_
_
_
_
_

Exxon ultima la compra de Pioneer por 57.000 millones, la mayor transacción de su historia

La operación generaría la mayor petrolera del oeste de Texas y Nuevo México

Una gasolinera Exxon en las afueras de Chicago, Estados Unidos.
Una gasolinera Exxon en las afueras de Chicago, Estados Unidos.

La petrolera estadounidense Exxon Mobil mantiene conversaciones encaminadas a la adquisición de su rival Pioneer Natural Resources, que podría cerrarse en torno a 60.000 millones de dólares (57.000 millones de euros) en lo que sería la mayor compra de la compañía desde la fusión en 1999 entre Exxon y Mobil.

Según ha adelantado el diario The Wall Street Journal, citando fuentes conocedoras no identificadas, la transacción podría anunciarse próximamente, aunque todavía no sería seguro al 100% que la operación llegue a concretarse. El periódico, que el pasado mes de abril ya informó de la existencia de contactos preliminares entre ambas empresas, destaca que la potencial compra de Pioneer, cuya capitalización de mercado ronda los 50.000 millones de dólares, daría a Exxon una posición dominante en la Cuenca Pérmica del oeste de Texas y Nuevo México, una región que el gigante petrolero considera parte integral de sus planes de crecimiento.

Exxon Mobil, que registró en 2020 el primer ejercicio en números rojos de su historia, al perder más de 22.000 millones de dólares (20.897millones de euros), registró por contra en 2022 un beneficio anual récord de más de 55.000 millones de dólares (52.242 millones de euros).

Así, de culminar la operación, un acuerdo con Pioneer uniría dos de las mayores superficies en la Cuenca Pérmica de Texas y Nuevo México. Exxon es, de lejos, el mayor productor de petróleo de la formación, con un una producción de alrededor de 1,2 millones de barriles por día, más que muchos países de la OPEP.

También, ampliaría el inventario de Exxon de productos de primer nivel en ubicaciones de perforación en la cuenca por décadas, proporcionando crudo de bajo riesgo mucho más allá de 2050 para alimentar su gigantesca refinería en la costa del Golfo. Las acciones de Pioneer subieron un 10% en las operaciones previas a la apertura del mercado, mientras que las de Exxon registraron un descenso del 1,8%.

“La lógica de la consolidación en el El esquisto del Pérmico sigue siendo atractiva, con ganancias significativas por ser economías de escala”, explicaron analistas de Citigroup, entre ellos Alastair Syme explicó que “esta combinación en particular creará el jugador más grande del Pérmico e, incluso con un acuerdo modesto, estimamos que puede generar un retorno positivo en inversión”.

La atención se centra también en cómo impactará en el futuro de Pioneer. El fundador y director ejecutivo de la compañía, Scott Sheffield, dijo en abril que planeaba retirarse a fin de año. Sheffield ha operado en el Pérmico desde la década de 1970 y se le conoce como el arquitecto del boom del esquisto que convirtió a Estados Unidos en una potencia petrolera.

Con más de 20 años al frente de Pioneer, Sheffield es uno de los CEO de mayor antigüedad de la industria petrolera estadounidense. Se curtió en la cuenca del Pérmico hace más de 40 años trabajando allí durante las décadas oscuras cuando las grandes empresas, incluida Exxon, abandonaron la zona para buscar el crudo de ultramar. Las innovaciones desarrolladas en los yacimientos de gas natural se adaptaron al petróleo alrededor de 2010, y Pioneer consiguió posicionarse bien para convertirse en uno de los los productores de más rápido crecimiento. Así, el CEO de Pioneer se jubilará después de haber construido un gigante de esquisto, según informa Bloomberg.

Por su parte, Exxon ha estado buscando oportunidades de compra en el mercado durante años, pero ha tenido problemas con el tiempo. Sus finanzas se vieron afectadas durante la pandemia cuando los precios del petróleo se desplomaron y a medida que aumentaba el gasto de capital en grandes proyectos globales, la petrolera se vio obligada a pedir prestados miles de millones de dólares para pagar a sus accionistas los dividendos comprometidos.

Después de reducir el gasto, recortar costes y cosechar los beneficios de las inversiones de la era de la pandemia, las ganancias de Exxon aumentaron a un récord de 59.000 millones de dólares en 2022 a medida que los precios de la energía se dispararon tras la invasión rusa de Ucrania. Sus acciones ganaron más del 80% el año pasado, proporcionando el poder de fuego financiero para un acuerdo como el que ahora ultima con Pioneer que podría definir una era. El director ejecutivo de Exxon, Darren Woods, dijo a los inversores en julio que la compañía continuaba revisando posibles fusiones y adquisiciones, pero seguiría siendo “exigente” y estaría enfocada en la creación de valor.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_