_
_
_
_

El poder transformador del progreso compartido

Fundación La Caixa expone su modelo para hacer frente a la cronificación de la desigualdad

Foto de familia en CaixaForum Madrid con algunos de los protagonistas del documental Vidas contadas.
Foto de familia en CaixaForum Madrid con algunos de los protagonistas del documental Vidas contadas.Maximo Garcia de la Paz
Rafael Durán

A diferencia de otros países europeos, España no ha experimentado una reducción de la incidencia de la pobreza durante el periodo 2016-2020, según el informe Dinámica de la pobreza multidimensional en España y otros países europeos, elaborado por el Observatorio Social de la Fundación La Caixa y dado a conocer en un reciente acto en CaixaForum Madrid en el que, bajo el título Claves para el progreso social, la Fundación La Caixa expuso su modelo transformador para hacer frente a la cronificación de la desigualdad.

Se habla de pobreza multidimensional porque la pobreza es algo más que la mera falta de dinero, ya que una persona pobre puede sufrir múltiples desventajas al mismo tiempo. Este concepto aporta una imagen más completa, pues revela quiénes son pobres y la manera en que lo son. Para España, la incidencia de la pobreza multidimensional asciende a alrededor del 15% y apenas cambió durante el periodo 2016-2020. Sin embargo, otros países con incidencias inicialmente más altas (como Portugal o Grecia) o similares (como Polonia o Hungría) experimentaron reducciones de hasta 5 puntos porcentuales.

El estudio, que analiza más de 20 países europeos durante esos cuatro años, concluye que las personas pobres en España tienen mayor riesgo de enfrentar nuevas carencias (como hacinamiento, bajo sueldo, baja intensidad en el trabajo o mala salud) y menor probabilidad de dejar de sufrir las carencias que ya tienen, en comparación con las personas que no son pobres. La investigación abre, no obstante, una ventana al optimismo, pues determina que los programas de políticas, bien coordinados, pueden desempeñar un papel fundamental para ayudar a superar la interrelación de las distintas privaciones.

Con el objetivo de construir una sociedad más justa que dé oportunidades a quienes más lo necesiten, la Fundación La Caixa, primera fundación de España y una de las más grandes del mundo, impulsa el progreso social a través de diversos programas que tienen un poder transformador y un impacto duradero. Todo ello, para que personas en situación de vulnerabilidad puedan desarrollar su potencial, capacidades y talentos.

Los datos visibilizan una realidad acuciante: en España, 2,4 millones de menores viven en hogares por debajo del umbral de la pobreza, que equivale al 29% de los menores de 18 años. Además, el 28% de los jóvenes está en situación de desempleo. Por otro lado, se prevé que en 2050 las personas mayores representen el 36% de la población española. Hoy, casi 3 millones de personas mayores viven en situación de soledad y alrededor de 116.000 personas requieren atención psicosocial al final de la vida.

Buenas empresas

Antón Costas, presidente del Consejo Económico y Social, aseguró en la presentación del acto que “hay una nueva epifanía en la economía: sabemos que el progreso compartido no daña la competitividad, sino que, al contrario, es fundamento de una economía más dinámica e innovadora. Un progreso que tiene que estar basado en las buenas empresas y en los buenos empleos”.

Elisa Durán, directora general adjunta de la Fundación La Caixa, destacó que “impulsamos desde nuestros inicios, hace casi 120 años, una filantropía colaborativa con todos los agentes del territorio para anticiparnos a las necesidades sociales. Conscientes de la responsabilidad que tenemos, trabajamos con eficiencia y el rigor para que esta labor compartida tenga un impacto real y transformador en la vida de las personas”.

Marc Simón, subdirector general de la fundación, explicó la metodología con la que trabaja la entidad, que ha permitido extender sus programas a todas las provincias españolas tejiendo redes de la mano de un millar de entidades sociales e instituciones: “Con el objetivo de poder llevar a cabo una acción social duradera en todas las provincias de España, es importante medir el impacto de las intervenciones. Primero identificamos la necesidad, aplicamos metodologías científicas contrastadas y equipos cualificados. Y, por último, evaluamos el resultado de cada programa para, así, poder llegar al mayor número de personas posible a través de una sólida red de entidades e instituciones del territorio”.

En el encuentro en CaixaForum participaron algunos de los protagonistas del proyecto documental Vidas contadas: 14 historias de superación, que da voz a personas en riesgo de exclusión que comparten sus aprendizajes en positivo tras atravesar distintas situaciones de complejidad, desde su particular mirada y vivencia única. Este proyecto, dirigido a concienciar a la ciudadanía, muestra que es posible desarrollar capacidad y empoderamiento para salir de situaciones de vulnerabilidad mediante las intervenciones en red, junto con entidades e instituciones. Las 14 historias conformarán un calendario (una historia por mes, incluidos diciembre de 2023 y enero de 2025) –realizado por el fotógrafo Xavier Menós, becado del programa de Becas de la Fundación La Caixa–, que llegará a más de un millón de hogares españoles.

Acción social diferencial

Actuación en red. La Fundación La Caixa lleva a cabo una acción social en red con entidades e instituciones, para acompañar a las personas de forma integral durante distintos procesos vitales: de las edades más tempranas, ­con la crianza y el refuerzo escolar, a la etapa adulta, con formación y búsqueda de empleo, así como en la vejez, mediante actividades y proyectos para llenarla de significado, y con apoyo psicosocial y espiritual al final de vida, tanto a pacientes como a familiares.

Presupuesto. Este año la fundación cuenta con el mayor presupuesto de su historia, casi 540 millones de euros y un 60% (320 millones) se destina al desarrollo, expansión y consolidación de sus proyectos sociales: CaixaProinfancia (que acompaña a más de 62.000 niños y niñas en situación de vulnerabilidad y a más de 38.000 familias), Incorpora (que consigue cada año más de 45.000 contrataciones de personas en riesgo de exclusión), y el programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas (que atiende a más de 38.000 pacientes y 40.000 familiares). También desarrolla el programa de Personas Mayores, en cuyas actividades, impulsadas en los 629 centros que forman la red de centros propios y en convenio con las Administraciones, participan cerca de 300.000 personas mayores cada año; y las Convocatorias de Proyectos Sociales, con las que impulsa cerca de 1.500 iniciativas territoriales a través de las entidades.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Rafael Durán
Lleva más de una década a cargo de los temas de sostenibilidad en la sección de Buen Gobierno, tarea que compagina con la edición de CincoDías. Aterrizó en el periódico en el año 2000 y pasó una temporada en la sección de Opinión. Antes, en El Siglo de Europa y El Nuevo Lunes. Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid.

Archivado En

_
_