Plan estratégico

Iberdrola confía en cerrar la compra de PNM Resources en 2023 por 11.000 millones

Invertirá 47.000 millones hasta 2025, de los cuales, 36.000 millones en redes y renovables, y promete a sus clientes precios estables

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola
Ignacio Galán, presidente de Iberdrola

Iberdrola ha remitido a la CNMV la actualización de su plan estratégico para los próximos tres años, en los que prevé invertir 47.000 millones de euros,de los cuales, 11.000 millones de euros los destinará "a la integración" de PNM Resources, el operador de Nuevo México cuya adquisición encalló a principios de este año tras el veto del regulador de este Estado norteamericano, New Mexico Public Regulation Commission. El resto, hasta 36.000 millones de euros,serán para crecimiento orgánico, especialmente en redes (27.000 millones) y renovables (17.000 millones).

Por tanto, la energética deja claro que no renuncia a una operación de fusión cuyo veto recurrió, junto con PNM Resources,  ante el Tribunal Supremo de Nuevo México y que el regulador había rechazó, entre otros motivos, por el proceso judicial del caso Villarejo, en el que estuvo implicado su presidente, Ignacio Sánchez Galán, y que fue archivado recientemente por haber prescrito. Iberdrola, a través de su filial estadounidense Avangrid, y PNM han ido renovando el acuerdo de fusión. Galán, que ha presentado hoy esta hoja de ruta en Londres, donde ha celebrado su Capital Markets Day, se mostró “convencido” de que esta operación se cerrará a lo largo del próximo año. “Nos sentimos bastante cómodos y estoy convencido de que el acuerdo se va a llevar a término”.

El presidente de Iberdrola considera que la situación actual "es una oportunidad para que Iberdrola pueda seguir contribuyendo a la autosuficiencia y la descarbonización. De hecho, en su plan figura expresamente el cierre antes de 2030 de todas sus centrales de generación que emitan C02, que en España son más de una decena de ciclos combinados con una capacidad de 9.300 MW. Según el texto, el objetivo es lograr cero emisiones en sus centrales en 2030 y en todas sus actividades en 2040.

Fuentes de la compañía puntualizan que podrían seguir funcionando algunas horas para garantizar el suministro y que las emisiones se compensarían. A este respecto, el propio presidente ha asegurado en Londres que "va a depender. Si no son necesarios, sí se cerrarán, pero no creo que se dé este caso, pues tenemos que garantizar el suministro". Y ha añadido que "su funcionamiento  será mínimo si las renovables se desarrollan como se planea".

En su opinión, a raíz de la crisis provocada por la guerra en Ucrania, “Europa tiene la oportunidad de ser más autosuficiente en todos los campos, no sólo en la energía”. Y añadió que “durante demasiado tiempo en Europa nos hemos fijado sólo en el coste y nadie en la autosuficiencia. No tenemos ni semiconductores ni acero ni cobre ni amoniaco y ni siquiera trigo”, se lamentó. “Estados Unidos ya está ofreciendo incentivos para renovables y el hidrógeno verde, en la Unión Europea se va también por este camino”, recordó.

Del total de inversiones anunciadas, el 47% irán a Estados Unidos, el 16% a Reino Unido y el 13% a España (6.000 millones de euros). Esto es así, dijo, “porque estados Unidos tiene una regulación muy estable”. Sobre el sistema marginalista de fijación del precio de la electricidad en Europa, que “ha funcionado muy bien durante 30 años”, consideró que “en un mercado a futuro hay que hacer algunos ajustes para las renovables” para garantizar, por ejemplo, que los sistemas de bombeo funcionen 24 horas o para permitir sistemas especiales para el almacenamiento.

Iberdrola repartirá entre sus accionistas ente 65% y 75% del beneficio (pay out) , si bien, mantendrá el modelo scrip (alternativa a cobrar en forma de acciones). La previsión es alcanzar entre 0,55 y 0,58 euros por acción en 2025, (en total, 11.000 millones hasta 2025) con un suelo de 0,46 euros en 2023 y 2024 y de 0,50 euros en 2025.

La compañía lograría 7.500 millones en su plan de rotación de activos. Durante la presentación del plan, el director financiero del grupo, José Sáinz Armada, aseguró que estas alianzas dan "solidez" a la financiación de proyectos y que ve "mucho interés de fondos en participar en elplan de inversiones de Iberdrola".

Iberdrola se impone como objetivo lograr unos beneficios de entre 5.200 y 5.400 millones de euros en 2025, con un crecimiento de entre el 8% y el 10% anual. Este ejercicio, prevé acabar con un  resultado neto de entre 4.000 y 4.200 millones de euros.

Precios estables

Iberdrola promete mantener una política de precios de la electricidad estable para sus clientes en España hasta 2025, entre 65 y 70 euros/MWh, no vinculados e inferiores a los precios
del mercado mayorista. En cualquier caso, este es un tope que impone por el momento la regulación contra la crisis energética, a partir del cual a las empresas se les aplica una minoración. La eléctrica tiene prácticamente comprometida la venta de toda su energía para los próximos años: el 100% para este año, el 90% para 2023, el 70% para 2024 y el 55% para 2025.

A pesar de ello, la energética pronostica precios altos de la electricidad en los mercados mayoristas en los próximos años: 200 euros/MWh para este año, 196 euros/MWh el año que viene y solo para 2025 augura un descenso importante, hasta los 74 euros/MWh.

El consejero delegado de la compañía, Armando Martínez, en su estreno ante los inversores en el cargo, indicó a este respecto que el objetivo de Iberdrola es "maximizar el uso de contratos a largo plazo" y subrayó que la compañía "no tiene ingresos del trading especulativo". Según el nuevo CEO, la estrategia de vender su producción con contratos a largo plazo le permite mantener los precios, "incluso en una situación de volatitlidad", protegiendo a los clientes y garantizándose unos ingresos "predecibles" durante el periodo del plan.

El Ebitda alcanzará entre 16.500 millones y 17.000 millones, con un crecimiento anual del 8% y el . 10%. Un 31% de dicho beneficio lo obtendrá en España. Por su parte, la deuda neta sobre Ebitda hasta 2025 será de 3,4 veces

Iberdrola espera firmar 12.000 nuevas contrataciones en el periodo y para finales de la década espera superar 65.000 millones en activos de redes y 100.000 MW de capacidad (52.000 MW en 2025), más del 80% renovable. Para ello avanza inversiones de entre 65.000 y 75.000 millones entre 2026 y 2030.

Normas
Entra en El País para participar