Los Oscar consuman el mal año de Netflix y la dejan casi fuera de la carrera por la mejor película

El gigante del streaming ya suma diez años sin poder hacerse del premio máximo de la Academia.

La actriz Ana de Armas, en la entrega de los premios Globo de Oro a comienzos de enero de este año.
La actriz Ana de Armas, en la entrega de los premios Globo de Oro a comienzos de enero de este año. Getty

La intención de Netflix de pasar página y empezar un nuevo año después de los malos resultados de 2022 se vieron frustrados este martes por la Academia de Cine de Estados Unidos. Ninguno de sus estrenos del año pasado está nominado para llevarse la estatuilla a mejor película. El gigante del streaming tendrá que esperar un año más para intentar acceder al codiciado premio y seguirá detrás de Apple TV, que en 2022 se convirtió en la primera plataforma en llevarse el galardón a la mejor película tras el premio de la Academia al largometraje Coda.

El impacto de la victoria no es menor: según los datos hechos públicos por Apple, la victoria de esta producción generó un aumento del 25% en el número de nuevos espectadores en la plataforma. Al mismo tiempo, el público del largometraje protagonizado por Emilia Jones aumentó un 300% la semana después de la gala de premios.

Los pronósticos eran malos para la compañía, que se aferraba a las apuestas que daban a Puñales por la Espalda: el misterio de Glass Onion y Pinocho como posibles contendientes a mejor película. Finalmente, ambas deberán conformarse con nominaciones menores, a mejor guion adaptado y mejor largometraje animado, respectivamente.

La única buena noticia de relevancia para la compañía fue la nominación de la cubano-española Ana de Armas en la categoría de mejor actriz por su actuación en la película Blonde, basada en la vida de Marilyn Monroe. También, Sin novedad en el frente, un largometraje sobre la Primera Guerra Mundial que compite por el premio a la mejor película, es distribuida en exclusividad por la plataforma y producida por su encargo.

Por último, Bardo, escrita por Alejandro G. Iñárritu, está nominada a mejor cinematografía y El Monstruo Marino completan la lista de siete títulos relacionados con Netflix que están nominados en esta edición de los Oscar.

Una vieja constante

La mala relación de Netflix en los premios de la Academia no es nueva. Las películas producidas o de propiedad del gigante solo suman 116 nominaciones de la Academia a lo largo de los últimos nueve años, pero nunca alcanzaron el galardón más preciado por la industria, el de mejor película. Por ejemplo, No mires arriba, una producción protagonizada por Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence, recibió cuatro nominaciones, pero no recibió ningún premio. El único premio de importancia para Netflix fue el de mejor director a Jane Campion por El poder del perro.

Más atrás en el tiempo, otras grandes apuestas de la empresa de entretenimiento californiana no lograron el objetivo esperado pese a tener todos el viento a favor de la crítica. Roma, el drama de 2018 dirigido por Alfonso Cuarón, solo se llevó un tercio de las nominaciones, pero no la de mejor largometraje. Un año más tarde, El irlandés, la película épica de gánsteres producida por Martin Scorsese y con las actuaciones de Robert De Niro Y Al Pacino, no triunfó en ninguna de las diez categorías en la que estaba nominada.

Las valoradas categorías de mejor actor y mejor actriz también han esquivado al gigante del streaming. A pesar de la fama de Benedict Cumberbatch, Andrew Garfield, Scarlett Johansson o Viola Davis, la suerte no parece estar del lado de Netflix.

Amazon Prime Video, el proveedor de vídeo bajo demanda más elegido entre los nuevos suscriptores españoles según la consultora Kantar, confía en otro milagro argentino. Aunque sin la ayuda de Lionel Messi, el servicio comandado por Jeff Bezos espera que Argentina, 1985 se lleve el premio a mejor película extranjera, una categoría muy codiciada después del éxito de Parásitos, en 2019.

Sin cambio de suerte para Netflix

2022 ha sido un año negro para Netflix. En julio dio a conocer que casi un millón de suscriptores abandonaron la plataforma, lo que generó un castigo rápido del mercado, con una caída de la cotización superior al 6%.

En el segundo semestre, el gigante del streaming lanzó nuevas alternativas de cuentas con publicidad a un menor precio, que suscitan opiniones encontradas entre los analistas. Además, el mercado también estima que la firma podría ser adquirida por Microsoft, lo que recalentaría aún más el mercado y la participación de las grandes tecnológicas en el sector audiovisual.

La respuesta final solo se conocerá el próximo domingo 12 de marzo, cuando se den a conocer los ganadores en el Dolby Theatre de Los Angeles, California. En España, la transmisión comenzará a la madrugada, sobre las 2 de la madrugada, y estará disponible para los clientes de televisión de Movistar.

Normas
Entra en El País para participar