Créditos para autos

El mercado de deuda titulizada revive gracias a las financieras de Renault y Santander

El fabricante de coches coloca 1.200 millones, la mayor emisión de este tipo del año

Mercado de titulaciones pulsa en la foto

La financiera del grupo Renault, Mobilize Financial Services, y Santander Consumer Finance tratan de revitalizar el mercado español de deuda titulizada con la colocación de cerca de 2.000 millones de euros en lo que va de mes de créditos para la compra de coches. Solo la de Renault supera los 1.200 millones, importe que la sitúa entre las mayores colocaciones de deuda de este tipo en los últimos años. El producto que provocó el estallido de Lehman Brothers en el arranque de la crisis de 2008 nunca ha desaparecido de la cartera de las financieras, pero sus cifras están a años luz de las registradas entonces. Las titulizaciones agrupan parte de los préstamos de las entidades y son vendidos en forma de bono, lo que les permite sacar fuera de su balance estos activos. Sin embargo, la regulación, apuntan desde la Asociación de Mercados Financieros de Europa (AFME), ha provocado que inversores y emisores lo vean como un producto menos atractivo que pagarés o bonos.

RCI Banque, la rama financiera del grupo Renault que opera bajo la marca Mobilize, está colocando 1.227,7 millones de euros en deuda titulizada que agrupa préstamos destinados a la adquisición de automóviles de Renault, seguidos por Nissan y Dacia. La emisión, coordinada por BNP Paribas y Société Générale y con vencimiento en 2036, se realiza en dos tramos, uno de 1.200 millones, rating AA+ por parte de Fitch y de Aa1 por parte de Moody's, y un interés del 3,8% anual hasta 2036, y otro de 107,7 millones de euros sin rating.

Se trata de una cartera compuesta, inicialmente, por 1.223 millones de euros. El 75,8% de la cartera de préstamos de vehículos seleccionada para la colocación corresponde a coches nuevos y el 24,2% restante, a usados. Unos préstamos que se concentran principalmente en tres comunidades: Cataluña copa el 17,4% de los préstamos; Andalucía, el 16,5%, y Madrid, el 15,4%.

Por su parte, la financiera de Banco Santander está vendiendo créditos por 707 millones de euros correspondientes a una gran variedad de marcas entre las que destacan Ford y Kia, que suponen el 16,6% del total de la cartera. Un importe superior al colocado en el mercado en los últimos años por parte de la financiera (en 2021 emitió 580,8 millones y un año antes, 525,2).

En el caso de los créditos titulizados por Santander Consumer, un 28,82% del saldo vivo corresponde a vehículos nuevos –con una antigüedad de menos de un año–. El 71,18% restante está ligado a coches usados. Por año de venta, el 99,37% del saldo vivo corresponde a coches comercializados entre 2021 y 2022. La financiera de Santander reconoce en el folleto de emisión que "dada la alta concentración de préstamos originados entre 2020, 2021 y 2022, se puede suponer que su tasa de morosidad aún no ha alcanzado su valor máximo, por lo que es posible que en los próximos meses la tasa de morosidad de los derechos de crédito pueda aumentar".

Ambas colocaciones siguen los pasos de la realizada por Cetelem en septiembre. La financiera de BNP Paribas colocó entonces deuda titulizada por importe de 600 millones de euros que cotiza, al igual que lo harán estas otras dos, en el mercado de renta fija AIAF.

AFME, en la que participan firmas españolas como Santander, BBVA, CaixaBank Titulización o BME, destaca que durante el primer semestre del año en España se ha registrado un aumento en la proporción de préstamos transferidos a instrumentos del mercado de capitales durante el primer semestre de 2022, debido al incremento en la emisión de titulizaciones totales (colocadas más retenidas), que crecieron un 73% con respecto a 2021 y un 94% frente a 2019.

Mientras, en Europa el volumen de emisión de titulizaciones logró su nivel histórico más bajo (-10,9% de caída acumulada en los últimos cinco años), frente a otros mercados como EE UU, donde se obtuvieron crecimientos significativos en el mismo periodo.

Pablo Portugal, director general de AFME, indica que "hay varios factores que influyen en que el mercado de las titulizaciones en Europa no se haya recuperado desde la crisis de 2008, pero para nosotros el marco regulatorio es un factor clave. La normativa europea es desproporcionada en algunas áreas, hasta el punto de que no genera incentivos para emisores e inversores".

En opinión del directivo, el actual margo regulatorio que rige las titulizaciones "obliga a que los inversores cumplan con exigencias que no existen en otros productos en materia de transparencia y due diligence, de ahí que sea menos atractivo frente a otras inversiones de renta fija. La regulación no se corresponde con el riesgo, que en muchos casos no es mayor que en otros productos. Por ello, pedimos que haya más proporcionalidad y se revisen puntos concretos del marco regulatorio".

Crecen las colocaciones más pequeñas

Mercado creciente. En los últimos años, más allá de las titulizaciones ejecutadas por el sector bancario ha surgido un nuevo tipo de colocación, de tamaño más reducido y ligado no a préstamos hipotecarios, crédito al consumo o crédito para la compra de un automóvil. Se trata de un tipo de operaciones que utiliza como subyacente facturas o préstamos para financiar placas solares. “Siempre que haya un derecho de crédito, préstamos, facturas o flujos futuros conocidos y estables, que son activos que permiten apalancarse a las empresas con independencia de su tamaño a precios muy bajos, es posible realizar una colocación”, apunta Manuel González Escudero, director general adjunto de Intermoney Titulización.
Operaciones privadas. Se trata, en su mayoría, de operaciones de titulización que no cotizan ni en el MARF y ni en AIAF, dado que son colocaciones privadas cuyo número ha crecido con fuerza en el último año. Su reducido importe, dice González Escudero, “cuadra con la realidad de la economía española y de las empresas”.

Normas
Entra en El País para participar