Stellantis crea Mobilisights para impulsar su negocio de gestión de datos

El grupo automovilístico prevé ingresar 20.000 millones hasta 2030 gracias al vehículo conectado

Carlos Tavares, consejero delegado de Stellantis.
Carlos Tavares, consejero delegado de Stellantis. Getty Images

El grupo automovilístico Stellantis ha anunciado este viernes la creación de Mobilisights, una división independiente dentro de la compañía que se encargará de gestionar el negocio de datos del fabricante de coches francoitaloestadounidense. La automovilística prevé que el vehículo conectado le dé unos ingresos de 20.000 millones de euros hasta 2030, según informa EP.

Esta nueva unidad comercial aprovechará los datos de los 34 millones de vehículos conectados que la compañía espera tener en 2030 y sus productos estarán disponibles para empresas privadas, el sector público e instituciones educativas y de investigación para fomentar "la toma de decisiones basada en datos".

"La visión de Mobilisights es contribuir a un mundo más inteligente, aprovechando los conocimientos que brindan los datos del vehículo para inspirar aplicaciones y servicios innovadores que pueden transformar y mejorar la vida cotidiana de los usuarios y las empresas", ha destacado el consejero delegado de Mobilisights, Sanjiv Ghate.

En ese sentido, entre los servicios que se ofrecerán en base a la recopilación de los datos procedentes de los vehículos conectados figuran desde seguros personalizados hasta otros ligados a la gestión del tráfico.

"Mobilisights y sus socios operarán dentro de una política de privacidad y gestión de datos muy estricta. Esto incluye el uso de datos anónimos y agregados, y solo compartir datos personales de clientes con su consentimiento y solo para los servicios específicos de su elección. Los clientes también pueden optar por que la información no se recopile, use o comparta, incluso después de haber dado su consentimiento", ha matizado la compañía.

El software y los datos, el gran negocio del automóvil

Los principales fabricantes de coches coinciden en que en los próximos años uno de los grandes negocios, aparte del vehículo eléctrico, es el software y la gestión de los datos que producirán los vehículos conectados. Así, el grupo Volkswagen, el mayor productor de coches europeo ha anunciado que invertirá hasta 2026 unos 30.000 millones de euros en el desarrollo de software a través de su división de negocio denominada Cariad.

El grupo francés Renault, por su parte, se alió en 2021 con cuatro compañías tecnológicas (Atos, Dassault Systems, STMicroelectronics y Thales) para crear Software République, un ecosistema de de innovación en movilidad inteligente. El objetivo, tal y como explicó entonces la automovilística, es poner en común sus competencias y conocimiento para el desarrollo conjunto de software en la movilidad.

Además, la compañía anunció en noviembre que dividirá su negocio de combustión (del que venderá un 50% a la automovilística china Geely) del eléctrico, el cual se llamará Ampere. Este último también se dedicará al desarrollo de su negocio de software. El objetivo del fabricante es sacar a Ampere a Bolsa en la segunda mitad de 2023 con "el apoyo de posibles inversores estratégicos", pero con el grupo Renault "conservando una gran mayoría". Ampere tendrá una plantilla de 10.000 personas, de las cuales 3.500 serán ingenieros.

Normas
Entra en El País para participar