Benzema, el crack al que le llegó su momento

El delantero del Real Madrid consigue, a los 34 años, su primer Balón de Oro

Fue el fiel escudero de la estrella del equipo, CR7, y empezó a brillar tras la marcha del portugués

Benzema, el crack al que le llegó su momento
AFP

Ya es Balón de Oro. Karim Benzema lo consigue a sus 34 años y después de haber cerrado una brillante temporada en el Real Madrid, con tres títulos –Champions, Liga y Supercopa de España–, y como máximo goleador de las dos primeras competiciones, anotando 44 tantos –27 en el campeonato nacional en 32 encuentros, y 15 goles en 12 partidos europeos–. La afición merengue, y la no tan blanca, recuerda sus hazañas en las eliminatorias, cuando marcó 10 goles en cinco partidos, en los que dejó por el camino al PSG, Chelsea y Manchester City. Su penúltima gesta la consiguió tras levantar la decimocuarta Champions del equipo de Chamartín, al ser elegido mejor jugador del campeonato 2021/22. El broche lo puso este lunes, al recoger, vestido de gala y gafas de intelectual, el preciado trofeo, de manos de su compatriota y exentrenador, Zinedine Zidane, y rodeado de las grandes estrellas del fútbol internacional, así como de toda la directiva del Real Madrid, en el Théâtre du Châtelet de París.

Nacido en Bron, un suburbio cerca de Lyon, dentro de una familia humilde, de ocho hermanos, de religión musulmana. Es padre de dos hijos –una niña nacida de su relación con su primera esposa. Chloé Launey, y un hijo, con su actual mujer, Cora Gauthier–, tiene en su haber, además de una fortuna de 75 millones de dólares, según Celebrity Net Worth, varios momentos turbios que ensombrecen su expediente, como cuando fue acusado en 2010 de mantener relaciones con una prostituta de origen magrebí, cuando esta tenía 16 años en 2008, aunque el caso se resolvió cuando la joven confesó que había mentido sobre la edad, o cuando en 2015 fue vinculado a un caso de extorsión: le pidió dinero a cambio de no difundir un vídeo sexual contra el futbolista francés Mathiey Valbuena, que le valió su expulsión de la selección francesa, y que se saldó con una multa de 75.000 euros y un año de prisión que fue suspendido.

Zinedine Zidane entrega el Balón de Oro a Karim Benzema.
Zinedine Zidane entrega el Balón de Oro a Karim Benzema. AFP

Todo esto perjudicó su imagen, le hizo perder algún patrocinio, “ya que se puso en duda su marca personal, algo que superó con resiliencia, con esfuerzo y estando en su sitio, y que supuso no un daño tan grande, como le ocurrió a otros deportistas como Djokovick [cuando fue deportado de Australia por su negativa a vacunarse y marcas como Lacoste, Peugeot y Hublot se replantearon su patrocinio] o Tiger Woods [por sus escándalos y sobredosis]”, explica Francisco Torreblanca, profesor de la escuela de negocios ESIC, que recuerda que la trayectoria seguida por Benzema ha sido algo excepcional, teniendo en cuenta la egolatría que rodea al mundo del fútbol. El delantero fue el fiel escudero de la gran estrella, Cristiano Ronaldo, asumiendo un rol secundario, y esperando a que el portugués se marchara para asumir el papel de máximo goleador de una manera natural. “Cubrió un vacío importante en el equipo, y ahora que le den este reconocimiento cuando es un triunfo tardío es importante porque tiene mucho alcance, es una oportunidad para que las marcas se fijen en él para alcanzar a un público con ese rango de edad”, añade el docente.

Karim Benzema recibe la felicitación de su madre,Malika Benzema.
Karim Benzema recibe la felicitación de su madre,Malika Benzema. AFP

La marcha de CR7 es un antes y un después en su carrera. También lo advierte el director de la cátedra de negociación de la Universidad Francisco de Vitoria, Juan Mateo, quien asegura que Benzema no tiene madera de líder. Eso es cosa de la afición. “Es un buen jugador al que encumbran sus resultados, pero no tiene liderazgo”. Es lo que ocurre en muchas empresas, prosigue, en la que hay que un liderazgo técnico, en este caso estaría el jugador, y en la que también existe un líder que arrastra a un grupo, y dentro de estos escogidos estaría Ronaldo, todo un influencer, con 489 millones de seguidores en su cuenta de Instagram, frente a los 58,7 millones que tiene en la misma red social el francés. “Benzema es el buen ingeniero, pero no tiene madera para dirigir, dudo que con la personalidad que tiene, no es socialmente activo y con un perfil bajo, sea considerado un líder, alguien a quien imitar. Es poco narcisista, en este sentido”.

Lo que ocurrirá a partir de ahora será bien distinto, añade el experto, que cree que el perfil de Benzema puede cambiar con este premio, aunque mantendrá el perfil de chico sencillo, pendiente de hacer bien su trabajo.

El hito de Alexia Putellas

Alexia Putellas recoge su segundo Balón de Oro.
Alexia Putellas recoge su segundo Balón de Oro. REUTERS

Alexia Putellas recibe su segundo Balón de Oro consecutivo. Es la primera futbolista en la historia en conseguirlo. Es la máxima goleadora de la Champions con 11 tantos, la capitana del Barcelona y la selección ganó el MVP en la citada competición. Además, el pasado mes de agosto consiguió el premio a la mejor jugadora de la UEFA por segundo año consecutivo.

“Es un espaldarazo al fútbol femenino, que ahora mismo vive una crisis reputacional [se refiere a los desencuentros de las jugadoras de la selección española con el seleccionador Jorge Vilda], por lo que este premio viene muy bien, en un momento de crecimiento del fútbol femenino a nivel mundial, que en España está ensombrecido”, explica el profesor de ESIC Francisco Torreblanca.

Normas
Entra en El País para participar