_
_
_
_

Aena dispara su objetivo a 310 millones de viajeros en 2026 y espera un 20% más de ebitda

El operador aeroportuario actualiza su plan estratégico y avanza que la inversión prevista para el ciclo 2027-2031 doblará la del actual quinquenio regulado, rondando los 1.000 millones anuales

Aeropuerto de El Prat
Viajeros en los filtros de control de equipaje del aeropuerto de Barcelona-El Prat.Gianluca Battista
Javier Fernández Magariño

La dirección de Aena se ha reunido esta mañana con inversores y analistas, posteriormente con los medios de comunicación, para presentar una actualización de plan estratégico 2022-2026 en la que se recoge mayor expectativa de tráfico; la esperada escalada del negocio comercial; el reto de incrementar un 20% el ebitda hasta el cierre del periodo, o el pago de dividendos equivalentes al 80% del beneficio anual. El buen comportamiento del tráfico de viajeros en 2023, con un récord de 283 millones en la red española de aeropuertos (un 2,9% más que en 2019), y la creciente reserva de capacidad por parte de las aerolíneas para la próxima temporada de verano, han llevado a Aena a ponerse mayores metas respecto al guion presentado en noviembre de 2022. Entonces, los estragos causados por el Covid 19 aconsejaban máxima cautela. El tráfico esperado para este 2024, con un verano en el que la programación de asientos es un 7% superior a la del año pasado, salta de los 288 millones de pasajeros marcados inicialmente en el documento a los 294 millones tras la corrección al alza.

La estimación para 2025 es de 300 millones de viajeros, hito que se adelanta un año, y el periodo que abarca el plan debería concluir con 310 millones de viajeros. El gestor aeroportuario prevé atender a un millón de usuarios al día en la totalidad de los aeropuertos que opera en todo el mundo para el referido 2026. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) había reclamado una actualización de las estimaciones de tráfico en España a la vista del comportamiento de la demanda.

Tal nivel de actividad y nuevos requisitos operativos y de seguridad, según anticipa la empresa que preside Maurici Lucena, merecerá un importante salto en la inversión. Para el quinquenio regulado 2027-2031 Aena piensa ya en doblar el actual nivel de 450 millones de media anual en los activos regulados. El plan de inversiones, que será recogido en el tercer Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA III), comenzará a diseñarse en 2025 y se tratará con las aerolíneas en 2026.

La inversión regulada en la red de aeropuertos es de los citados 450 millones anuales en el actual DORA 2, pero Aena sube a 583 millones en inversión total, hasta los 2.900 millones entre 2022 y 2026. Las nuevas cifras podrían superar los 1.000 anuales entre 2027 y 2031. Las inversiones en el negocio regulado de Aena se recuperan y remuneran a través de las tarifas que recaudan las compañías aéreas de los viajeros, lo que hace obligatoria la negociación de cada una de las mejoras de calado. La dirección afirma que ha empezado ya con el análisis de las necesidades en la red española de aeropuertos.

Como ya señaló el presidente Lucena en la presentación de resultados al cierre de 2023, los accionistas seguirán repartiéndose, en forma de dividendos, el 80% de los beneficios obtenidos. La estimación económica ofrecida esta mañana es la de mantener el margen de ebitda en el entorno del 59% (antes el reto era llegar al 55%), al tiempo que se han despejado del horizonte nuevos gastos tras la contratación de algunas de las partidas esenciales, como la de seguridad hasta 2028, o la de limpieza hasta 2026 en Barajas y El Prat. Para 2026, Aena espera haber incrementado en un 20% el ebitda declarado en 2023.

En la parte de los ingresos, el gestor aeroportuario fía otra parte de su futuro crecimiento a una mejora del 48% en las ventas comerciales en 2026, frente a los obtenidos ante de la pandemia, por el alquiler de tiendas, restaurantes, concesión de aparcamientos, etcétera. Esta escalada en el negocio no regulado más que dobla el alza del 23% prevista en el plan estratégico original, mientras que el ingreso comercial por viajero debería arrojar un aumento del 32%, desde el 12% que Aena pedía a este negocio cuando presentó su hoja de ruta.

El camino en busca de este desarrollo comercial está ya trazado: Aena tiene adjudicadas las tiendas libres de impuestos, completó 80 adjudicaciones relacionadas con la restauración entre 2022 y 2023, y ha firmado 200 contratos relacionados con el arrendamiento de tiendas. Sus rentas mínimas garantizadas anuales (RMGAs) son ahora un 20% superiores a las de 2019, y la compañía avanza esta mañana que espera una subida hasta el 46% en 2026.

Otro pilar comercial por desarrollar es el de los planes inmobiliarios. Con unos ingresos superiores en un 34% a los de 2019, en el área inmobiliaria se espera haber adjudicado una cuarta parte de la superficie (325 hectáreas) en la Ciudad Aeroportuaria de Madrid-Barajas, mientras que los proyectos en Barcelona-El Prat dependen de que salga adelante el plan de ampliación.

Respecto al negocio aeronáutico no regulado, el régimen transitorio que protege un incremento tarifario máximo interanual del 0% concluye en 2025, lo que ofrecerá mayor margen a Aena desde el punto de vista de los ingresos regulados.

En el terreno de la lucha contra el cambio climático, Aena pretende alcanzar el objetivo de las cero emisiones netas con diez años de antelación a lo previsto en su Plan de Acción Climática, pasando de 2040 a un ambicioso horizonte de 2030. El sector aeroportuario sigue apostando por llegar a esa meta en 2050.

Aena sigue aspirando a cosechar un 15% de su ebitda total con las operaciones fuera de España en 2026, desde el 6,7% de 2023. Para ello sería necesaria la adquisición de nuevos aeropuertos. Más allá del análisis de cualquier oportunidad, la empresa aumentará la capacidad de Londres-Luton de 18 a 19 millones de viajeros. En Brasil, por su parte, han concluido las inversiones obligatorias en los seis aeropuertos del Nordeste y, a lo largo del último trimestre de 2023 Aena tomó el control del Bloque de Once Aeropuertos de Brasil (BOAB), entre ellos el de Congonhas, en Sao Paulo, el segundo con mayor tráfico de pasajeros de Brasil. En total, Aena gestiona ya el 20% del tráfico aéreo de Brasil.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_