_
_
_
_

La caída de márgenes de Renfe por la guerra de precios con Ouigo e Iryo preocupa a S&P

La entidad otorga una nota de ‘BBB’ a la operadora pública y no espera un lastre en la rentabilidad por los traspasos de Cercanías al País Vasco y Cataluña

Javier F. Magariño
Dos trenes de alta velocidad de Renfe en la estación madrileña Puerta de Atocha.
Dos trenes de alta velocidad de Renfe en la estación madrileña Puerta de Atocha.Pablo Monge

La agencia de calificación Standard & Poor’s (S&P) ha puesto cifras a la esperada caída de márgenes de Renfe por la batalla comercial que libra en la alta velocidad con los entrantes Ouigo e Iryo. La entidad señala, en un informe hecho público este miércoles, que el margen de ebitda ajustado de Renfe Operadora rondará una horquilla del 10% al 12% entre 2024 y 2025, lo que contrasta con el 20% de 2017 y 2018.

El presidente de Renfe, Raül Blancó, reconoció la semana pasada en un acto público su preocupación por la caída en la rentabilidad de los servicios comerciales y subrayó que la presencia de pulmón público en los dos competidores, con la francesa SNCF detrás de Ouigo, y de Trenitalia en el accionariado de Iryo, está motivando que la guerra de precios se prolongue más de lo normal.

El grupo presentará pérdidas en 2023, y su ebitda rondará los 300 millones, a pesar de elevar sus ventas a 4.023 millones y de haber registrado un récord de viajeros en alta velocidad y demás servicios comerciales, con más de 31 millones el año pasado. “En otras circunstancias el margen sería enorme”, aseguró Blanco.

S&P, que otorga una calificación de alta solvencia crediticia a Renfe, con una nota ‘BBB’ y perspectiva estable, sostiene que el ebitda cosechado por los servicios comerciales se resentirá alrededor de un 5% en 2023, respecto al del año anterior, y estará un 15% por debajo del declarado en 2019. La agencia llama la atención sobre este punto a la vista de que Renfe debe a los servicios de alta velocidad y larga distancia más de un tercio de su negocio, mientras que hasta un 60% depende de unas obligaciones de servicio público (OSP) por las que el Estado cubre el déficit operativo sin ofrecer remuneración alguna al operador. De hecho, S&P echa de menos que las OSP ofrezcan un rendimiento, como en otros mercados europeos, para facilitar la modernización y optimización de la empresa.

El informe recupera información de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que se sostiene que los ingresos medios por viajero y kilómetro operado cayeron en el tercer trimestre de 2023 allí donde hay competencia: un 34% en el corredor Madrid-Barcelona, bajaron un 49% en el Madrid-Valencia y lo hicieron un 30% en el eje Madrid-Valencia en un contexto de fuerte aumento de la demanda.

El análisis de S&P también se refiere a los esperados traspasos de las Cercanías catalanas y vascas a los respectivos gobiernos regionales, lo que debería tener un efecto neutro en el ebitda de Renfe. De hecho, se observa que podría ser positiva una reducción del gasto de capital previsto para los próximos años. Tampoco se espera impacto por la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado.

Las estimaciones de S&P son optimistas en lo que toca a los ingresos comerciales, donde Renfe suma las operaciones en Francia hacia Lyon y Marsella, o la esperada entrada en operación de los nuevos trenes de alta velocidad pedidos a Talgo. La operadora pública planea expandir los servicios de bajo coste Avlo para plantar cara a las citadas Ouigo e Iryo.

Respecto a la evolución de las principales métricas de Renfe Operadora, el informe apunta a ingresos por 4.514 millones este año, que subirían hasta los 5.105 millones en 2027. El ebitda previsto para este ejercicio es de 368 millones, ascendiendo a 727 millones en 2027. Y la deuda debería pasar de unos 6.100 millones a 7.650 millones de euros de la mano de la inversión en curso de más de 4.000 millones en trenes esencialmente de Cercanías. Estos se irán pagando con cargo a una subida en la subvención estatal que cubre la prestación de los servicios públicos de Cercanías y Media Distancia. El ratio de deuda frente al ebitda tenderá a moderarse del un múltiplo de 16,6 a 10,5 veces en 2027.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Javier F. Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_