_
_
_
_
_

El 77% de los accionistas de EidF respalda las cuentas, la gestión del consejo y su traslado a Madrid

La acción de la energética, a la que la CNMV mantuvo fuera de cotización cuatro meses, se mantiene un 80% por debajo del valor previo

Fernando Romero, CEO de la compañía EiDF
Fernando Romero, CEO de la compañía EiDF, durante el estreno de la compañía en el BME Growth (antes Mercado Alternativo Bursátil, MAB).Esther Egea (EFE)

La junta ordinaria de accionistas de EiDF ha respaldado las cuentas anuales, tanto individuales como consolidadas, de 2022, publicadas el pasado mes de agosto por el grupo y objeto de controversia con la CNMV, que llegó a tener la acción fuera de cotización cuatro meses. También respaldan la gestión del consejo de administración realizada durante ese ejercicio, y ha dado su visto bueno al traslado de la sede social del grupo a Madrid.

En concreto, las cuentas del ejercicio contaron con el respaldo del 76,584% del capital social total y el 99,897% sobre el capital social presente o representado en la junta, mientras que apenas un 0,055% del capital social total -el 0,072% sobre el capital social presente o representado- votó en contra.

De su lado, la gestión del órgano de administración tuvo el visto bueno por parte del 76,333% del capital social total -el 99,57% sobre el capital social presente o representado- y apenas el rechazo del 0,055% del capital social total -el 0,072% sobre el capital social presente o representado-.

Las cuentas del grupo de renovables dedicado al autoconsumo tuvieron que ser reformuladas por la empresa a raíz de las discrepancias con su auditora, PwC, y después de un informe forense de Deloitte.

La empresa estuvo suspendida de cotización en el BME Growth cuatro meses, desde mediados de abril hasta mediados de agosto, debido a esos problemas de auditoría para presentar sus cuentas. Desde que volvió a cotizar, EiDF ha visto como sus acciones han perdido más de un 80% de su valor. Este viernes los títulos de la compañía se intercambiaban a 5,07 euros, con una caída del 3,8%, frente a los 29,76 euros que valían en abril cuando fue suspendida.

Asimismo, los accionistas de la compañía, donde el presidente y fundador del grupo, Fernando Romero, tiene el 72,3% del capital, respaldaron diversos acuerdos que facultan al consejo de administración “para seguir trabajando en la línea estratégica”, según ha informado la empresa en un comunicado.

Así, se respaldó el acuerdo de la ampliación del número de miembros del consejo de administración, ampliándose de los actuales nueve a once miembros con el nombramiento de cuatro nuevos consejeros: Laura Bravo Ramasco, Guillermo Poch Sala, Laura Zendrera Roig y Tiago Moreira da Silva Trinidade Salgado.

EiDF Solar indica que estos nuevos consejeros tienen en común una “amplia experiencia profesional desarrollada en compañías de prestigio, y aportarán todo su conocimiento y valor añadido a la compañía en su nueva etapa de crecimiento”.

Por otra parte, se ha respaldado la propuesta de contratar un consejero delegado “con contrato de alta dirección y condiciones expresamente pactadas en el citado contrato”, según recoge en los puntos aprobados en la Asamblea.

También se dio luz verde por los accionistas a una retribución para el presente ejercicio y siguientes para el consejo de administración fijada 442.000 euros.

En el caso del presidente y fundador, Fernando Romero, percibirá una retribución fija de 200.000 euros anuales, así como una cantidad variable de hasta 160.000 euros sobre objetivos Ebitda u otros objetivos que se definan en su momento por el órgano correspondiente, más una cantidad de 50.000 euros en objetivos por capitalización bursátil a tres años con un año más de ‘lock up’.

Además, Romero contará con un plan de pensiones por importe anual de 20.000 euros, vehículo, tarjeta de gastos laborales y gastos de desplazamientos laborales.

Asimismo, se ha aprobado el anunciado traslado del domicilio social de la compañía a Madrid, donde ya tiene oficinas, para estar más cerca de los mercados financieros y la actividad económica donde desarrolla parte de su actividad. Hasta ahora estaba en la sede de Barro (Pontevedra), que seguirá con su operativa habitual.

Además, tras la implementación en la compañía y su grupo de un Modelo de Prevención de Delitos de Grupo EIDF compuesto por su Código Ético y por sus normas de desarrollo, se ha nombrado como nuevo ‘compliance officer’ a José María Covelo Fernández del departamento jurídico de EiDF Solar, que dirigirá el Comité de Cumplimiento Normativo formado por él mismo junto al director comercial, David Pintos, y apoyados por los distintos responsables de área de la compañía.

La compañía destacó que el objetivo es “garantizar de manera continuada que las decisiones y actuaciones empresariales se tomen siempre conforme a las disposiciones legales vigentes y a los valores y principios corporativos que define el desarrollo de su actividad”.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_