Energía

Transición ha autorizado el permiso ambiental de 170 expedientes sobre 201

Teresa Ribera reconoce el "esfuerzo" de las comunidades en acelerar el trámite que termina hoy

Teresa Ribera, vicepresidenta para la Transición Ecológica.
Teresa Ribera, vicepresidenta para la Transición Ecológica.

El Ministerio para la Transición Ecológica ha evaluado 201 declaraciones de impacto ambiental (DIA) de otros tantos proyectos de renovables(eólicos y fotovoltaicos), la totalidad de los que le correspondía evaluar por superar los 50 MW (y se encontraban en regla), tal como ha adelantado hoy Cinco Días. Según datos oficiales del departamento que dirige Teresa Ribera, 192 han sido positivas; 22 negativas; ocho expedientes han sido archivados por falta de subsanación o información y uno se ha cerrado por desistimiento del promotor.

Hoy es el último día de plazo para que, tanto el ministerio, como las comunidades autónomas  (responsables de analizar la solicitud de DIA de proyectos de menos de 50 MW) notifiquen el resultado de dichas evaluaciones. Tanto si no responden, como ha sido el caso de muchas de las peticiones tramitadas en varias comunidades autónomas (Galicia, Cataluña y Comunidad Valenciana), como si se deniegan, el promotor pierde el derecho de conexión que le otorgó en su día Red Eléctrica, aunque recuperarán los avales. El resto, podrá continuar con la construcción de las plantas

La vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha defendido que la DIA favorable para estos proyectos renovables supone hacer un despliegue "con todas las garantías" de esta energía, tal y como exigen los ciudadanos. En declaraciones a la prensa en un acto organizado por el Club Español de la Energía, Ribera ha informado de que, a la espera de los datos definitivos, algunos de estos 170 expedientes favorables todavía están sujetos a condiciones.

Para la ministra, la consecución de esta declaración permite a los proyectos "fortalecer su robustez" y garantizar que su impacto medioambiental sea mínimo. En ese sentido, destacado también que la aceleración de los procesos no debe implicar que sean menos rigurosos en su aplicación, de modo que no afecten a la seguridad ambiental y al beneficio para la ciudadanía de la implantación de más energías renovables. No obstante, también ha apuntado que la Administración "no puede quedar colapsada" por proyectos que "son solo una idea" y que no tienen capacidad para volcar a la red.

En cuanto al trabajo realizado entre las comunidades autónomas y el Gobierno, al que aquellas han criticado por forzar el plazo que termina hoy y no querer prorrogarlo (habría sido la tercera prórroga) la ministra ha asegurado que todas las administraciones eran "conscientes" de que los equipos destinados a llevar a cabo esta actividad no estaban correctamente dimensionados para el volumen de proyectos.

"Algunas regiones han sido más ágiles y otras más lentas, aunque todas han coincidido en la necesidad de agilizar el proceso para garantizar una declaración que es clave desde el punto de vista de la tranquilidad social", ha expresado. Con todo, ha hecho hincapié en que la relación técnica ha sido en todo momento fluida y que las comunidades han realizado "un gran esfuerzo",
pese a que se tardará todavía un poco en tener "la foto final". Concretamente, hasta dentro de un mes, cuando Red Eléctrica comunique cuántos proyectos han perdido el derecho de conexión.

Las administraciones central y autonómica tenían encima de la mesa 60.000 MW (un millar de proyectos) a la espera de recibir las DIA (un 20% han correspondido al ministerio). De aquellos, la mayoría fotovoltaicos, un tercio habían sido notificadas a principios de este año y, la mayoría, en los últimos días, tras el acelerón del ministerio y los gobiernos autónonomas. Se calcula que en un 80% de media han resultado positivas.

Muchas compañías han seguido recibiendo hoy notificaciones y siguen a la espera de recibir las últimas hasta las 12 de esta noche.

Normas
Entra en El País para participar