TCI y los Benetton elevan la presión para acelerar el cambio de gestión en Cellnex

El fondo propone a Marco Patuano como CEO y exige la marcha de Bertrand Kan del consejo

Telecom antennas of Spain’s telecom infrastructure company Cellnex are seen in Madrid, Spain, April 27, 2022.,Image: 686482926, License: Rights-managed, Restrictions: , Model Release: no, Credit line: SUSANA VERA / Reuters / ContactoPhoto
Telecom antennas of Spain’s telecom infrastructure company Cellnex are seen in Madrid, Spain, April 27, 2022.,Image: 686482926, License: Rights-managed, Restrictions: , Model Release: no, Credit line: SUSANA VERA / Reuters / ContactoPhotoSUSANA VERA (Reuters / ContactoPhoto) (SUSANA VERA / Reuters / Contacto)

TCI ha precipitado los acontecimientos en Cellnex. El fondo activista controlado por el inversor Chris Hohn, primer accionista del gigante de las torres de telecos, reclamó este martes dos medidas de calado para el futuro de la compañía. Por un lado, exigió que el expresidente del consejo de administración, Bertrand Kan, deje también su puesto de consejero independiente, y, por otro, pidió el nombramiento de Marco Patuano, ex CEO de Telecom Italia y antiguo presidente del consejo de la propia Cellnex, como nuevo consejero delegado, en sustitución de Tobías Martínez.

Cellnex nombró el lunes a la consejera independiente Anne Bouverot como nueva presidenta del consejo en sustitución de Kan, que va a seguir como independiente. “Es muy poco habitual que un expresidente permanezca como consejero, una vez que se le ha pedido que se marche”, dijo el socio de TCI, Jonathan Amouyal, en declaraciones a Bloomberg.

Con respecto a Patuano, señaló que el consejo de administración necesita actuar de forma conjunta, advirtiendo de que “se necesita un consejero delegado urgentemente”.

La pasada semana, TCI comunicó a la CNMV que había elevado su participación en Cellnex por encima del 9%, un 3% directamente y un 6% a través de instrumentos financieros, posición que convertía al fondo en el primer accionista del grupo, por encima del Edizione, el vehículo inversor de la familia Benetton.

Casi de forma simultánea, TCI cargó con dureza contra el consejo de administración, a causa de la gestión del nombramiento del nuevo CEO. En una carta enviada al propio consejo, y hecha pública, Hohn pidió la salida de tres consejeros de Cellnex, Kan, el independiente Peter Shore, y Alexandra Reich, que representa al fondo soberano de Singapur GIC, uno de los accionistas de referencia del grupo, con más de un 7% del capital. El fondo, que aseguró que había perdido su confianza en ellos, cargaba contra la posición de GIC

Con el apoyo a Patuano, TCI parece estar alineándose con Edizione, sociedad que estuvo dirigida por el propio ejecutivo entre 2016 y 2019. El directivo italiano, que actualmente preside la utilitie A2A, fue presidente del consejo de Cellnex hasta junio de 2019, y consejero dominical en representación de ConnecT, sociedad a través de la cual Edizione, GIC y el fondo soberano de Abu Dabi, articulaban su posición de primeros accionistas (tenían un 29,9% de manera conjunta).

Además, en función de su nueva participación, TCI ha pedido un representante en el consejo de Cellnex, para Jonathan Amouyal.

Mayorías

Con la hipotética salida de Kan y la llegada de Amouyal, TCI estaría tratando de cambiar las mayorías para favorecer el nombramiento del CEO. Para la elección es necesaria una mayoría reforzada con el voto a favor de ocho consejeros, de un total de 11 integrantes del citado órgano de gobierno.

La salida de Martínez, anunciada el 11 de enero, está prevista para el 3 de junio, dos días después de la junta de accionistas. El consejo tiene claro que debe tomar una posición lo antes posible, especialmente en un momento de cambio estratégico. Más de cinco meses sin sustituto supondría una interinidad demasiado larga.

El nuevo CEO tendrá como tarea la ejecución de la nueva estrategia de Cellnex, aprobada a final de 2022, que se va a centrar en el crecimiento orgánico, tras las multimillonarias adquisiciones de los últimos años, y en la consolidación del grado de inversión con S&P, prevista para antes de final de 2024.

La obtención de esta calificación permitirá captar financiación con menores costes a la compañía que, en paralelo, acelerará la reducción de deuda.

Con el grado de inversión, redefinirá la política de remuneración a los accionistas, que pasará por un aumento de los dividendos y de la recompra de acciones. Unas herramientas con la que los inversores quieren rentabilizar su apuesta por Cellnex, que este año alcanzará un ebitda de 3.000 millones de euros, y un flujo de caja libre recurrente de hasta 1.625 millones.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas

Más información

Archivado En