¿Qué es la seguridad psicológica y por qué es importante?

Es el ambiente laboral donde la persona se siente libre de compartir sus ideas y preocupaciones

Ayuda a retener talento y a mejorar el rendimiento de los trabajadores

¿Qué es la seguridad psicológica y por qué es importante?
GETTY

Desde hace unos pocos años, en el ámbito de los recursos humanos en España un concepto viene sonando cada día con más fuerza, la seguridad psicológica del empleado. “Es aquel ambiente o espacio de trabajo donde la persona se siente libre de compartir sus ideas, sus preguntas, sus preocupaciones. Y también libre de equivocarse, de cometer un error y que su mánager no le haga una recriminación por ello, que, por el contrario, le dé la vuelta a la situación y se convierta en un aprendizaje”, explica Silvia Martínez, directora de recursos humanos de Gi Group Holding, donde hace un año lanzaron un programa específico sobre comunicación y cómo crear entornos psicológicamente seguros.

Isabel López, consultora experta en bienestar en Great Place to Work, añade que la seguridad psicológica es conseguir que el empleado perciba que tiene la oportunidad de ser él mismo en su lugar de trabajo, sin la idea de que le están juzgando constantemente el error, y que tiene espacios para desarrollar su talento y aumentar la creatividad. “Es también sentir un bienestar con las personas que están a su alrededor, para lo que es fundamental tener el apoyo de los líderes y los compañeros. Es crear relaciones de confianza”, añade.

“Se está incorporando esta nueva terminología, pero que al fin y al cabo la esencia es la misma, el cuidado de las personas”, sostiene por su parte Mª Carmen Lacuesta, directora de personas y desarrollo de negocio en Happÿdonia, empresa que ha desarrollado una aplicación para mejorar la comunicación interna, la gestión y el bienestar en las organizaciones. Lacuesta, al igual que Martínez y López, asegura que la situación por la que se ha pasado en los últimos años debido a la pandemia ha hecho que las empresas estén dando cada vez más importancia al cuidado de la salud, no solo física, también emocional.

“Se está trabajando mucho en la parte de liderazgo, cómo interactúa tu responsable contigo, como es ese feedback, que sea positivo, constructivo. Estamos cuidando a la persona y a la vez generando canales de escucha, lo que es muy importante”, afirma Lacuesta, que advierte que las necesidades de cada persona son diferentes, por lo que es importante un proceso de escucha personal, en el que se conozca lo que cada empleado necesita, para poder ofrecérselo. “Hay que conocer sus expectativas, porque si la empresa nos la cubre, se va a ir”, añade.

Precisamente para la retención y atracción de talento, uno de los mayores quebraderos de cabeza para las áreas de recursos humanos en los últimos tiempos, es importante que se cuide en la compañía la seguridad psicológica del empleado. “Quien consigue tener estos entornos es quien atrae el talento. Las empresas que están un poco reacias, o que siguen con una cultura de un liderazgo muy antiguo, con mucha distancia entre jefe y empleado, acabarán teniendo que cambiar esa forma de gestión, simplemente por atraer candidatos”, afirma Martínez. La seguridad psicológica ayudará también, según su opinión, a que aumente el rendimiento del trabajador. “El empleado que se siente contento y libre aporta más ideas, porque no tiene miedo a que sean juzgadas. Y al final es más productividad para la compañía”, asegura Martínez.

Coinciden también las fuentes consultadas en que al tejido empresarial español, compuesto mayoritariamente de pymes, aún le queda mucho camino por recorrer con respecto a la seguridad psicológica de sus empleados, pero que, poco a poco, se van dando pasos. “No tenemos que olvidar que todo esto ha sido un cambio de mentalidad para adaptarse a todo lo que les ha venido. No está en la fase que nos gustaría. Pero sí es cierto que estamos vislumbrando ese cambio, o, por lo menos, ya están poniendo el foco en algo que antes era impensable”, explica Lacuesta. Y para reforzar sus palabras cuenta que cuando se organizan seminarios sobre el bienestar de los empleados, cada vez acuden a ellos más directores generales y directores de unidad de negocio, no solo personal de los departamentos de recursos humanos.

Para ir trabajando en la seguridad psicológica de los empleados “lo más importante es dar el primer paso, con acciones como, por ejemplo, reuniones personales entre líder y empleado”, sostiene López, que aconseja usar dichos encuentros para agradecerle el esfuerzo, el trabajo y la dedicación. En su opinión, con estos gestos se consigue que las personas se sientan más motivadas, más satisfechas con su trabajo. “Una persona no puede estar en una fase de felicidad constante, pero sí podemos llegar a sentirnos estables emocionalmente hablando, que es lo que consideramos que es la seguridad psicológica”, sentencia.

Normas
Entra en El País para participar