron las subidas e incluso llegaron en algunos casos a girar a la baja. En Estados Unidos, al cierre de los mercados en el viejo Continente, Wall Street cotiza prácticamente plano con el Nasdaq descendiendo con más fuerza. Con todo, bajo la aparente calma de la jornada, los inversores siguen sin perder de vista a los bancos centrales. Tras un mes de marzo para la historia, las apuestas sobre el rumbo que seguirá la Fed en los tipos de interés son radicalmente distintas a las de hace unas semanas. Ahora, el consenso del mercado espera que tan pronto como en la segunda mitad del año arranque una nueva oleada de bajadas de tipos.

¿Qué hace el Ibex 35?

Tras rebotar ayer un 1,29% al remitir el temor por la banca, el Ibex 35 arrancó con ganancias superiores al 1% que le llevaron a tocar los 9.000 puntos. Finalmente, el principal selectivo español ha cerrado con una subida del 0,43% que le ha llevado a los 8.944,3 puntos.

¿Qué valores son los que más suben o bajan?

Los que más han subido:

  • Repsol: 2,01%
  • IAG: 1,92%
  • Cellnex: 1,63%

Los que más han bajado:

  • Solaria: -3,88%
  • Inmobiliaria Colonial: -1,77%
  • Merlin Properties: -1,55%

¿Qué hacen el resto de Bolsas?

Al cierre de mercados europeos, en Wall Street Dow Jones y S&P500 cotizan prácticamente planos, el Nasdaq, pierde cerca de un 1%.

El Nikkei se anotó un 0,15% y el Hang Seng un 1,11% con Alibaba disparado en Bolsa.

Claves de la jornada

  • Sube la presión en la cúpula de Cellnex. El fondo activista TCI ha reclamado que el expresidente del consejo de administración, Bertrand Kan, deje también su puesto de consejero independiente.
  • El Banco de España ha cifrado en hasta 400 millones la exposición de los bancos españoles a Credit Suisse.
  • Los bancos siguen en el foco de atención. Ayer, Deutsche Bank se recuperó parcialmente de las pérdidas de la semana pasada. También alivió a los mercados la compra del quebrado Silicon Valley por parte de First Citizens Bank. Los reguladores atribuyen a un único CDS como el causante del pánico que rodeó a Deutsche Bank el viernes.
  • Francia ha registrado por sorpresa las sedes de Société Générale, BNP Paribas, HSBC y Natixis por presunto fraude fiscal.
  • El growth vuelve a brillar. A medida que los inversores apuestan que la crisis bancaria se traducirá en el fin del endurecimiento monetario, los valores growth, los más beneficiados durante el anterior ciclo de tipos de interés, ganan fuerza. Este mes el MSCI Index global growth sube un 3,2%, mientras que un índice recogido por Bloomberg de stocks value cae el 4%. “Los movimientos han sido tan pronunciados que han creado la mayor brecha entre ambos índices desde 1975″, escribe la agencia estadounidense.
  • La confianza del consumidor en Estados Unidos ha superado con creces las expectativas. Se ha situado en 104,2 puntos desde los 102,9 anteriores. El consenso esperaba una caída a 101 enteros.

¿Qué dicen los analistas?

Las sacudidas en el sector bancario y las herramientas para la contención siguen acaparando el interés. “Tanto el sector bancario estadounidense como el europeo siguen luchando contra la incertidumbre y las consecuencias que afectarán a las economías, sobre todo restringiendo el acceso a los préstamos”, señalan el Market Flash de Edmond de Rothschild AM. “En consecuencia, seguimos siendo negativos con respecto a la renta variable. Somos neutrales en cuanto a la duración, aunque ofrezca un refugio durante los episodios de aversión al riesgo”.

Por su parte, Bert Flossbach, cofundador de la gestora Flossbach von Storch, ha analizado los efectos secundarios y riesgos de las medidas adoptadas por los bancos centrales. Flossbach dice que, por un lado, la lucha contra la inflación es necesaria para que los ciudadanos no pierdan la confianza en el valor de su dinero. Por otra parte, la vuelta a tasas de inflación más bajas nunca es gratuita, sino todo lo contrario. “Nadie, ni siquiera los bancos centrales, sabe cuánto más pueden subir realmente los bancos centrales los tipos de interés y reducir sus balances antes de que los costes de la lucha contra la inflación dejen de estar justificados y se produzcan graves daños colaterales en el sistema financiero”, comenta.

El experto pone el foco en la víctima más evidente: los países altamente endeudados (casi todos). “Por primera vez en décadas, muchos países deben prepararse ahora para un notable aumento de los costes de los intereses. En 2021, los países del euro incurrieron en unos costes de los intereses de 180.300 millones de euros. En relación con la deuda nacional total de 11,7 billones de euros, esto correspondía a una carga media de intereses de solo el 1,5%.Si las rentabilidades de mercado se mantuvieran al nivel actual, el gasto en intereses se duplicaría en pocos años si la deuda se mantuviera sin cambios”, explica.

“Sin embargo, este aumento es solo gradual. La deuda pública italiana, por ejemplo, tenía a finales del pasado año un vencimiento residual medio de 7,7 años a finales del tercer trimestre. Se espera que el gasto en intereses se sitúe justo por debajo de los 70.000 millones de euros en 2022. El resultado es un tipo de interés medio de alrededor del 2,5%. Actualmente, la rentabilidad de mercado de los bonos italianos ronda el cuatro por ciento (media de todos los vencimientos). Si las rentabilidades se mantuvieran permanentemente tan altas, el gasto anual en intereses de Italia aumentaría en unos 40.000 millones de euros, hasta unos 110.000 millones de euros, con los niveles de deuda inalterados”, calcula Flossbach.

¿Cuál es la evolución de la deuda, las divisas y las materias primas?

  • El rendimiento del bono español a diez años avanza y alcanza el 3,32%, con la prima de riesgo en 103 puntos básicos. El alemán escala al 2,28% desde el 2,22% de la jornada anterior.
  • El euro sube frente al dólar hasta 1,0828 dólares. Ayer estaba en 1,079 dólares.
  • El petróleo Brent cotiza plano en los 77 dólares por barril.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_