Iberdrola acelera la venta de su macrocartera de renovables, valorada en 1.200 millones

Aguarda ofertas finales por el 49% de este portfolio en España

Iberdrola acelera la venta de su macrocartera de renovables, valorada en 1.200 millones

Iberdrola avanza en la venta de su macrocartera de renovables en España. La eléctrica ya cuenta con ofertas por el 49% de este portfolio, de más de un gigawatio entre parques en operación y en desarrollo, valorado en un total de 1.200 millones, según indican fuentes financieras.

Iberdrola prevé culminar el llamado Proyecto Romeo en los próximos meses. Se trata de buscar una alianza con un gran inversor que tome una participación minoritaria en su cartera de renovables españolas. Está conformada por 150 MW eólicos, a los que se suma un importante pipeline, del que el 80% es fotovoltaica y el 20% eólica.

La eléctrica ya ha recibido la primera ronda ofertas por este activo, en un proceso que coordina Barclays. Ha recibido interés de un gran grupo de diversos inversores en este tipo de activos. Entre los que han rondado la operación destacan aseguradoras como Allianz, fondos de pensiones, como CDPQ, Omers y OTPP, grandes fondos estadounidenses como GIC y vehículos de inversión en infraestructuras de JP Morgan, pero también fondos soberanos, como GIP.

Tras haber recibido ya la primera ronda de ofertas, Iberdrola ya ha seleccionado a los finalistas. La operación se encuentra actualmente en su segunda fase. Y la compañía aguarda que se remitan estas pujas finales próximamente.

La compañía que pilota Ignacio Sánchez Galán espera obtener en torno a 600 millones con esta operación. Se tratará de su primer movimiento tras la presentación de su nuevo plan estratégico. Este prevé invertir 47.000 millones hasta 2025, de los cuales, dedicará 17.000 millones a renovables y 36.000 millones a redes. A estos se suman otros 11.000 millones que dedicará a la integración de su operación estrella de los últimos años, la toma de la compañía estadounidense PNM Resources.

La estrategia de dar entrada a socios minoritarios en sus proyectos estrella es una senda ya conocida por la primera eléctrica española. Este mismo mes de septiembre anunció la venta de un 49% de parque eólico marino Wikinger, que la compañía opera en aguas alemanas del Mar Báltico y es el primero que ha desarrollado en solitario, al fondo Energy Infrastructure Partners (EIP) por 700 millones de euros. Incluso, hace más de una década, sacó a Bolsa y luego recompró su filial Iberdrola Renovables.

También han pasado por la mesa de Galán operaciones de mayor calado. Dio el mandato a Morgan Stanley para desprenderse de un 20% de su negocio de redes, que valora en hasta 20.000 millones. También sondeó al mercado, de la mano de Lazard, para vender sus plantas de cogeneración en España por unos 300 millones. En ninguno de estos dos procesos la compañía ha dado más pasos para cerrar las transacciones, que han quedado en vía muerta.

Esta alternativa también ha sido explorada por Repsol. Ha dado entrada en dos parques eólicos a Pontegadea y a Infrared uno solar, así como a EIP y Crédit Agricole en la filial de renovables. EIG ha adquirido una minoría de la filial de upstream.

Normas
Entra en El País para participar