_
_
_
_
_

España es el país industrializado más alejado de volver a sus niveles mínimos de desempleo

El paro se elevó al 12,8%, máximo de la OCDE, pese a ser de los países que más lo redujo. El desempleo de los países industrializados y la UE se mantiene en mínimos históricos, pese a las turbulencias económicas, con tasas del 4,8% y 6%, respectivamente

Paro OCDE
Belén Trincado Aznar

España encadena seis meses liderando el desempleo de los países industrializados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y se colocó en febrero en el 12,8%, según los últimos datos publicados este jueves por la Organización. Pese a situarse un 0,5% por encima de sus niveles de hace un año y ser, junto a Portugal y solo superado por Finlandia, uno de los países que más empleo creó de los países industrializados, la diferencia de España con respecto a su tasa mínima histórica, que fue del 7,9% en mayo de 2007, es la más alta de toda la OCDE con 4,9 puntos porcentuales.

La diferencia sitúa a España un punto porcentual por encima del segundo país que más camino debe recorrer para alcanzar su suelo, Grecia, y casi dos por encima de Luxemburgo, el tercer país que mayor porcentaje de paro le separa de su mínimo, aunque en este último caso, la tasa actual de desempleo del país del Benelux es del 4,8% y su mínimo se situó en el 1,8% en mayo de 2001.

Según los datos utilizados por la OCDE, la población que participa en el mercado laboral español cayó una décima hasta el 74% en el cuarto trimestre del año pasado y se sitúa todavía seis décimas por debajo de su máximo desde que hay registros y que se alcanzó en el segundo trimestre de 2015, en el que se llegó al 74,6%. Para el conjunto de la Unión Europea, la tasa de participación de la población activa entre 15 y 65 años ha marcado máximo de la serie tras alcanzar una participación del 74,7% de la población en el mercado de trabajo.

Con esta última actualización, España encadena seis meses con la tasa de paro más alta de toda la OCDE en sustitución de Grecia, que en agosto de 2022 registró una tasa de desempleo del 12,5% y, desde entonces, Atenas no ha vuelto a superar la barrera del 12%.

Por grupos de edad, la tasa de desempleo de la OCDE descendió una décima, hasta el 10,7% para los trabajadores más jóvenes. España ocupó el segundo lugar con la tasa de desempleo juvenil más elevada, tras registrar el 29,3%, tres décimas más que enero y cuatro por debajo del máximo, anotado por Grecia (29,7%).

Empleo internacional

Pese a los datos negativos de España, el mercado laboral en el conjunto de los países desarrollados prosigue su curso positivo, incluso con las turbulencias bélicas que vienen desde Ucrania. El dato de desempleo de la OCDE, publicado este jueves, es el más bajo de la serie desde el año 2001 y se situó en el 4,8%, aunque la tasa se ha mantenido inmóvil desde enero. Por otro lado, la Unión Europea también ha alcanzado niveles de desempleo récords, en concreto la tasa se situó en el 6%, lo que la convierte también en el nivel más bajo desde que hay registros en 2001.

Con estas tasas, el número de personas en paro en la OCDE supera los 33 millones y el de desempleados en la UE alcanza los 13 millones. Las tasas de empleo y de participación en la población activa de la OCDE aumentaron hasta el 69,6% y el 73,3% en el cuarto trimestre de 2022. Esto marca también nuevos máximos históricos para las series iniciadas en 2005 y 2008, respectivamente.

En febrero el desempleo cayó o se mantuvo estable en más del 70% de los países que componen la OCDE. Aparte del dato español, Costa Rica (11,8% en diciembre, la última estadística disponible), Grecia (11,4%, tras subir 1,1 puntos en solo un mes) y Colombia (10,6%, nueve décimas menos que en enero) han sido los países que más paro registraron en febrero de 2023.

Buen rumbo en el G-7

Los países del G-7 (Alemania, Francia, Italia, Canadá, EE UU, Japón y Reino Unido) también han tenido un buen comportamiento en el aspecto laboral. El desempleo ha crecido un 0,1% intermensual en este conjunto de estados, aunque la tasa de empleo se ha mantenido en el 72,6% y se coloca en máximos desde 2005. Salvo Japón y EE UU, que han elevado sus tasas de personas en situación de desempleo del 2,4% al 2,6% y del 3,4% al 3,6%, respectivamente; el resto de las grandes potencias han mantenido sus niveles de paro –es el caso de Italia (8%), Alemania (2,9%) y Canadá (5%)– o han reducido el desempleo –como es el caso de Francia, del 7,1% al 7%–. No hay datos disponibles del Reino Unido.

En EE UU hay otro factor que ha estado modelando su mercado de trabajo ha sido el de la Gran Renuncia, por la cual 50 millones de trabajadores abandonaron el mercado laboral entre 2020 y 2022, según la Oficina de Estadísticas Laborales del país.

La tasa de la fuerza de trabajo entre 15 y 65 años estadounidense es, junto con la británica, la única de las grandes potencias mundiales que todavía no ha recuperado sus niveles de 2019. En concreto, el índice se colocó para EE UU en el 74,1%, tres décimas por debajo de los niveles de participación de la sociedad en el mercado de trabajo del año previo a la pandemia.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Sobre la firma

Pepe García
Redactor de la sección de Economía de Cinco Días. Estudió Ciencias Políticas y Sociología en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y cursó el Máster de periodismo UAM - EL PAÍS.

Más información

Archivado En

_
_