_
_
_
_
_
Fútbol

El Barça lanza una emisión de 1.500 millones en bonos para la reforma del Camp Nou

JP Morgan y Goldman Sachs pilotarán la operación, que se venderá entre inversores privados en EE UU

El FC Barcelona sale al mercado para financiar su proyecto Espai Barça, que entre otros puntos contempla una profunda reforma del Camp Nou. El club de fútbol ha lanzado la emisión de 1.500 millones en bonos para financiar la obra. Goldman Sachs y JP Morgan, los bancos mandatados para ejecutar la operación, tratan de colocar este deuda entre inversores privados en Wall Street.

La operación se estructurará en tres tramos, de acuerdo a una nota remitida por la casa de análisis Kroll. Cada uno de ellos tendrá un importe de 500 millones. El primer tramo vencerá el 30 de junio de 2032, mientras que el segundo lo hará el 30 de junio de 2045. En cuanto al tercer tramo, el club solo pagará intereses hasta 2045, mientras que vencerá el 30 de junio de 2052. El club podrá retrasar el cierre de alguna de estos tramos por las condiciones del mercado.

El club de fútbol ejecutará esta transacción a través de un fondo de titulización de activos, al que cederá los ingresos de ciertas áreas de negocio. Estos son la venta de entradas y del museo a partir de los primeros 100 millones de euros, junto a los derechos de la marca y otros sponsors. Esto evita que caiga ningún tipo de hipoteca sobre el estadio, una de las condiciones impuestas por los socios del Barça para dar visto bueno a la transacción, así como evitar efectos sobre el club y su desempeño deportivo y solo afecte a esos ingresos adicionales.

Es la segunda vez que el Barça emite bonos en EE UU. Levantó 525 millones como parte de su acuerdo con Sixth Street para vender sus derechos televisivos.

Recreación del proyecto Espai Barça
Recreación del proyecto Espai Barça

En esta ocasión, el club de fútbol dedicará este dinero a financiar las obras del llamado Espai Barça, que le costará 1.500 millones. Este abarca la reforma del Camp Nou, cuyo coste se ha fijado en 900 millones, y cuya obra se adjudicó a principios de enero a la compañía turca LImak; la construcción de un nuevo Palau Blaugrana, otro pabellón de menores dimensiones, una pista de hielo y un parking de autobuses por 450 millones; otros 100 para los trabajos de urbanización y construcción del campus, y 60 para las inversiones que requiere la modificación del Plan General Metropolitano. Además, el club ya destinó 20 millones a la construcción del Estadi Johan Cruyff.

El presidente culé, Joan Laporta, avanzó en rueda de prensa este jueves que la financiación del proyecto se estaba "ultimando". "Antes del 31 de marzo tendremos la financiación del Espai Barça", dijo. "Podremos poner en marcha las obras después de 10 años de atraso, y tener finalmente un estadio de primer nivel mundial con la capacidad de generar muchos más ingresos", añadió.

La operación es una rara avis en el mundo de las finanzas. No se trata de unos bonos habituales, que cotizan en Bolsa entre minoritarios, sino que es una colocación entre inversores y fondos privados seleccionados. El archirrival del FC Barcelona, el Real Madrid, recurrió a una operación similar en 2019 para financiar la remodelación del Santiago Bernabéu. Entonces colocó 575 millones, sin que publicase ni el interés ni las condiciones.

Estas transacciones, que se mueven en mercados opacos y al margen de las Bolsas tradicionales, se caracterizan por contar con poca transparencia. El Barça ha recibido una nota de BBB- de Kroll, la misma que obtuvo de Fitch en 2021, aunque en este caso con una perspectiva negativa.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_