Los españoles son de los que en mayor medida están a favor de enviar armas a Ucrania

El porcentaje alcanza el 65%, frente al 60% de la media europea

El aumento de los precios preocupa al 32% y la media de la Unión es del 44%

Un militar ucraniano se prepara para disparar un obús en la región de Zaporiyia.
Un militar ucraniano se prepara para disparar un obús en la región de Zaporiyia.

El porcentaje de españoles que se muestra partidario de que la Unión Europea entregue armas a Ucrania es de un 65%, si bien baja a un 61% si de lo que se trata es de que sea su propio Gobierno el que se encargue de esta misión. Este resultado está por encima de la media europea, que es de un 60% y de un 54%, respectivamente. Así lo muestra la encuesta Under pressure. The war in Ukraines and European public opinion, realizada por eupinions, el instrumento de investigación de la Fundación Bertelsmann, y publicada en octubre.

El 88% de los ciudadanos de la Europa de los 27 considera que la UE debería tener una política de defensa común más fuerte. Este porcentaje sube al 93% en el caso de España.

En lo que se refiere a preocupaciones, el 44% de los encuestados en los 27 países de la UE responden que es el aumento del coste de la vida. Para los españoles, este temor alcanza al 32% y, a continuación, se encuentran el que se refiere a la salud (un 20%) y a la seguridad en el empleo (un 15%). En Alemania están preocupados por el alza de los precios un 47% de sus habitantes; en los Países Bajos, un 45%, y en Bélgica y en Francia, un 43%.

La guerra de Ucrania está modificando la opinión de los ciudadanos europeos, pues en marzo el 37% consideraba que sus perspectivas personales futuras eran negativas, y según el último estudio, la cantidad había subido al 46%. Los españoles no son de los más pesimistas ya que franceses e italianos están muy por encima de la media, con un 59% y un 55%.

Lo mismo ocurre en lo que se refiere a la situación económica personal de los europeos, cuya percepción ha empeorado en los dos últimos años para un 43%, cuando el pasado marzo lo había hecho para el 31%. También franceses e italianos son los que más temen por su futuro económico.

Energía

El conflicto bélico arroja que el 73% de los españoles consultados opina que hay que ser independiente energéticamente, aunque esto suponga sacrificios personales. Este porcentaje es semejante a la media de los Veintisiete, que se sitúa en el 72%.

Los valores de la Unión Europea y la necesidad de fortaleza económica para que esta sea una potencia mundial son ampliamente respaldados por los ciudadanos con casi un 90%. El principal aliado de la UE es, para sus habitantes, Estados Unidos (77%), media que coincide con el porcentaje de españoles que así también lo cree.

Aun así, los europeos, y entre ellos los ciudadanos de España, son favorables a que la UE sea más activa en la escena internacional, con un 80% de respuestas afirmativas en ambos casos. Los jóvenes de 16 a 25 años de la UE27 son los más proclives a que la UE tenga un papel más relevante, con un 85% de respaldo, y con un 81% de votos en la franja de edad de 26 a 35 años. China y Rusia son vistos como aliados poco dignos de confianza, con un 10% y un 13% de los votos de los europeos respectivamente.

Una cuestión en la que destaca España es en la posibilidad de que Ucrania entre a formar parte de la Unión Europea en los próximos años. Los ciudadanos españoles apoyan la adhesión del país ucraniano en un 80% por lo que, junto a Polonia (con un 84%), es el país más favorable de la Unión. En general, los españoles son tremendamente propicios a la entrada de más países en la UE, como lo demuestra el 84% de respuestas positivas a la adhesión de nuevos Estados, en particular, los países balcánicos.

Los precios de la energía cambian opiniones

Las autoras de la encuesta, Catherine E. de Vries, de la Universidad Bocconi de Milán, e Isabell Hoffmann, de la Fundación Bertelsmann, advierten en sus conclusiones de que los efectos negativos de los precios de la energía están influyendo en la opinión de los europeos. Si en el anterior estudio, realizado nada más empezar la guerra de Ucrania, los ciudadanos de la Unión Europea se mostraban mayoritariamente favorables a independizarse energéticamente de Rusia, en el publicado en el mes de octubre este deseo ha bajado dos puntos. Continúan las muestras de apoyo al país ucraniano pero, a medida que suben los precios, flaquean las ansias de depender menos del gas ruso, afirman.

Normas
Entra en El País para participar