_
_
_
_
_

La marca Volkswagen prepara despidos por las bajas ganancias

El director de la firma, Thomas Schäfer, asegura que “el negocio como de costumbre no será suficiente sin recortes significativos”

El consejero delegado de la marca Volkswagen, Thomas Schaefer.
El consejero delegado de la marca Volkswagen, Thomas Schaefer.SUMAYA HISHAM (REUTERS)

La marca de coches Volkswagen está preparando despidos para reducir gastos y mejorar su rentabilidad. “El ‘negocio como de costumbre’ no será suficiente sin recortes significativos”, ha asegurado Thomas Schäfer, consejero delegado de la firma automovilística a los representantes sindicales en Wolfsburgo, ciudad alemana donde se encuentra la sede del grupo al que esta marca da nombre. “Tenemos que abordar los problemas críticos, incluido el personal”, ha afirmado el directivo. Estas informaciones llegan pocas semanas después de que Volkswagen anunciase que paralizaba la contratación en sus fábricas germanas.

El grupo, que empezó a electrificar su gama a través de la marca VW, aumentó sus entregas de eléctricos hasta septiembre un 45%, gracias en gran medida a su desempeño en Europa, pero sus matriculaciones en China (el mayor mercado del mundo) son preocupantes: apenas avanzó un 4% en los nueve primeros meses del año. En total, el consorcio ha comercializado 531.500 coches eléctricos hasta septiembre. El próximo año se antoja difícil para Volkswagen, debido a la intensa presión en varios mercados y pedidos por debajo de las expectativas.

La competencia no es solo con Tesla, el principal fabricante de coches eléctricos del mundo, que ha puesto en marcha una agresiva reducción de precios que VW no ha podido seguir, sino también las marcas chinas que empiezan a colonizar Europa con un aluvión de modelos eléctricos a precios competitivos. A esto se suma la competencia con el segundo mayor fabricante del Viejo Continente, Stellantis, que está lanzando al mercado coches eléctricos baratos, como el Citroën C3 eléctrico que saldrá a la venta por debajo de los 25.000 euros sin ayudas públicas.

Oliver Blume, consejero delegado del grupo alemán, tiene como objetivo aumentar la rentabilidad de la firma VW hasta una ganancia sostenida de alrededor de 10.000 millones de euros en 2026. Hasta septiembre de 2023, el conjunto del consorcio alemán (que cuenta con marcas de una gran rentabilidad como Porsche) obtuvo un beneficio operativo de 16.241 millones, un 4,9% menos que en el mismo periodo de 2022.

En el caso de la marca VW, esta necesita reducir los costos administrativos excesivos y hacer que sus fábricas sean más productivas, según Schäfer, quien ha agregado que debería de alcanzarse un acuerdo sobre las medidas necesarias antes de final de año. “No estamos obteniendo suficientes beneficios con nuestros coches como para financiar la transformación y nuestro futuro con nuestros propios recursos”, ha asegurado el directivo. “Otros fabricantes cerrarían plantas en tal situación”, ha añadido Schäfer.

Se espera que la compañía dé más detalles en una asamblea de trabajadores el próximo 6 de diciembre. Gunnar Kilian, miembro de la junta responsable de personal, ha dicho en el mismo evento que Volkswagen debe hacer el máximo uso posible de la jubilación parcial y de otras opciones de jubilación en los próximos años.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_