_
_
_
_
_

El Barça reduce el importe y el vencimiento de su emisión de bonos en pleno ‘caso Negreira’

El club reorganiza la colocación en cinco tramos y recibirá 200 millones de la banca

El presidente del Barcelona, Joan Laporta.
El presidente del Barcelona, Joan Laporta.Alejandro Garcia (EFE)

El Barça cambia el paso en su emisión de bonos para financiar el proyecto Espai Barça, que contempla una profunda remodelación del Camp Nou y todo su entorno urbano. El club de fútbol, inmerso en el escándalo de compra de árbitros llamado caso Negreira, ha decidido reestructurar esta operación, que pasa de los 1.500 a los 1.300 millones y acorta los vencimientos hasta entre 2028 y 2047.

El FC Barcelona lanzó a inicios de año la operación financiera con la que espera sufragar las obras del llamado Espai Barça, que calcula les costará 1.500 millones. La entidad que preside Joan Laporta planteaba una emisión de ese importe entre inversores privados en Wall Street. Esta se distribuiría en tres tramos de 500 millones cada uno y que venciesen en 2032, 2045 y 2052.

Sin embargo, en medio de esta operación de financiación se ha cruzado el estallido del escándalo Negreira, que ha desvelado pagos del club, durante casi 20 años y por un total de siete millones de euros, al ex árbitro de Primera División y ex vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA) de la Real Federación Española de Fútbol, José María Enríquez Negreira, a cambio de prestar asesoramiento verbal y elaborar informes arbitrales para el club entre 2001 y 2018, tal y como reveló la Cadena Ser.

Este escándalo ha complicado el cierre de la operación, tal y como publicó este periódico. El club, que trabaja asesorado por Goldman Sachs y JP Morgan, ha decidido reestructurar la transacción para garantizarse el éxito. En primer lugar, ha decidido reducir a 1.300 millones de euros el importe de la colocación. Los 200 millones restantes procederán de un préstamo, con vencimiento en 2028, que negocia con la banca.

Los 1.300 millones en bonos se estructurarán ahora en cinco tramos. El primero es de 100 millones y vence en 2028; el segundo expira en 2030 y es de 250 millones; el tercero tiene un importe de 350 millones con vencimiento en 2032; los 400 millones del cuarto tramo expiran en 2027 y solo pagarán intereses hasta 2027 y el quinto y último tramo será de 200 millones con vencimiento en 2047.

El club ejecutará esta transacción a través de un fondo de titulización de activos, al que cederá los ingresos de ciertas áreas de negocio. Estos son la venta de entradas y del museo a partir de los primeros 100 millones de euros, junto a los derechos de la marca y otros sponsors. Esto evita que caiga ningún tipo de hipoteca sobre el estadio, una de las condiciones impuestas por los socios del Barça para dar visto bueno a la transacción, así como evitar efectos sobre el club y su desempeño deportivo y solo afecte a esos ingresos adicionales.

La nueva estructura de la deuda obliga al club a acometer una refinanciación entre 2028 y 2032 de 900 millones. La agencia de rating Kroll calcula que esto puede costar al equipo de fútbol un incremento en el coste de la deuda de 200 puntos básicos. La agencia, además, ha decidido dar una nota a la emisión BBB-, un escalón por encima del bono basura.

Las reformas, que ejecutará la constructora turca Limak, abarcan 900 millones para la reforma del Camp Nou y otros 450 millones para un nuevo Palau Blaugrana, otro pabellón de menores dimensiones, una pista de hielo y un parking de autobuses.

También otros 100 millones para los trabajos de urbanización y construcción del campus, y 60 para las inversiones que requiere la modificación del Plan General Metropolitano. Además, el club ya destinó 20 millones a la construcción del Estadi Johan Cruyff.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_