_
_
_
_
_

La Fed lanza un plan para proteger los depósitos del Silicon Valley Bank y evitar el contagio

Los órganos reguladores lanzan una línea de financiación extraordinaria para entidades con problemas de liquidez y anuncian el cierre del Signature Bank. Los clientes de la entidad y de SVB tendrán acceso a todo el dinero depositado

Sede del Silicon Valley Bank
10/03/2023
Sede del Silicon Valley Bank 10/03/2023Europa Press/Contacto/Li Jianguo (Europa Press/Contacto/Li Jianguo)

Los órganos reguladores de EE UU lanzaron el domingo un plan para proteger los depósitos del Silicon Valley Bank tras su colapso, al tiempo que cerró otra institución bancaria, el Signature Bank, bajo los mismos parámetros. Además, ha puesto en marcha una línea de liquidez para bancos con dificultades de financiación. El objetivo es evitar que la desconfianza se contagie a otras entidades y las salidas de depósitos provoquen una crisis financiera más profunda. Después de un fin de semana de tensión, el Departamento del Tesoro, la Reserva Federal (Fed) y la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC) anunciaron en un comunicado que los clientes tendrán acceso, a partir de este lunes, a todo el dinero depositado en el SVB, con lo que no asumirán las pérdidas del banco y se protegerán los depósitos.

La protección del 100% de los depósitos permitirá operar a las empresas que tenían cuenta en la entidad financiera y que corrían el riesgo de ver su liquidez secuestrada por el colapso de la entidad y, por tanto, sus operaciones en riesgo. El viernes la intervención decretada por el Estado de California solo protegía los depósitos asegurados por el mecanismo estándar, es decir, 250.000 dólares, lo que dejaba en el aire los fondos empresariales. Las startups tecnológicas eran los principales clientes de SVB, un monocultivo que sembró la semilla de la crisis, en la medida en que la entidad no pudo obtener liquidez para devolver los depósitos que reclamaron las empresas ante la subida de tipos, y la venta de activos a precio de derribo afloró la situación.

La Fed anunció también un nuevo mecanismo extraordinario de financiación a un año para bancos llamado Bank Term Funding Program. Además, relajó los requisitios para acceder a su ventana estándar de liquidez. El objetivo es “garantizar que los bancos tengan capacidad de satisfacer las necesidades de todos los depositantes”. “El sistema bancario de EE UU se mantiene resiliente”, indicó. Las medidas se han adoptado, explicaron representantes de la Fed, invocando los poderes extraordinarios que tiene el supevisor financiero bajo “circinstancias inusuales y exigentes”, un reconocimiento de la seriedad de la situación. El Tesoro ha puesto a disposición 25.000 millones de dólares.

Bajo el nuevo programa, los bancos tendrán financiación a un año con el colateral valorado a su precio nominal, y no de mercado. Este requisito también se aplicará a la ventana de liquidez habitual, y es relevante porque las entidades financieras tienen grandes carteras de deuda pública (620.000 millones de dólares) que usan como garantía para financiarse. La pérdida de valor de esta cartera con las subidas de tipos es el origen de la principal preocupación de los supervisores, puesto que en caso de necesitar fondos tienen que vender a pérdida (como SVB) o acceder a financiación con restricciones, según los criterios habituales.

Los reguladores también anunciaron el cierre del Signature Bank de Nueva York y prometieron que se aplicará el mismo plan para que se reembolse a los clientes todo el dinero depositado. En cambio, los accionistas y algunos tenedores de deuda no estarán protegidos por estas medidas. Signature Bank, que da servicios sobre todo a empresas de abogacía y del ecosistema cripto, tenía unos activos de 110.360 millones de dólares y depósitos de 88.590 millones al cierre del ejercicio pasado.

Las autoridades estadounidenses han preparado durante todo el fin de semana “una operación material destinada a reforzar los depósitos en el Silicon Valley Bank (SVB), (el banco californiano intervenido el pasado viernes) y prevenir cualquier efecto más amplio en el sistema financiero debido a su colapso”, según informó la agencia Reuters. Funcionarios de la administración Biden han trabajado durante el fin de semana para evaluar el impacto del colapso de SVB, con especial énfasis en el sector de capital de riesgo y los bancos regionales.

En el mismo sentido se manifestó ayer domingo la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, al asegurar que su departamento estaba trabajando estrechamente con los reguladores para responder al colapso de SVB, que el viernes se convirtió en el banco más grande en desplomarse desde la crisis financiera de 2008. Por su parte, la agencia Bloomberg informó este domingo que la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) comenzó el sábado por la noche un proceso de subasta para el banco, que estipulaba ofertas finales a última hora del domingo, de acuerdo con fuentes cercanas a la operación que pidieron mantenerse en el anonimato.

El repentino colapso de SVB ha conmocionado los mercados y dejado miles de millones de dólares pertenecientes a empresas e inversores atrapados, pero Yellen descartó un rescate, a medida que aumentaban las preocupaciones de un efecto generalizado en el sector bancario regional de EE UU.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_