Redes sociales

Musk alerta de una "caída masiva" de ingresos publicitarios en Twitter

El magnate lo atribuye a grupos activistas

Elon Musk y el logo de Twitter.
Elon Musk y el logo de Twitter.

El nuevo dueño de Twitter Elon Musk ha reconocido este viernes que la red social está sufriendo una "caída masiva de ingresos" publicitarios por la retirada de anunciantes, de la que culpó a "grupos activistas" que presionan a las plataforma.

"Twitter ha tenido una caída masiva en sus ingresos debido a los grupos activistas que están presionando a los anunciantes, pese a que nada ha cambiado con la moderación de contenido y pese a que hemos hecho todo lo que hemos podido para apaciguar a los activistas", ha dicho en un tuit en la red social. El empresario, que adquirió la semana pasada Twitter por 44.000 millones de dólares, ha subrayado que esto supone un ataque a la libertad de expresión de Estados Unidos.

El mensaje de Musk llega después de que algunas grandes compañías como L'Oreal, Pfizer, General Motors, el grupo Mondelez o Volkswagen, decidieran esta semana parar su publicidad en Twitter hasta que la compañía aclare su política de moderación de contenidos tras proclamarse el magnate así mismo como un "absolutista de la libertad de expresión". Hoy también se ha sumado a ellas el gigante alimantario General Mills.

Las palabras de Musk la semana pasada asegurando que Twitter no se va a convertir en un lugar  donde se pudiera decir cualquier cosa sin consecuencia no ha calmado los ánimos de los anunciantes.Tampoco el hecho de que el magnate haya anunciado la creación de un consejo de moderación de contenidos en la plataforma y que, mientras que éste no comience a trabajar, no habrá cambios de calado en este ámbito.

La publicidad representa actualmente alrededor del 90% de los ingresos de Twitter, aunque Musk ya ha dicho que quiere reducir esa dependencia y estudia para ello medidas como renovar su servicio de suscripción Twitter Blue por el que cobrará 8 dólares al mes, que permitirá a los usuarios verificar su cuenta y contrar con otros beneficios.

El magnate también ha comentado su interés en que Twitter pueda convertirse en una superapp al estilo de WeChat, que ofrece una red social, comercio electrónico y un sistema de pago, entre otros servicios. Todo ello con el objetivo de que la publicidad represente el 45% de los ingresos de la plataforma en 2028.

Las declaraciones sobre la caída de publicidad llegan horas después de que Twitter haya anunciado a sus empleados que hoy sabrán si mantienen su puesto en la red social o si son despedidos. Aunque se desconoce el número de despidos se sospecha algunos medios estadounidenses aseguran que rondarán los 3.700, casi la mitad de la plantilla de la compañía. La medida ha llevado a la compañía a cerrar sus oficinas para evitar problemas.

Normas
Entra en El País para participar