_
_
_
_

El segundo día de paro en el ‘handling’ de Iberia avanza con un 80% de puntualidad y 317 vuelos operados

El seguimiento era del 15,9% hasta las 18.30 horas del sábado frente al 15% de la tarde del viernes

Javier Fernández Magariño
Miembros de CC OO y UGT ayer en la T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas.
Miembros de CC OO y UGT ayer en la T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas.Pablo Monge

Segundo asalto en la contienda de cuatro días de huelga en los servicios de tierra (handling) de Iberia. Con la mayor parte de la plantilla obligada a acudir a los aeropuertos, en atención a los servicios mínimos decretados por el Ministerio de Transportes, el paro en Iberia Airport Services arrancó ayer viernes con un seguimiento discreto e incidencias que la aerolínea sorteó sin grandes dificultades, más allá de centenares de maletas apiladas en distintos aeropuertos. En el inicio de esta segunda jornada la movilización era del 14,2% hasta las 13.00 horas entre quienes estaban llamados al puesto de trabajo sin orden de servicios mínimos, aunque ese porcentaje se elevó hasta el 15,9% de los trabajadores hasta las 18.30 horas, siempre según los datos aportados por la propia aerolínea. La puntualidad de los vuelos bajó al mediodía hasta el 80%, según la información facilitada por Iberia, desde el 88% del cierre de ayer y prosiguió su tendencia a la baja hasta llegar al 77% a última hora de la tarde del sábado.

La empresa indicó que para este sábado el grupo de aerolíneas (Iberia, Iberia Express y Air Nostrum) ha programado 456 vuelos, de los que ya se habían operado 317 a las 18.30 horas. Iberia confirmó haber solucionado la devolución del equipaje que tuvo que viajar ayer por carretera entre Bilbao y Madrid al no ser embarcado en los primeros vuelos de la mañana en el aeropuerto vasco. También están entregadas la mayoría de las 400 maletas que se quedaron en tierra en Barcelona y que partieron en aviones con posterior salida. Más difícil está resultando gestionar el equipaje en Canarias. En el aeropuerto de Gran Canaria, señalan fuentes sindicales, se apilan cerca de un millar de maletas que no llegarán a destino junto a sus dueños. De hecho, están partiendo vuelos de Iberia y Vueling con las bodegas vacías, según informa Canarias 7.

Las esperas ante los mostradores de facturación, tanto de Iberia como de Vueling, son algo más largas de lo habitual, como pudo apreciarse ayer en Bilbao o en Ibiza. En este último aeropuerto, según estimación del sindicato USO, llegaron a formarse esperas de cerca de una hora.

Precisamente el de Bilbao fue el aeropuerto con mayor respuesta de la plantilla en el primer día, con un 75% de seguimiento (sobre una base menor de empleados), secundado por el personal de Palma de Mallorca (40%), Málaga (25%) y Alicante (25%). Sorprendió la baja movilización en Barcelona-El Prat (6%). En todos ellos está en juego la subrogación del personal una vez que Iberia ha perdido las licencias en esas plazas para ofrecer su handling a terceros.

La dirección de la aerolínea calificó de “excelente” la respuesta inicial a esta crisis. La erosión a la compañía por el conflicto del handling ya se había producido días atrás con la cancelación de 440 vuelos de las aerolíneas del grupo Iberia entre los días 5, 6, 7 y 8. Además, Iberia Airport Services atiende a otras 90 aerolíneas en todo el país que también sufren el efecto de la protesta.

El paro, hasta las 24:00 horas del lunes, tiene lugar después de que la empresa y los sindicatos UGT y CC OO no alcanzaran el jueves acuerdo alguno respecto al futuro de los 3.000 trabajadores afectados por la citada pérdida de permisos por parte de Iberia Airport Services en ocho grandes aeropuertos. En principio, esos efectivos deben cambiar de empresa, hacia las ganadoras de las licencias.

Abiertos al diálogo

Pese a reconocer que las posiciones están alejadas, las partes en el conflicto volvieron a abrir la mano al diálogo. El director corporativo de Iberia, Juan Cierco, reiteró que “la huelga es inexplicable, ya que todos los puestos de trabajo, condiciones salariales y extrasalariales y beneficios sociales, están garantizados de por vida por el V Convenio del sector gracias, precisamente, al trabajo realizado estos años por los propios sindicatos que ahora convocan huelga”.

Los representantes de los trabajadores demandan que Iberia realice el autohandling a las compañías del grupo IAG, tal y como permite la normativa. Con ello, se quedarían en la casa más de 2.000 de los empleados afectados, especialmente en bases como las de Barcelona, Palma de Mallorca o Bilbao, donde Vueling, del grupo IAG, tiene fuerte presencia. De momento, Iberia descarta esa salida al no verse competitiva en costes una vez que pierde las sinergias de trabajar para otras aerolíneas en aeropuertos como los citados y los de Málaga, Alicante, Gran Canaria, Tenerife Sur e Ibiza. Tras el concurso de las licencias de Aena, fallado el 26 de septiembre, la empresa líder desde hace años solo ha retenido su plaza en Madrid-Barajas entre los mayores aeropuertos. En Madrid cuenta con más de 2.000 efectivos y el seguimiento el viernes allí fue cercano al 13%.

Iberia se queja de que “los sindicatos que exigen el autohandling son los que se han manifestado en reiteradas ocasiones en contra de este proceso porque, en su opinión, pervierten el sentido de los repartos de las licencias, acortando el negocio para las empresas adjudicatarias”, explicó Cierco.

Los 3.000 empleados que tendrán que cambiar de empresa, de un total de 8.000 en el handling de Iberia, pasarían a grupos como Menzies y Aviapartner, que emergen tras el concurso de Aena. Las fuerzas sindicales temen la pérdida de derechos consolidados, así como la salida de la empresa con el que es considerado el mejor convenio del sector. También se critica lo que entienden como una segregación del negocio del handling.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.

Más información

Archivado En

_
_