Bonos

Cetelem reabre el mercado de deuda titulizada

Son préstamos destinados a la compra de coches y motos. El 82% de los créditos tiene un rating muy alto

Oficinas de Cetelem en Madrid.
Oficinas de Cetelem en Madrid.

Cetelem ha aprovechado la ventana de liquidez que han abierto las entidades financieras en septiembre para reabrir un mercado de titulizaciones que no termina de despegar. La filial de BNP Paribas de crédito al consumo está colocando bonos por importe de 600 millones de euros que tienen como garantía préstamos destinados a la adquisición de automóviles. La emisión se realiza a través del fondo AutoNoria Spain 2022, gestionado por Intermoney, mientras que Cetelem y BNP Paribas ejercen como suscriptores de una parte de la emisión. El resto está destinado a inversores cualificados.

Con esta operación, Cetelem agrupa estos créditos y los vende a inversores en un bono para poder sacarlos de su balance. La mayor parte de esos créditos, hasta 493,5 millones, cuentan con una elevada nota crediticia –Aa1 para Moody’s, la segunda nota más alta, y AAA para Fitch–. El resto, divididos en cinco tramos y que suman un importe de 87 millones de euros, cuenta con notas crediticias inferiores y solo 19,5 millones no disponen de rating por parte de las agencias de calificación. En caso de default, las pérdidas serían asumidas en primer lugar por la clase G de la emisión –sin rating– e irían subiendo en el escalafón.

El 54,25% de los créditos incluidos en la titulización corresponden a la financiación de coches y motos nuevos y un 31,2% son coches usados con una antigüedad inferior a cinco años. Solo el 5,9% de los préstamos corresponde a la adquisición de motos. En el folleto de los bonos se apunta que se toma en cuenta para la valoración de estos créditos una depreciación de su valor de entre el 20% y el 30%, en función del tipo de combustible y del valor de mercado en el momento de su venta y salida del concesionario.

Por comunidades, los créditos registrados en Andalucía suman el 17,57% del total, seguidos de los de Madrid y Cataluña, con un 16,18% y 15,66%, respectivamente. Por fabricantes, Kia y Hyundai son las marcas que copan la cartera de créditos, sumando el 48,7%.

Las titulizaciones, denostadas tras la quiebra de Lehman Brothers y el estallido de la crisis financiera de 2008 acumulan ya varios años en los que tratan de recuperar el pulso sin llegar a lograrlo. Una situación que el lobby que agrupa a los grandes bancos en Europa, la Asociación para los Mercados Financieros de Europa (AFME), preveía que aumentara ante el impacto de la pandemia pero que la crisis derivada de la guerra rusa en Ucrania ha vuelto a meter en el congelador.

Normas
Entra en El País para participar