BBVA AM cree que aún no ha llegado el momento de volver a invertir en Bolsa

Desde la entidad se recomienda priorizar en cartera la deuda pública y corporativa

Joaquín García Huerga, director de estrategia global de BBVA Asset Management.
Joaquín García Huerga, director de estrategia global de BBVA Asset Management.

La gestora de activos BBVA Asset Management & Global Wealth (BBVA AM & GW) maneja un escenario central para 2023 de aterrizaje suave de la economía global, es decir, crecimiento bajo que no llegará a recesión. Con todo, su director de estrategia, Joaquín García Huerga, considera que aún no ha llegado el momento de volver a invertir en Bolsa. Para 2023 esperan buenos retornos en la mayoría de activos.

Hasta que se defina con claridad el escenario macroeconómico y el impacto sobre los beneficios empresariales, consideran que la renta fija será el motor de generación de rentabilidad con poco riesgo.

García Huerga ha recordado que los bonos soberanos ya están ofreciendo rentabilidades de entre el 3% y el 5%, lo que supone una base muy buena para generar retornos. Además, considera que en el caso de la deuda emitida por compañía europea de alta calidad crediticia, los rendimientos que ofrecen "son ahora muy atractivos".

Las Bolsas han visto cómo en 2022 su valoración se ha reducido de forma significativa, y son numerosos los mercados desarrollados y emergentes que cotizan por debajo de sus medias históricas. Además, los beneficios empresariales han subido, tanto por unas ventas empujadas en parte por la salida de la pandemia y en parte por la inflación, como por los márgenes empresariales, en zona de máximos históricos. Sin embargo, los márgenes ya han iniciado una fase natural de caída, aunque no debería ser muy acusada, según el equipo de análisis de BBVA.

Históricamente, y en ausencia de una recesión en los meses posteriores, una vez que la Fed deja de subir los tipos, el S&P 500 y el resto de Bolsas normalmente han subido. Además, y de nuevo cuando la Fed deja de subir los tipos, se frena la contracción de la valoración y se inicia la expansión de la misma.

"Creo que el año que viene, el gran catalizador de la renta variable no va a ser la evolución de los beneficios, que probablemente sea muy plana, sino la mejoría de los múltiplos de valoración, que en 2022 ha caído y el año que viene creemos que subirá, si se concreta el fin de las subidas de tipos", apunta Huerga.

Respecto a las previsiones de retorno por mercados, en la Bolsa de Estados Unidos calculan una rendimiento de cerca del 5% (incluyendo de los dividendos), mientras que para las Bolsas europeas y las de economías emergentes "la revalorización podría estar cercad del 10%, vaticina el estratega.

En divisas, el euro tiene cierto margen de apreciación frente al dólar, por lo menos hasta la zona de 1,10, según los expertos del banco.

Normas
Entra en El País para participar