_
_
_
_
_

Un Ibiza por más de 16.000 euros o un Corsa por casi 22.000: así impactará la nueva norma de emisiones

La patronal de automovilísticas europea, ACEA, asegura que la nueva normativa encarecerá los turismos diésel una media de 2.629 euros y a los gasolina unos 1.862 euros

Manu Granda
SEAT Barcelona
Una mujer trabaja en una de las líneas de montaje de la fábrica de Seat Martorell.

La patronal europea de automovilísticas, ACEA, sigue presionando a los países de la Unión Europea para que modifiquen la normativa de emisiones Euro 7 que se supone que debería de entrar en vigor a partir de mediados de 2025 (previsiblemente se retrasará). Según un informe de Frontier Economics citado por ACEA este martes, si la norma sigue adelante como está formulada actualmente, los turismos diésel se encarecerán una media de 2.629 euros, mientras que los que usan gasolina aumentarán en torno a 1.862 euros. Esto suponen cinco y diez veces más, respectivamente, que los cálculos de la Comisión Europea, según indica el estudio. Los camiones, por su parte, costarán 11.707 euros más, frente a los 2.765 euros de encarecimiento que calcula Bruselas.

Así, este informe le pone cifras más concretas a lo que ACEA, con su presidente Luca de Meo a la cabeza, lleva meses denunciando. El italiano, que también es consejero delegado del grupo Renault, había asegurado en enero que la norma aumentaría en unos 2.000 euros el precio de los coches nuevos. Esto impactaría, a su vez, en la producción con posibles cierres de plantas en Europa.

Siguiendo las cifras presentadas en este estudio, la Euro 7 supondría un incremento sensible del precio de coches muy populares en el mercado español. Por ejemplo, un Seat Ibiza, que actualmente cuesta 14.450 euros en su versión básica de gasolina (no cuenta con opción diésel), pasaría a valer más de 16.300 euros con la Euro 7. Un Opel Corsa de gasolina pasaría de 19.100 a 21.729 euros; mientras que este mismo coche en diésel podría pasar de 22.400 a costar más de 25.000 euros.

Imagen de un Opel Corsa.
Imagen de un Opel Corsa.Enes Kucevic

Cambios de la normativa de emisiones Euro 7

La nueva normativa propone endurecer el límite de emisiones de dióxido de nitrógeno para los turismos diésel, y medirá la contaminación de frenos y neumáticos. Además, cambiará el entorno en el que se hacen las mediciones, en un contexto de conducción con condiciones meteorológicas extremas.

Según Anfac, la patronal española de fabricantes de coches (está dentro de ACEA), los vehículos más afectados serían los diésel de menor tamaño. Esto se debe a que los vehículos más grandes ya cuentan con sistemas de catalizadores que ayudan a reducir las emisiones, algo que los pequeños no tienen a día de hoy, porque estos últimos consumen menos y por tanto no los necesitan. Con la Euro 7, explica la patronal a CincoDías, un vehículo diésel pequeño tendría que incluir un sistema de urea que reduzca sus emisiones, lo cual, además, hará que incremente su peso. Esto no quiere decir que la norma no afecte a los coches más grandes, pero en menor medida y, además, pueden afrontar mejor un aumento de precio (no es lo mismo que un coche de 15.000 se encarezca 2.000 euros que lo haga uno de 40.000).

“Somos el único sector que tenemos que cambiar por completo nuestra tecnología en un tiempo de 12 años [porque en 2035 solo se podrán matricular coches de combustión que usen combustibles sintéticos], algo que haremos con inversiones por valor de 250.000 millones. Sin embargo, en paralelo se nos pone un nuevo desafío al que tendremos que destinar una gran cantidad de dinero. En nuestros cálculos, en los escenarios más estrictos de aplicación de la norma Euro 7, solo se producirá una reducción de emisiones del 4% en turismos y del 3% en los vehículos pesados”, se había quejado en febrero el director general de Anfac, José López-Tafall.

“La industria del automóvil europea se compromete a reducir aún más las emisiones en beneficio del clima, el medioambiente y la salud. Sin embargo, la propuesta Euro 7 simplemente no es la forma correcta de hacerlo, ya que tendría un impacto ambiental extremadamente bajo a un costo extremadamente alto”, ha asegurado este martes Sigrid de Vries, directora general de ACEA. “Se lograrán mayores beneficios ambientales y para la salud mediante la transición a la electrificación, al mismo tiempo que se reemplazan los vehículos más antiguos en las carreteras de la UE con modelos Euro 6 altamente eficientes”, ha añadido De Vries.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Manu Granda
En la actualidad cubre la industria del automóvil en la sección de Empresas. Previamente pasó por el área de Economía, donde escribió de laboral. Como 'freelance', cubrió la temporada de incendios del verano 2019-2020 en Australia para EL PAÍS. Es graduado en periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y cursó el Máster de periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

_
_