Dapper Labs

El Rey de los NFT de LaLiga y la NBA pide paso en España y topa con Garzón y la regulacion

Defienden que sus productos no son apuestas ni inversiones

Se reúnen con Consumo en el marco de una consulta pública

Página web de Dapper Labs con el pack Kings of the World en pantalla.
Página web de Dapper Labs con el pack Kings of the World en pantalla. Dapper Labs

Dapper Labs, el grupo de origen estadounidense considerado como el padre de los NFT tras haber creado el protocolo que cambió desde entonces la forma de entender la propiedad digital, es un gigante en este sector que tiene sus ojos puestos en España. Pese al éxito de la firma en Estados Unidos, el carácter novedoso de su negocio puede dar lugar a dudas sobre cómo calificarlo. Según ha podido saber CincoDias, la compañía se reunió con representantes del ministerio de Consumo durante una consulta pública que impulsó el propio ministerio en el marco de la elaboración de la ley que regulará las loot boxes o cajas botín en España para aclararlo.

La firma dispone de acuerdos con la NBA, con la NFL y con LaLiga para crear coleccionables digitales que se pueden posteriormente intercambiar. Desde que Dapper Labs suscribió el pacto con la NBA en 2019 hasta el pasado mes de noviembre, los “momentos” de NBA Top Shot, unos vídeos con propiedad certificada que son su producto estrella, generaron 28 millones de transacciones en todo el mundo por un valor conjunto de más de 1.200 millones de dólares.

Las loot boxes son packs que se compran en algunos videojuegos con contenido aleatorio que sirven dentro del juego. En el anteproyecto de la norma sobre ellas, Consumo argumenta que estos productos disponibles en algunos videojuegos comparten características con las apuestas. Se considera que podrían comportar el surgimiento de conductas de consumo irreflexivas, compulsivas y patológicas. Por ello, y sin olvidar que gran parte de los usuarios de videojuegos son menores de edad, se consideró necesario el impulso de la regulación.

El bufete de abogados Cuatrecasas resume que los destinatarios de esta ley serán las entidades que exploten o comercialicen loot boxes. Es decir, principalmente, las entidades de videojuegos. Por otra parte, se prohíbe de forma expresa a los operadores de juego explotar y comercializar cajas botín o loot boxes.

Además, a aquellos que operan con loot boxes, se les aplicarán las mismas restricciones a la publicidad que a las apuestas, añadiendo adicionalmente una prohibición de publicidad presencial. Esto implicaría, entre otras cosas, limitaciones en patrocinios deportivos.

Desde Dapper Labs comentan que su interacción con los reguladores en los países donde operan “tiene por objetivo explicar en qué consiste nuestro producto y, por ende, qué no es nuestro producto, resolver dudas y establecer un vínculo entre ambas partes”.

En una conversación con CincoDías, Jorge Urrutia Del Pozo, vicepresidente de fútbol de Dapper Labs y director general de LaLiga Golazos, explica que es exactamente su producto. “Nuestros coleccionables son vídeos que te recuerdan momentos. En España tenemos LaLiga golazos. Aparece la historia del jugador, la narración, se puede compartir en redes sociales y añadirse a colecciones. Luego existe un mercado donde la gente puede ir comprando y vendiendo sus coleccionables. Yo cuando era pequeño compraba un álbum y luego iba al kiosko a por sobres de cromos. Después los intercambiaba. Hemos reimaginado esa experiencia”, compara.

De estar afectado por la ley de loot boxes, Dapper Labs vería limitada sus opciones de anunciarse ante su público clave. “Al final el éxito del producto depende mucho de saber atraer a esa gente que tiene pasión por un deporte. Por eso nuestra comunicación está enfocada a crear una experiencia de coleccionismo digital que antes no existía”, afirma Urrutia al respecto del enfoque de Dapper Labs.

Aleatoriedad

Uno de los factores claves en el anteproyecto de ley sobre las loot box es la aleatoriedad. “Los mecanismos aleatorios de recompensa son objetos, funcionalidades o procesos virtuales de cualquier tipo integrados en la dinámica de algunos videojuegos y cuya activación ofrece la oportunidad al jugador de obtener, con carácter aleatorio, recompensas o premios virtuales que pueden utilizarse en el entorno de estos productos de entretenimiento”, define el anteproyecto de ley antes de afirmar que estos mecanismos, al asociarse con la incertidumbre propia de un resultado de naturaleza aleatoria, intensifican el nivel de excitación fisiológica; y también promueven, al igual que sucede en los juegos de azar, un uso reiterativo de los mismos.

Al vender sus productos a los usuarios, Dapper Labs ofrece packs de momentos en los que pueden tocar diferentes opciones. Por ejemplo, en el pack de LaLiga Golazos llamado Kings of the World, disponible todavía para su adquisición a fecha de la publicación de este artículo, ofrece tres momentos a cambio de 29,99 dólares. Esos tres momentos se asignan entre un total de 36 posibilidades que se puede consultar cuáles son de antemano. 10 son catalogadas de comunes, 26 de ellas, de raras. Al comprar el pack, se obtienen seguro dos momentos comunes y en el tercero, hay un 99% de posibilidades de que toque de nuevo uno común, mientras que existe un 1% de probabilidades de obtener uno de los 26 definidos como raros.

Además de vender los packs, Dapper Labs también hace retos para los usuarios que, si son completados, dan derecho a una recompensa a cambio. Desde la empresa sostienen que estas recompensas por completar ciertos retos no tienen carácter aleatorio. “Esto es lo que diferencia a nuestros productos de una caja de recompensas aleatorias”.

“La naturaleza del producto hace que solo mayores de edad puedan acceder a la compra de momentos, lo que va en consonancia de la regulación. El espíritu de la legislación tiene mucho que ver con evitar que menores puedan estar expuestos a este tipo de transacciones de loot box por ejemplo, en el caso de un videojuego, y engancharles de esa forma. Es por eso que son situaciones diferentes, pero si nosotros no nos tomamos el tiempo de tener conversaciones como esta para establecer las características del producto, puede dar lugar a confusión sobre lo que es o no es”, concluyen desde Dapper Labs. 

NFT y criptoactivos

Diferencia

Aunque un NFT es por definición un criptoactivo, no tiene mucho que ver con lo que viene a la mente de la gente cuando se menciona la palabra criptoactivo. El 96% de los pagos en Dapper Labs se hacen en moneda fiat. Jorge Urrutia Del Pozo distingue que los NFT de Dapper Labs no son una inversión. “Nosotros trabajamos con entidades deportivas para ofrecer coleccionables digitales donde el objetivo para el usuario no es una inversión, sino acercarse más a los jugadores, equipos, ligas que les apasionan y que les mueven. Es verdad que alguno de estos activos luego pueden experimentar una revalorización o no, pero esto no es una apuesta, no es una inversión para alguien que quiera ganar dinero, no es un juego de Fantasy. Es coleccionismo digital”, reitera.

CNMV

En enero de este año la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), publicó una serie de normas para evitar la publicidad de criptoactivos que sean objeto de inversión. “En relación con este último punto, nuestro análisis interno nos indica que en este momento los productos de Dapper Labs están fuera del ámbito en el que la normativa es aplicable”, afirman.

Compromiso

Dapper Labs remarca su compromiso con las autoridades. “Hemos analizado el marco regulatorio y estamos comprometidos a cumplir con la regulación establecida y aplicable a nuestros productos y reiteramos nuestra disposición para el diálogo con los encargados de desarrollar y aplicar esta regulación, a fin de resolver cualquier duda o pregunta relacionado con Dapper Labs y sus productos”, destacan.

Normas
Entra en El País para participar