Energía

Iberdrola acelera con la venta de su eólica marina y busca socio para un parque en el Báltico

Se trata del Baltic Eagle, con 476 MW, situado en Alemania

Iberdrola acelera con la venta
de su eólica marina y busca socio para un parque en el Báltico

Iberdrola busca socios para desarrollar su plan de crecimiento en energía eólica marina. La eléctrica ha puesto en venta una participación minoritaria en su parque Baltic Eagle, de 400 MW, valorado en hasta 1.500 millones, según indican fuentes financieras.

Iberdrola, tal y como explicó en su último plan estratégico, planea invertir hasta 2025 un total de 47.000 millones de euros, de los cuales 17.000 millones irán dedicados al crecimiento en renovables. La estrategia de la compañía pasa por recabar capital para financiar el crecimiento en renovables dando entrada a socios en sus activos, que adquieran participaciones minoritarias.

Esta es una senda, la de dar entrada a socios estratégicos en sus activos renovables, ya conocida para la compañía que pilota Ignacio Sánchez Galán. En septiembre acordó la venta de un 49% de su parque de eólica marina Wikinger, que opera en Alemania en el mar Báltico, al fondo EIP por 700 millones. Está en funcionamiento desde 2017 y tiene una capacidad de 350 MW.

La idea ahora es replicar la operación con el otro complejo que tiene en el mar Báltico, el llamado Baltic Eagle, que también está en Alemania. Con una capacidad estimada de 476 MW, está previsto que su construcción empiece el año que viene y esté operativo en 2024.

Para ello, la compañía ha encargado el proceso de venta a Santander y Bank of America. La idea es que el nuevo inversor tome hasta el 49% del parque, en una operación que valore este activo en hasta 1.500 millones. La eléctrica, que obtendría con la operación unos 750 millones, espera recibir las primeras ofertas antes de fin de año.

Por el momento, Iberdrola ya ha rubricado un acuerdo con Vestas para fabricar las 50 turbinas que compondrán el parque. La española Windar y la alemana EEW SPC se encargarán de la cimentación.

Junto con el parque de Wikinger, que protagonizó la operación de septiembre, el Baltic Eagle conformará una de las grandes apuestas de Iberdrola en eólica marina, el Baltic Sea Hub. Será el mayor complejo eólico del mar Báltico, con una capacidad eólica instalada de 826 MW y una inversión estimada de 2.500 millones de euros. Además, Iberdrola ha decidido ampliar este complejo y ha iniciado la construcción un nuevo parque en la zona, Windanker, con la idea de incrementar la capacidad de este hub por encima del gigavatio.

Paralelamente, la compañía también busca un inversor para otro de sus activos estrella en eólica marina, el parque East Anglia III, uno de los complejos que construye su filial británica, ScottishPower en el mar del Norte, en Escocia. Forma parte del mayor proyecto eólico de la empresa en el mundo, con 2,9 GW de capacidad.

Además, la eléctrica también se encuentra en la fase final para vender otro 49% de una cartera de renovables en España, que tiene un valor de 1.200 millones. Barclays coordina el proceso de venta, que ya ha recibido la primera ronda de ofertas, no vinculantes.

Normas
Entra en El País para participar