_
_
_
_
_

Comprar un coche viejo, usarlo unos meses y venderlo más caro: la loca espiral del mercado de ocasión

Desde fines de 2019 el precio medio de los vehículos de segunda mano se encareció casi un 40%, muy por encima de la inflación

Precios vehículos de ocasión Gráfico
Belén Trincado Aznar
Manu Granda

Marcos Sánchez está tanteando el mercado de segunda mano en portales de compra venta para ver cuánto dinero puede obtener por un Audi A3 del 2005 que compró en agosto de 2021. “Calculo que puedo sacar fácil por él unos 5.000 euros”, explica este joven madrileño, que ha comprado y vendido dos coches de segunda mano desde 2020 y a ambos les sacó un considerable margen de beneficio. El primero fue un Volkswagen Polo tan viejo que lo compró por apenas 400 euros, pero que un año después vendió por 650; y el segundo, un Kia, que adquirió por 750 y nueve meses después vendió por 1.150. Respecto a su actual Audi, que compró por 3.200, Sánchez ha visto en la app Wallapop que el mismo modelo y año con más kilómetros que el suyo se oferta entre 6.000 y 7.000 euros. “Siendo optimista podría pedir 7.000 por él, pero de un modo realista, si lo quiero vender rápido, debería pedir unos 5.000 euros para así sacarle en torno a 2.000 de beneficio”, añade.

El suyo no es un caso aislado, sino una situación generalizada en los últimos años por el incremento vertiginoso de los precios en el mercado de coches de segunda mano tras el fin del confinamiento provocado por la pandemia de Covid-19. Según datos del último barómetro trimestral elaborado por Ganvam, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos, y el portal Coches.com, en 2019 el precio medio del vehículo de ocasión cerró en 13.560 euros. Solo cuatro años después, el estudio marca que la media de todo el mercado de ocasión terminó 2023 en 18.900 euros, una subida del 39,4% respecto a 2019, muy por encima de la evolución de la inflación. El índice general del IPC en ese periodo fue del 15,5%, según el INE.

Fiebre por los coches más viejos

La subida es especialmente empinada en el caso de los coches más viejos, los que tienen más de 15 años, como los vehículos que compró y vendió Sánchez, que pasaron de costar una media de 2.699 euros en 2019, a 4.200 en el cierre de 2023, un 55,6% más. Estos vehículos más antiguos incrementaron sus ventas un 14,1% en los últimos dos años, con 781.971 comercializaciones el ejercicio pasado. Supuso, en volumen, el 40,3% del total de transacciones del mercado de ocasión, según datos de Faconauto, asociación que representa a los concesionarios, y la ya mencionada Ganvam. El peso de los vehículos más viejos en las ventas pone de manifiesto “las dificultades económicas que tiene el ciudadano medio para acceder a soluciones de movilidad eficientes”, según resumen ambas patronales.

Aun así, los incrementos de precios fueron generales en todo el mercado, lo que se explica por una razón fundamental: la falta de stock. Para entender esta carestía de oferta hay que ver la evolución del mercado de coches nuevos, es decir, las matriculaciones, que llevan cuatro ejercicios consecutivos por debajo del millón de entregas. De hecho, en 2020, 2021 y 2022, las ventas de vehículos nuevos no llegaron siquiera a las 900.000, cuando el mercado español solía moverse antes de la pandemia entre las 1,2 y 1,3 millones de unidades. Lo primero que contrajo el mercado de vehículos nuevos fue la crisis de microchips iniciada tras la pandemia, que imposibilitó a las fábricas responder a la demanda de los clientes una vez recuperada cierta normalidad tras el gran confinamiento.

“Nos encontramos con un mercado de usados en el que la falta de stock derivada de la crisis de los chips marcaba la pauta. Empresas y alquiladoras, como no podían renovar sus coches por los retrasos en las entregas, retenían los vehículos en su flota más tiempo del habitual por las tensiones en la cadena de suministro y no inyectaban sus coches a la oferta del mercado de usados”, explica Fernando Miguélez, director general de Ganvam.

“Además, los particulares, al no tener el vehículo nuevo que habían comprado, no se desprendían del que ya tenían”, matiza por su parte Marcel Blanes, responsable institucional de otra plataforma de compraventa, en este caso Coches.net (esta compañía ofrece otros datos diferentes al de Coches.com y señala que la media de las ventas del mercado de ocasión se situó en los 20.311 euros al terminar 2023). Durante los peores momentos de la crisis de chips en 2022, los plazos de entrega de determinados modelos se alargaron, en algunos casos por encima de un año.

A esto se sumaba que los vehículos nuevos que sí se entregaban al cliente eran más caros, tanto por la falta de oferta como por el encarecimiento de las materias primas que elevó la factura de los fabricantes. Como el mercado de nuevos se encareció y, encima, la disponibilidad de vehículos era escasa, muchos particulares se fueron al mercado de ocasión produciendo un incremento de precios en este. Cabe señalar que, mientras el precio de los vehículos tanto nuevos como viejos no paraba de crecer, las automovilísticas dispararon sus márgenes y en varios casos obtuvieron resultados récord, a pesar de que sus ventas se contrajeron.

Los vehículos de menos uso se encarecieron un 36%

Luego están los coches casi nuevos y, en este segmento, los vehículos con menos de un año desde su matriculación se encarecieron ligeramente, por debajo de la media, pero con fuerza: un 36,1% de subida respecto a 2019. A su vez, los de uno a tres años lo hicieron un 25,7%, según el barómetro de Ganvam y Coches.com.

Este último fue el caso de Carlos Gutiérrez, que compró un Volkswagen Golf usado por 11.000 euros en verano de 2020 y lo vendió un año después por unos 13.000. Otro caso es el de Elisa A. G., que adquirió un coche de los conocidos como kilómetro cero (tienen muy poco uso, pero no se les puede decir nuevos porque ya están matriculados), por 19.500 euros en octubre de 2020. En verano de 2023, cuenta, quiso venderlo y se lo ofreció a un portal especializado que le prometía que podía venderlo en torno a 22.000 euros, aunque no era seguro. Otra opción era dejárselo a esa plataforma a cambio de que esta le pagase por él 18.500 euros en el momento. La ventaja es que esto era una venta inmediata para la dueña, mientras que con la primera opción se arriesgaba a no venderlo. Finalmente, Elisa A. G. trató de venderlo por su cuenta.

“Estuve negociando con un comprador particular por 22.500 euros, pero finalmente no se dio. Después, en octubre de 2023 decidí dárselo a una compañía de compraventa de coches de segunda mano que me dio 18.100 euros en el momento”, explica Elisa A. G. que, asegura, si hubiese dedicado más tiempo a la venta del coche, probablemente lo hubiese vendido por encima del precio en el que lo adquirió en 2020.

Otro actor importante a tener en cuenta en el encarecimiento general del mercado de ocasión es la entrada paulatina en él de coches con etiqueta ECO o Cero, es decir, híbridos, híbridos enchufables y eléctricos, que son notablemente más caros que los de combustión tradicional. Esto hace que la media de los coches más nuevos se encarezca sensiblemente, pasando de los 21.490 euros de 2019 a los 29.250 en los que cerró el año pasado.

Madrid, la que más matricula, y Andalucía, la que más coches usados compra

En el mercado de coches de ocasión y de nuevos hay una gran diferencia entre autonomías. Así, en las matriculaciones, la que más ventas registra es la Comunidad de Madrid, con una cuota de mercado del 43,4% en 2023, según datos de Anfac, la patronal española de fabricantes de coches. En total, la región matriculó 411.824 coches nuevos el año pasado frente a los casi 90.000 de Andalucía, la autonomía más poblada del país.

Esta última, en contraste, toma la delantera en el mercado de ocasión, con 354.311 transacciones, dejando a Madrid en segundo lugar, con 295.276 ventas, según Ganvam y Coches.com. Esta situación se puede explicar por el menor poder adquisitivo de Andalucía (con una renta media por persona en 2022 de 10.703 euros, según el INE) respecto a Madrid (15.695 euros de renta media por persona), lo que hace que en la primera los conductores opten en mayor medida por el mercado de ocasión.

También hay una notoria diferencia en la evolución de precios entre comunidades. Según los datos del barómetro, La Rioja, Murcia y País Vasco fueron las zonas donde más se encareció el coche de segunda mano en el último año, con aumentos del 22,1%; 13,1% y 9,9%, respectivamente, entre finales de 2023 y diciembre de 2022.

“La diferencia de precios por provincias y comunidades se debe a que en aquellas regiones en las que hay menos stock, la entrada de vehículos jóvenes hizo que el aumento de la media se notara más”, explica Blanes de Coches.net, portal para el que Murcia fue la que lideró el incremento de precios en 2023 con una subida del 16,4% interanual.

El diésel reina entre los de segunda mano

Todos los estudios del mercado de segunda mano del automóvil coinciden en que el diésel es la motorización dominante en el vehículo de ocasión. Así, el 55,3% de las transacciones en 2023 fueron de vehículos con motorizaciones de gasóleo, frente al 37,2% de gasolina, según Ganvam y Faconauto. Esta estadística se invierte al hablar de matriculaciones, ya que el diésel ha ido perdiendo peso continuamente en los últimos años, hasta llevar al diésel a una cuota de mercado de apenas el 12,5% el año pasado, apenas por encima de los coches electrificados (incluye eléctricos e híbridos enchufables) con un 12% de las ventas.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Manu Granda
En la actualidad cubre la industria del automóvil en la sección de Empresas. Previamente pasó por el área de Economía, donde escribió de laboral. Como 'freelance', cubrió la temporada de incendios del verano 2019-2020 en Australia para EL PAÍS. Es graduado en periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y cursó el Máster de periodismo de EL PAÍS.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_