_
_
_
_
_

Fundación Vodafone esparce la semilla de la digitalización en los colegios

El programa educativo DigiCraft dota de competencias digitales a menores de entre 6 y 12 años

El jurado atiende a las explicaciones de un grupo de escolares sobre su proyecto en la final del SuperReto DigiCraft 2023.
El jurado atiende a las explicaciones de un grupo de escolares sobre su proyecto en la final del SuperReto DigiCraft 2023.ALBERTO CEREZO\nalberto.cerezo@vodafone.com

Como si de un campo de cultivo se tratara, en el que se plantan semillas para que germinen y desarrollen plantas de las que obtener un fruto, la Fundación Vodafone España está esparciendo en los colegios la semilla de la digitalización con su programa educativo DigiCraft. La iniciativa tiene como objetivo formar a niñas y niños de entre 6 y 12 años en las competencias digitales que les permitirán desarrollar su máximo potencial y hacer un uso responsable, seguro y crítico de las tecnologías digitales.

El programa nació hace cuatro años, “cuando detectamos que había un hueco importante en la sociedad española”, comenta Remedios Orrantia, presidenta de la Fundación Vodafone España, “que era ayudar a reformar el modelo educativo y acercar la tecnología a la educación”. “Soy una firme convencida de que la educación es una de las principales palancas del desarrollo competitivo de una sociedad, de que es la principal palanca de ruptura de las brechas sociales y de que además ahora la tecnología puede abrir más esa brecha en la sociedad entre distintas capas sociales”, asegura la presidenta de la Fundación Vodafone España.

El programa pretende hacer evolucionar el modelo educativo en tres dimensiones. Primero, dotando las aulas de tecnología. “Es lo más fácil, y para eso están los fondos europeos y hay partidas presupuestarias”, señala Orrantia. “Eso es necesario, pero no suficiente”, apunta.

En segundo lugar, con esta tecnología, “asegurar que éramos capaces de adaptar el contenido curricular metiendo contenido cercano a las nuevas tecnologías para que los niños y niñas aprendiesen de forma natural”. Con ello se evitaría, como afirma la presidenta de la fundación, que con 16 o 17 años, cuando tienen que elegir carrera universitaria, sea demasiado tarde, y lamentarnos luego de que hay pocas vocaciones STEM y miles de puestos de trabajo sin cubrir cuando el paro juvenil está en el 40%.

Y tercero, “cambiar la metodología de aprendizaje”, recalca Orrantia, “porque seguimos teniendo un sistema muy memorístico, donde nuestros jóvenes salen con conocimiento, pero también sabemos que habilidades de trabajo en equipo, colaboración, pensamiento crítico, creatividad, capacidad de hablar en público… se pueden desarrollar también a través de los formatos de aprendizaje. Y de ahí sale la iniciativa de DigiCraft”.

DigiCraft se desarrolla en diferentes entornos: en los colegios; en el Aula del Futuro (un proyecto del Ministerio de Educación coordinado por el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado en colaboración con las comunidades autónomas); en las aulas de refuerzo educativo; en talleres abiertos para familias y niños, y a través de la plataforma online, donde hay más de 150 actividades.

La iniciativa tiene presencia, por el momento, en ocho comunidades autónomas. Son estas las que eligen los colegios entre las solicitudes, porque hay más demanda que capacidad de llegar a todas. DigiCraft se da en horario lectivo. Cada aula recibe el kit DigiCraft, que incluye distintos elementos tecnológicos, como robots o paneles para hacer croma. Pero antes se ha formado al profesorado, porque “son la clave de todo esto”, destaca Orrantia. “Al pasar por esta formación ellos también se desarrollan indirectamente en este conocimiento, que pueden utilizar después para otras asignaturas. Cogen metodología de aprendizaje para poder cambiar el modo de enseñanza”.

Remedios Orrantia, presidenta de la Fundación Vodafone.
Remedios Orrantia, presidenta de la Fundación Vodafone.

Metodología DigiCraft

Los niños aprenden así programación, realidad aumentada, ciberseguridad, robótica, inteligencia artificial, videojuegos… en itinerarios formativos adaptados a cada edad con la metodología DigiCraft, que nace de la colaboración de expertos en educación y tecnología de la Universidad de Salamanca. Está diseñada para trabajar las cinco áreas competenciales definidas en el marco DigComp: información y alfabetización informacional; comunicación y colaboración; creación de contenidos digitales; seguridad, y resolución de problemas. Se fundamenta en el aprendizaje colaborativo, y busca la participación activa del alumnado a través del juego y la experimentación, en un contexto que estimula su curiosidad, creatividad y desarrollo emocional positivo.

DigiCraft también está presente en las aulas de refuerzo que Cruz Roja y Save the Children tienen en zonas muy vulnerables, donde van los niños después del colegio para hacer los deberes, merendar y jugar, y alargan la jornada hasta poder regresar a sus hogares. El proyecto se ha exportado además a otros siete países de Europa.

“Nuestro objetivo como fundación es hacer proyectos tractores, que demuestren que se puede tener un impacto, y luego ceder todo ese conocimiento para que el sistema, por sí solo, lo siga desarrollando. Y luego saltar a la siguiente idea loca que se nos ocurra. Esa es la manera en que visualizamos de aportar nuestro granito de arena a la sociedad y esa es nuestra responsabilidad con el entorno en la que desarrollamos nuestra actividad”, reflexiona Orrantia.

SuperReto DigiCraft

Concurso. La Fundación Vodafone organiza anualmente el concurso SuperReto DigiCraft en el que propone a los docentes y alumnos de todos los centros DigiCraft su participación para dar respuesta a un reto vinculado a los ODS, empleando los conocimientos y herramientas digitales adquiridos a lo largo del curso. El reto de este año era cómo mejorar el planeta desde el punto de vista de la sostenibilidad. Así, cada aula participante debía crear, de manera colaborativa, un invento para realizar un prototipo de una máquina exploradora espacial o un medio de transporte interplanetario que fuera sostenible y cuidara el medio ambiente. En una primera fase, conjuntamente con las Administraciones públicas, los colegios organizaron eventos locales, una oportunidad para exponer trabajos y compartir experiencias, eligiéndose finalistas regionales. Y estos tuvieron la oportunidad de mostrar sus proyectos en un gran evento celebrado en el Vodafone Plaza (sede de la compañía en Madrid) el pasado 14 de junio. “En el concurso son los propios niños los que presentan sus proyectos. Te quedas impactado de la capacidad de comunicación y las habilidades que desarrollan y cómo responden a las preguntas del jurado”, enfatiza Remedios Orrantia.

Placas. Los colegios que llevan ya tres años desarrollando el programa han recibido el distintivo de colegio DigiCraft. “Lo que queremos es trabajar con ellos para que ayuden a que otros colegios, con su experiencia, se vayan apuntando a la iniciativa”.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Rafael Durán
Lleva más de una década a cargo de los temas de sostenibilidad en la sección de Buen Gobierno, tarea que compagina con la edición de CincoDías. Aterrizó en el periódico en el año 2000 y pasó una temporada en la sección de Opinión. Antes, en El Siglo de Europa y El Nuevo Lunes. Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid.

Archivado En

_
_