_
_
_
_

Industria lanza la línea de cadena de valor del tercer Perte del coche eléctrico mientras resuelve la anterior convocatoria

Compañías como Chery, Gestamp, Basquevolt o Teknia están pendientes de unas ayudas que ascienden hasta los 200 millones de euros

El ministro de Industria, Jordi Hereu, atiende a la prensa en su presentación a los sindicatos de la nueva ley de industria y autonomía estratégica.
El ministro de Industria, Jordi Hereu, atiende a la prensa en su presentación a los sindicatos de la nueva ley de industria y autonomía estratégica.Javier Lizon (EFE)
Manu Granda

Industria lanzará este jueves la convocatoria para la línea de cadena de valor del tercer Perte del Vehículo Eléctrico y Conectado (Perte VEC III), que llega después que la línea de baterías, la cual tiene actualmente su ventanilla abierta para la presentación de proyectos. Según ha explicado el ministerio comandado por Jordi Hereu, la línea de cadena de valor (también conocida como línea B. La A es la de baterías) contará con las mismas condiciones de inversión que las del segundo Perte VEC, “por lo que todas las pymes interesadas podrán presentar sus proyectos”. El Ejecutivo transmite calma así a unas pymes (representan la mayor parte del tejido productivo de automoción en España) que temían quedarse fuera de la nueva línea en favor de los grandes grupos automovilísticos extranjeros.

La convocatoria de esta línea B del Perte VEC III llega mientras el Ejecutivo aún no ha resuelto la misma línea del segundo Perte del automóvil, de la que buena parte del sector sigue pendiente de saber con qué ayudas se quedará. Entre ellos está el proyecto de un fabricante de componentes como Teknia, compañía española que presentó una iniciativa a la línea B del Perte VEC II para la producción de una carcasa de un inversor de corriente con inyección de aluminio en Ampuero, Cantabria. Esto demandará una inversión de más de seis millones de euros. Por ello, la firma vasca no sabe si se presentará a la nueva convocatoria, ya que espera por la resolución de la anterior. Se trata del proyecto más ambicioso hasta la fecha de una compañía que vende tanto a fabricantes de coches como a proveedores directos de estos. Teknia registró el año pasado una facturación récord de más de 460 millones de euros, pero redujo su beneficio a los 14 millones, lo que se puede explicar en parte por el fuerte esfuerzo inversor de la empresa.

La nueva convocatoria de la cadena de valor contará con 200 millones de euros en ayudas, que se repartirán a partes iguales entre préstamos y subvenciones. Por este dinero también pujará Basquevolt, compañía vasca que aspira a desarrollar y fabricar una batería de estado sólido que revolucione el mercado de vehículos eléctricos, con un aumento notorio de la autonomía de estos y una sensible bajada de los costes. La compañía desistió de los 4,77 millones que recibió entre préstamos y subvenciones en la línea B del Perte VEC II por considerarlo una cantidad insuficiente, en una información adelantada por El Economista. La empresa confirma a este periódico que renunció a esa cantidad para volver a presentarse en esta nueva edición con la intención de optar más, un dinero que destinará a su proyecto de I+D. Por su parte, Basquevolt no tiene pensado volver a presentarse a la línea de baterías, ya que quedó satisfecha con los fondos recibidos en el segundo Perte VEC, que ascendieron a casi 14,7 millones, según confirma la empresa a este periódico.

A los fondos de la nueva línea aspirará probablemente también Gestamp, compañía que puede presentar más proyectos tras los seis que ya tienen una resolución provisional en la línea B del segundo Perte. En conjunto, a todos los proyectos de Gestamp se les han asignado algo más de 34,1 millones de euros, según la información que pone a disposición el ministerio de Industria. A esta cantidad hay que sumar el incremento que se llevarán tres de los proyectos presentados por Gestamp, que Industria cifra en 10 millones de euros, aunque esa información aún no se ha publicado en la web del ministerio.

Por su parte, el fabricante chino de coches Chery y su socio español EV Motors (matriz de la marca Ebro) también se presentarán a los Perte VEC en busca de la máxima cantidad de ayudas públicas posible para su producción de vehículos eléctricos en las instalaciones de la antigua Nissan Barcelona. En este sentido, el Hub Tech Factory, propiedad de EV Motors, también se benefició en la resolución definitiva de la línea B del Perte VEC II con 24 millones de euros para un nuevo proceso de pintura en la planta.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Manu Granda
En la actualidad cubre la industria del automóvil en la sección de Empresas. Previamente pasó por el área de Economía, donde escribió de laboral. Como 'freelance', cubrió la temporada de incendios del verano 2019-2020 en Australia para EL PAÍS. Es graduado en periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y cursó el Máster de periodismo de EL PAÍS.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_