_
_
_
_
_

BBVA se lanza a la guerra hipotecaria con ofertas agresivas soterradas

El banco logra captar clientes de otras entidades en medio de un contexto de ralentización de la nueva producción crediticia

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç.
El consejero delegado de BBVA, Onur Genç.Pablo Monge

BBVA se ha lanzado a la guerra hipotecaria con ofertas agresivas soterradas. El banco pilotado por Caros Torres Vila está ganando clientes y cuota de mercado gracias a ofertas específicas para atraer a clientes de otras entidades y engrosar su cartera de crédito.

La banca en general está encontrando dificultades para producir nuevos préstamos debido al giro de política monetaria que dio el Banco Central Europeo (BCE) en julio del año pasado para iniciar una senda de continuas subidas de tipos de interés. El principal efecto de estas alzas (y buscado por el supervisor para rebajar los niveles de inflación) es que la demanda ha caído drásticamente en los últimos meses.

En ese escenario, fuentes financieras explican que la banca está librando una pugna para captar clientes de otras entidades. En realidad, reconocen que es un proceso habitual que se ha producido siempre, pero que se ha intensificado en los últimos meses debido a ese estancamiento de la nueva producción crediticia.

De esta forma, se está produciendo un juego de ofertas y contraofertas. Un cliente con hipoteca puede recibir una mejor oferta para cambiar de entidad y el banco de origen se ve forzado a realizar una contrapropuesta con mejoras de las condiciones para tratar de retenerlo. Se trata de condiciones que están fuera del catálogo comercial y no se pueden consultar. En muchos casos se trata de acciones defensivas ad hoc para tratar de retener al cliente. Y según reconocen las mismas fuentes, BBVA está ganando en ese juego.

Los portavoces consultados de BBVA no confirman estas ofertas, pero tampoco las desmienten. “Nuestra oferta de hipotecas es competitiva y, además, ofrecemos un servicio muy ágil y digital a la hora de atender las necesidades de nuestros clientes. Gracias a esto estamos teniendo un buen comportamiento en la cuota de mercado de hipotecas”, explican.

Se da la circunstancia de que la banca española ofrece unos precios en las hipotecas más bajos que la mayoría de países de la Unión Europea. Según los datos que proporciona el BCE, al cierre de septiembre (últimas cifras disponibles), en España las hipotecas se comercializan a un tipo de interés medio del 3,85%, frente a una media europea del 4,03%.

También está muy por debajo del precio medio en Países Bajos (4,05%), Alemania (4,12%), Italia (4,21%) o Portugal (4,26%). De hecho, España es el quinto país europeo en el que las hipotecas se comercializan con los precios más bajos, solo por encima de Bélgica (3,73%), Croacia (3,54%), Francia (3,36%) y Malta (1,92%).

Presión comercial

Aunque con cada subida de tipos de interés las entidades han ido actualizando al alza los precios de hipotecas y préstamos al consumo, tanto el BCE como el Banco de España ha detectado que la política monetaria sólo se ha trasladado en una pequeña parte a los depósitos. Los bancos justifican esa escasa y en algunos casos nula remuneración a que los precios de los créditos son más baratos debido a la fuerte competencia en España que provoca una presión comercial por ofrecer tipos de interés más ajustados.

El propio consejero delegado de BBVA, Onur Genç, expresó durante la presentación de resultados de los primeros nueve meses del año que la fuerte competencia en el mercado español ha llevado a los bancos a ofrecer hipotecas con precios que no cubren el coste del producto. “La intensa competencia en España lleva a que el precio de las hipotecas estén por debajo de su coste. Las letras del Tesoro a 10 años cotizan a 3,87%. Si ves el precio de las hipotecas están por debajo de ese nivel. Entonces, si consideramos como referencia las letras del Tesoro, vendemos las hipotecas a pérdidas”, apuntó el banquero turco hace apenas dos semanas.

En los primeros nueve meses del año, BBVA obtuvo en España un resultado de 2.110 millones de euros, lo que supone un 62% más que en el mismo periodo del año anterior. Igualmente, aumentó el margen de intereses un 51%. Pero ese incremento de los beneficios y de los ingresos no vino acompañado de una mayor actividad comercial. La inversión crediticia se mantuvo plana, con un ligero descenso (-0,5%) respecto al cierre del ejercicio 2022 por las amortizaciones anticipadas y el desapalancamiento de las empresas.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Ricardo Sobrino

Graduado en filología italiana y en periodismo. Redactor de la sección Empresas especializado en información bancaria y finanzas. Canterano de CincoDías, se incorporó al periódico en verano de 2018.

Normas

Más información

Archivado En

_
_