Una fusión Exxon-Chevron sería adecuada, pero el momento es complejo

Haría falta humildad por parte de Exxon, y que la Casa Blanca deseara un paladín de los combustibles fósiles

Una fusión Exxon-Chevron sería adecuada, pero el momento es complejo
EFE

Una megafusión entre Exxon y Chevron sería adecuada, pero el momento es complejo. Haría falta humildad por parte de Exxon, y que la Casa Blanca deseara un paladín de los combustibles fósiles. Son obstáculos enormes.

Las dos llevaron la idea de una fusión a firmar documentos legales a principios de 2020. Hay buenas razones para seguir adelante, al menos sobre el papel. Podrían reducir los costes operativos combinados en un 5%, o 3.000 millones de dólares, según JP Morgan. Su valor, suponiendo que el impuesto de sociedades suba al 30%, y una capitalización con un múltiplo de 10, es de algo más de 20.000 millones.

Le vendría mejor a Exxon. Su acción, incluidos dividendos, ha bajado un cuarto en cinco años, mientras que Chevron ha subido más de un 20%. Sus capitalizaciones han convergido, lo que pone Exxon a tiro de una compra, al menos en términos de tamaño; además, tiene a un activista haciendo ruido para un cambio. Los inversores pueden impacientarse pronto si saben que hay un acuerdo en el horizonte.

Pero hay otros aspectos más sombríos. La enorme crisis bursátil de Exxon exigiría que el CEO, Darren Woods, admitiera que la empresa no ha mantenido el ritmo bajo su supervisión. Y, sin embargo, se podría decir que Exxon está en un momento malo. La enorme crisis de la demanda de petróleo por el Covid provocó un recorte de las inversiones en todo el sector. Con el fin de la pandemia a la vista, y la inversión en futuros proyectos baja, la demanda puede superar pronto a la oferta.

Biden seguramente también será menos favorable a un acuerdo que Trump. Los Gobiernos demócratas tienden a ver con escepticismo la concentración empresarial, y esto crearía en la práctica una petrolera estadounidense que trataría de competir con las nacionalizadas, como Saudi Aramco. Aunque un paladín podría ser útil para la seguridad energética, Biden parece más interesado en acabar con ellos. Las petroleras podrían tratar de convencerle ofreciendo grandes inversiones verdes. Pero entonces la fusión podría tener menos sentido.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías