La noche de vértigo de Twitter, explicada en cinco mensajes de Musk

La verborragia del fundador de Tesla se deja ver en la red social que él mismo controla, incluso en pleno éxodo de empleados

La noche de vértigo de Twitter, explicada en cinco mensajes de Musk

Una noche ¿para el olvido? Mientras cientos de empleados abandonaban sus puestos de trabajo de forma desordenada a través de Slack y sembraban la incertidumbre alrededor del futuro de Twitter, el multimillonario Elon Musk presumía de la situación en su cuenta personal. Para el nuevo dueño de la plataforma, el rechazo de sus antiguos colaboradores a desarrollar "Twitter 2.0", como ha definido a sus vagos planes para el futuro de la red, no eran más que una oportunidad para desplegar sus críticas contra ellos. Además, el magnate aprovechó la oportunidad para disparar contra la prensa y algunos infuencers que participan en la red.

Musk parece estar decidido a imponer en Twitter la dura cultura de trabajo del resto de sus empresas, entre ellas Tesla y SpaceX. El multimillonario no hizo referencia en ninguno de los mensajes publicados durante la madrugada al cierre de oficinas que decidió la compañía ante el riesgo de que algunos de los extrabajadores "pudieran sabotear la red social"

Riesgo de colapso

La salida de los trabajadores eleva la incertidumbre sobre el futuro de la plataforma. El temor a que la red social cierre se convirtió en uno de los grandes temas de la noche, ya que algunos medios destacaban que la renuncia de un gran número de ingenieros iba a dejar sin servicio alguno de los servidores críticos que mantienen Twitter operativo. El temor de los usuarios por la pérdida del contenido no se hizo esperar: las etiquetas #RIPTwitter y #GoodbyeTwitter se han viralizado rápidamente y continúan siendo tendencia.

Sin embargo, Musk ha intentado destacar que no está "super preocupado" al respecto, ya que "los mejores se quedan"

Incluso, el nuevo jefe de Twitter respondió a usuarios individuales que se ofrecían como voluntarios para ayudarlo con la gestión tecnológico de la red.

Aumento en el uso de la red

Musk concentró sus esfuerzos en Twitter en destacar que toda la conversación sobre la salida de los empleados generó un tráfico inédito en la plataforma. "Números récord de usuarios están iniciando sesión para ver si Twitter está muerto, ¡irónicamente lo hace más vivo que nunca!", disparó directamente al comentario de un usuario

El magnate publicó ocho tweets relacionados al uso de la plataforma durante sus horas más convulsas, incluida una imagen irónica al respecto.. Su interés en destacar el alto nivel de uso de Twitter desde que él está a cargo no es casual: puede ser uno de los pocos elementos que frene la huida de anunciantes de la plataforma.

Crítica a los exempleados

El nuevo choque entre Musk y los empleados de Twitter llega tras las múltiples críticas del multimillonario a la cultura "relajada" que imperaba en las oficinas de la red social distribuidas a lo largo del mundo. La metodología de trabajo contrasta con las formas establecidas por Musk en Tesla y Space X. El nuevo dueño de la plataforma afirmó el miércoles que "los empleados tendrán que ser extremadamente trabajadores" y que la firma se centrará en la ingeniería, como "una empresa de software y servidores"

Los exempleados han estado tuiteando usando el hashtag #LoveWhereYouWorked para compartir sus experiencias e impresiones de los últimos sucesos. A ellos se han sumado algunos políticos estadounidenses, como la representante Alexandria Ocasio Cortez, extremadamente popular en Twitter, donde cuenta con 13 millones de seguidores. Ante el mensaje de agradecimiento de la demócrata a los antiguos colaboradores, Musk solo respondió de forma irónica "de nada". La congresista concluyó el intercambio con un mensaje en clave política: "Si tan solo hubiéramos aumentado los impuestos a los ricos tal vez nada de esto hubiera sucedido"

Dardo a los medios

Musk es famoso por desviar la atención de forma eficiente cuando sus planes no salen como él desea. Hace pocos días ya había apuntado contra los periodistas, al destacar que "se creen la única fuente de información legítima. Eso es una gran mentira”. Durante la última noche, participó en algunas conversaciones donde los usuarios criticaban a medios específicos, como el diario brasileño Folha do Sao Paulo, por su cobertura sobre Twitter.

Aunque de forma irónica, Musk agradeció a la prensa tradicional su interés que, según él, provoca un aumento en el nivel de actividad en la red. "Está bien por mi", dijo en un tweet durante la tarde en referencia a la cobertura que recibe.

A pesar de sus críticas al periodismo, la empresa ha intentado limitar las filtraciones en los medios. El aún sobreviviente equipo de comunicación interna ha recordado el jueves a los colaboradores de la red que  deben "abstenerse de discutir información confidencial de la empresa en las redes sociales, con la prensa o en cualquier otro lugar"

El futuro de la plataforma

El nuevo líder de Twitter sí se mantuvo cauto en evitar nuevas promesas respecto al futuro de la red social, a la vez que evitó precisar cuál será su rol en el futuro de la firma. Por el momento, Musk solo anticipó el martes que relanzará Twitter Blue, el servicio de verificación pago que ya intentó implementar hace pocos días. 

El líder de Tesla solo hizo una referencia a su propio futuro y lo que espera ganar con la adquisición de Twitter. "¿Cómo se hace para hacer una pequeña fortuna en las redes sociales? Comience con uno grande", compartió en referencia a su riqueza, que llega a los 193.000 millones de dólares, según la revista Forbes.

Y la mañana después

Musk parece haber comenzado su jornada disparando más críticas y burlas desde su cuenta personal. Al comenzar la jornada, compartió una imagen en la que crítica a un grupo de senadores demócratas que han urgido a la Comisión Federal de Comercio (FTT, por sus siglas en inglés) a investigar la adquisición de Twitter ya que "perjudica la integridad y seguridad de la plataforma". En una imagen irónica, Musk apunta a la falta de atención por parte de estos senadores al escándalo alrededor de la criptoplataforma FTX, mientras centran su atención en la red social

Normas
Entra en El País para participar