_
_
_
_
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

La ‘gamificación’ de la inversión: un arma de doble filo

Los reguladores deben desarrollar un conjunto de medidas para maximizar los beneficios y minimizar los riesgos

El término gamificación, la traslación de elementos y principios del diseño de juegos a productos y servicios, es cada vez más utilizada en el entorno de los servicios financieros. Junto al uso de técnicas conductuales y la creciente influencia de las redes sociales, la gamificación de la inversión puede ser una poderosa herramienta para incrementar la participación y la alfabetización de los inversores, ayudando a mejorar los servicios financieros. La otra cara de la gamificación es que podría ser utilizada por las empresas para impulsar un exceso de actividad de trading, fomentar comportamientos de riesgo y la comercialización de productos complejos de alto riesgo, y todo a expensas de los intereses de los clientes.

Las técnicas de gamificación que utilizan los intermediarios del mercado se presentan en diferentes formas de participación digital, como pueden ser los puntos, las insignias y las tablas de clasificación, así como otros sistemas de recompensa más sofisticados. También los diseños de aplicaciones y formatos de presentación atractivas de la información, envíos de notificaciones automáticas, generación de noticias basadas en la actividad inversora, y replicar los comportamientos de los traders más populares del mercado son técnicas para estimular la participación en este.

Las técnicas de gamificación han generado preocupaciones éticas, con sus críticos afirmando que las cualidades adictivas de estas prácticas pueden incentivar a las personas a tomar decisiones que van en contra de sus propios intereses. La motivación general para que los inversores inviertan incluyen la seguridad financiera, el ahorro y la seguridad de la familia. Sin embargo, la gamificación puede alejar a los inversores de esos legítimos intereses y, en cambio, derivar las decisiones de inversión hacia preferencias más emocionales. Según un estudio realizado sobre confianza de los inversores (Trust Study, 2021), casi el 20% de los inversores minoristas afirmaron que, el entretenimiento o la especulación son la razón principal para usar sus cuentas de trading minoristas.

Otra preocupación es el nivel de transparencia de la actividad en las redes sociales. Podrían existir conflictos de intereses cuando los prescriptores son compensados por una empresa o proveedor de productos sin facilitar la debida información a los usuarios de tales acuerdos. Además, existen riesgos asociados con la existencia de cuentas falsas y mensajes en redes sociales impulsados por robots.

Aparte de las preocupaciones éticas y de protección de los inversores, la gamificación parece haber aumentado el trading en determinados valores y estrategias con más riesgos asociados, lo que conlleva también riesgos para la infraestructura del mercado. Un ejemplo fue lo ocurrido en 2021 con la suspensión de la actividad en Robinhood, un intermediario estadounidense, debido a las presiones de los márgenes y el estrés del sistema causado por el trading masivo de acciones tipo memes (acciones que ganan popularidad rápidamente a través de las redes sociales). En vista de los impactos y riesgos asociados con la gamificación y las redes sociales, los reguladores deben desarrollar un conjunto adecuado de medidas para maximizar los beneficios y minimizar los riesgos. En este sentido, planteamos un enfoque basado en tres vertientes: principios, conducta y transparencia.

Los sistemas de recompensa en las prácticas de gamificación de las empresas deben primar los resultados a largo sobre el corto plazo. Deben evitarse las recompensas de gratificación y rendimiento monetario basadas en los resultados a corto o los volúmenes de transacciones. Por su parte, la medición y la presentación de informes sobre el rendimiento a largo plazo, junto con el análisis de riesgo, es crucial para que los sistemas de recompensa se calibren en consecuencia.

Además, las aplicaciones para trading y las plataformas deben proporcionar análisis solventes sobre los activos, teniendo su origen en fuentes de terceros acreditadas. Algunas plataformas comparten información y noticias de las redes sociales, y si bien pueden o no ser inexactas, los usuarios deben ser guiados hacia la información de valores y otras clases de activos de fuentes confiables y firmas de investigación acreditadas.

Se debe animar a los intermediarios del mercado que operan en el punto de transacción a proporcionar información sobre el riesgo en un lenguaje sencillo, ya que los usuarios están más atentos en ese momento, lo que aumenta la probabilidad de que presten mayor atención. La forma en que se presenta la información también importa: la información densa en las pantallas tiende a disuadir a los usuarios de leerla y, en cambio, hace que los usuarios simplemente la hojeen, lo que sugiere la necesidad de tener un diseño específico para comunicaciones que esté optimizado para dispositivos móviles.

Las instituciones financieras deben ser transparentes con los usuarios sobre la remuneración que proporcionan a los prescriptores por sus anuncios en las redes sociales, ayudando a los inversores a distinguir de forma nítida entre los anuncios de productos comerciales y las opiniones personales. Los reguladores también podrían considerar establecer requisitos de licencia para los prescriptores y que los inversores puedan distinguir entre el asesoramiento general y el asesoramiento personal de aquellos.

Los intermediarios del mercado deben ser transparentes sobre los riesgos del trading autodirigido (SDT). Por ejemplo, los materiales informativos para inversores y las comunicaciones públicas no deben inducir a error ni minimizar los riesgos y la complejidad inherentes a la inversión. Las alertas y avisos podrían utilizarse para recordar a los usuarios el perfil de riesgo de los activos que están negociando antes de tomar decisiones, e incluir mensajes que hagan hincapié en el hecho de que el trading excesivo puede conllevar pérdidas financieras.

Para concluir, la continua innovación en los mercados de capitales, desde las estrategias de comercio electrónico hasta las de redes sociales, ha contribuido a la aparición de la gamificación. Si bien esta innovación, al igual que cualquier otra, ha traído algunas consecuencias no deseadas como se ha descrito, el mercado también continuará innovando, supervisado por los reguladores. Los principios analizados, junto con la profesionalización y transparencia de los intermediarios financieros, proporcionarán el mejor enfoque para gestionar las técnicas de gamificación y permitirán a los usuarios beneficiarse de sus características más positivas.

Sivananth Ramachandran/ José Luis de Mora son Director de Política de Mercados de Capital de CFA Institute India/ Presidente de CFA Society Spain

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_