_
_
_
_

Greystar comprará a Bain Capital la mayor cartera española de ‘flex living’ por 400 millones

El fondo estadunidense se hará con 2.800 plazas en construcción de Node, de las que las primeras 888 las recibirá el próximo mes

Alfonso Simón
Edificio de Node en Madrid.
Edificio de Node en Madrid.Cedida por la empresa.

Se está apunto de firmar una de las grandes operaciones del mercado inmobiliario para 2024. Y la mayor en el segmento del flex living, esas viviendas en alquiler que cuentan con servicios para sus inquilinos y que tienen contrato de duración de hasta 12 meses. Bain Capital ha protagonizado un movimiento muy ágil, ya que se va a desprender de 2.800 plazas que todavía están en construcción, y mucho antes de lo previsto, ante la oferta de 400 millones de euros realizada por el fondo estadounidense Greystar, que se consolida, por su parte, como actor relevante porque ya dispone en España de su propia plataforma llamada Be Casa, confirman fuentes conocedoras del proceso.

Bain comenzó en los últimos años a desarrollar una cartera de viviendas de flex living en España, para lo que se asoció como socios minoritarios con la promotora Momentum, que ejercía de gestor de la construcción, y con Node, plataforma británica de soluciones habitacionales y fundada por el canadiense Anil Khera y el español Esteve Almirall. En conjunto, en la actualidad, están levantando cuatro de estos inmuebles.

El primero de ellos está situado en el municipio madrileño de Alcobendas. Se trata de un edificio de 21 plantas que puede albergar a 888 personas y que empezará a operar entre julio y agosto. Ese será el primer desembolso de Greystar. Tras ese inmueble, llegará el hub de Carabanchel, el más grande de la compañía, ya que contará con 1.059 plazas y abrirá sus puertas este invierno. El penúltimo será el de Barakaldo, con 640 plazas y cuya apertura está fijada para el verano de 2025, mientras que el último estará situado en Sant Cugat del Vallés (Barcelona), también muy bien conectado en transporte público con Barcelona, que contará con una capacidad alojativa cercana a las 400 plazas y que podría estar disponible a finales de 2025. En total, Greystar deberá abonar los citados 400 millones según se vayan finalizando los edificios de Bain.

Esta operación se ha podido concretar después de que Bain Capital encargara al banco Eastdil Secured un proceso para refinanciar los proyectos de construcción de Node. En ese trabajo, aparecieron ofertas por comprar los activos en desarrollo, como la de Greystar. Bain declinó hacer comentarios.

Greystar se ha convertido en un actor muy relevante de soluciones para el alquiler. La promotora Momentum, junto al fondo estadounidense King Street Capital Management, construyó 2.500 apartamentos, que vendió en 2022 al fondo Greystar en una operación que rondó los 300 millones y que supuso la creación de la plataforma Be Casa. Además, Greystar se hizo en 2023 con el 55% de una sociedad conjunta con la promotora Vía Célere para desarrollar 2.400 viviendas en alquiler.

Por su parte, Bain, además de su entrada en el proyecto de Node en España, es socio principal de la promotora Habitat, una de las más relevantes del sector, rescatada por este fondo estadunidense del concurso de acreedores.

Cómo es el sector del ‘flex living’

El flex living, tal como lo conoce el sector inmobiliario, se trata de una solución habitacional fuera de la Ley de Arrendamientos Urbanos, ya que opera sobre suelos terciarios (no residencial) bajo la fórmula de hospedaje. Tiene duración de menos de un año y dispone de un componente fuerte de servicios ligados a la vivienda. Una de las ventajas de este tipo de vivienda es que se construye en suelo terciario, que es más barato que el residencial.

Actualmente, en operación, la empresa con más plazas en este mercado es Be Casa (Greystar), con alrededor de 2.500 camas, según un reciente estudio de la consultora inmobiliaria JLL. Le sigue Livensa Living, del fondo canadiente Brookfield, con más de 1.500 apartamentos.

Entre los grandes operadores por proyectos se encuentra The Flexy Living, de la gestora Stoneshield liderada por Juan Pepa y Felipe Morenés, con la intención de construir más de 3.500 plazas. Otro de los operadores en crecimiento son Smart Renta, Kora o Flipco.

Un informe presentado hace 10 días por JLL detectó proyectos por valor de 2.500 millones de euros como mínimo y hasta 4.000 millones como máximo para este tipo de alquiler de corto y medio plazo. “En el mercado de flex living en Europa somos pioneros, junto a Holanda y Reino Unido”, señaló entonces Juan Manuel Pardo, director de residencial de JLL, que lo vincula a la necesidad de vivienda en el país. “Madrid es la que tira del carro”, aseveró Pardo sobre la ubicación de estos proyectos. En esta región existen 6.000 pisos de este tipo (de un total de 11.000 en el país) y una proyección de otros 16.000 para el futuro próximo.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Alfonso Simón
Graduado en Economía y máster de Periodismo UAM / EL País. En Cinco Días desde 2007. Redactor especializado en información empresarial, especialmente sobre el mercado inmobiliario, operaciones urbanísticas y, también, sobre la industria farmacéutica y compañías sanitarias.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_