La efervescente industria del aerotaxi eléctrico acelera para volar entre 2024 y 2025

Ferrovial estrecha su relación con Aecom para construir vertipuertos y Eve, participada de Acciona, entra en India con sus aparatos

El modelo de aerotaxi VX4 de la británica Vertical.
El modelo de aerotaxi VX4 de la británica Vertical.

Un pequeño avión eléctrico, de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL), sobrevoló el viernes el perímetro del aeropuerto de Roma-Fiumicino en lo que ha sido el primer vuelo en pruebas de uno de estos aparatos en Italia. Detrás de la iniciativa están Aeroporti di Roma (Atlantia), Volocopter y UrbanV, que secundan test como el que ha llevado a cabo el fabricante Eve en Chicago, o al estudio de mercado que elaboran Enaire e Ineco en España.

El salto en la movilidad urbana que prometen los aerotaxis eléctricos, y los vertipuertos que los acogerán, está a la vuelta de la esquina si se atiende a los calendarios que manejan multinacionales y start ups implicadas, entre ellas Ferrovial y Acciona. Sopla el viento a favor por la necesidad de una mayor eficiencia ambiental en el transporte.

Pasar en Italia de la fase de diseño al vuelo en pruebas ha sido posible tras 12 meses de avances en tecnología y configuración de los vertipuertos. Pero, sobre todo, se ha avanzado en materia regulatoria. Los promotores prevén que el vertipuerto de Fiumicino entre en operación en 2024.

El piloto del modelo de Volocopter se mantuvo a 40 metros del suelo durante cinco minutos a una velocidad de 40 kilómetros por hora. Antes fueron necesarias autorizaciones e Aviación Civil y de la firma italiana de control aéreo ENAV, que trabajan codo con codo en hacer realidad la movilidad aérea urbana siguiendo parámetros de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA). Más allá de esta experiencia, están en diseño en Europa aparatos capaces de viajar a 300 kilómetros por hora.

EE UU, Italia y Reino Unido tienen ya regulación y los fabricantes lanzan vuelos en pruebas

En EE UU ha sido la Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en ingles) la que acaba de publicar las especificaciones técnicas para la construcción de los vertipuertos, sustitutos naturales de los tradicionales helipuertos. Entre los detalles que ya deben tener en cuenta las constructoras están las dimensiones de las áreas de despegue y aterrizaje y del área de estacionamiento, la señalización e iluminación, o los requisitos que debe cumplir un emplazamiento.

Con este marco regulatorio sobre la mesa, Ferrovial ha reforzado su alianza con la estadounidense Aecom para identificar los puntos en que instalará su primera red de vertipuertos en EE UU. Será en Florida y el socio local trabaja ya en los estudios de demanda, características de los terrenos candidatos, patrones meteorológicos, regulación ambiental, etcétera. Ferrovial también tantea las posibilidades comerciales de la tecnología eVTOL en Texas, donde ve como futuros usuarios a clubes deportivos y empresas; tiene previsto ejecutar otra red en Reino Unido, y ha llegado a pedir fondos Next Generation para instalar una veintena de vertipuertos en España.

Pero además de apreciar una oportunidad en la construcción y operación de vertipuertos, la compañía que lidera Rafael del Pino es uno de los accionistas del fabricante germano de aerotaxis Lilium, cuya previsión es tener aeronaves eléctricas volando entre 2024 y 2025.

Pugna con esta última la también cotizada en Nueva York Eve Holding. Impulsada por Embraer, entre su grupo de inversores se encuentran Acciona, las operadoras de aviación Republic Airways y SkyWest, los arrendadores de aeronaves Azorra y Falko, el proveedor de financiación Bradesco BBI, el fabricante de motores Rolls-Royce, la tecnológica Thales y la firma de defensa BAE Systems. Con una capitalización cercana a los 2.100 millones, Eve dice tener 2.000 pedidos desde una veintena de clientes. El primero de ellos busca despegar en 2026.

Recreación de un vertipuerto con vehículos aéreos de Lilium.
Recreación de un vertipuerto con vehículos aéreos de Lilium.

Eve viene de simular en septiembre lo que sería una red de movilidad aérea urbana en Chicago (Illinois, EE UU) y su área metropolitana, pero utilizando aún helicópteros. Con ello ha buscado conocer la interacción con los servicios de transporte terrestre, las necesidades de los usuarios y también las de los propios operadores. La participada de Acciona estima que en 2035 habrá una flota de 240 aerotaxis eléctricos sobrevolando la tercera ciudad más poblada de EE UU, lo que generaría un volumen de negocio de unos 220 millones al año.

Nuevas fronteras

En su intención de llevar el aerotaxi donde la movilidad terrestre ya es inviable, Eve ha creado en India una empresa conjunta con FlyBlade que utilizará una flota inicial de 200 eVTOL. Como ha hecho en Norteamérica, estudiará el potencial mercado simulando redes con helicópteros. Su socio ya trabaja en ciudades con alta densidad de población como Bombay, Shirdi, Pune y Bangalore.

Igual que sucede con fabricantes como Boeing, Airbus y Embraer, las aerolíneas asisten expectantes a estos movimientos y buscan posiciones. El firma británica de aerotaxis Vertical Aerospace espera tener certificado para volar su prototipo VX4 en 2025. Visado ya por Aviación Civil (CAA) para operar en pruebas, el modelo reúne muestras de interés por 1.400 unidades por parte de Virgin Atlantic, Japan Airlines o Air Asia. En el caso de American Airlines habrá un anticipo para la producción de 50 unidades.

El aparato de Volocopter que voló el viernes en Roma (Italia).
El aparato de Volocopter que voló el viernes en Roma (Italia).

Vertical compara el trayecto en coche entre Heathrow y Canary Wharf, en Londres (Reino Unido), y concluye que los poco más de 30 kilómetros de distancia pasarán de la hora y 22 minutos que cuesta por carretera, a solo 13 minutos a la vuelta de unos años en uno de sus jets eléctricos.

Desafíos a la vista

Tecnología. Además del diseño de los vertipuertos y de dotar a los aerotaxis con baterías de recarga rápida y gran autonomía, un punto crítico para la creación de ecosistemas de movilidad aérea urbana está en la coordinación con la aviación convencional y en una gestión digital que irá desde las operaciones hasta las reservas.

Start ups. Entre quienes han puesto dinero en los eVTOL figuran Boeing, Airbus Uber, Toyota o Hyundai. Su apuesta ha creado una comunidad de fabricantes como Volocopoter, Eve, Vertical, Lilium, Terrafugia, Ehang y Joby.

Avances. En el diseño de los aerotaxis están entrando en juego tecnologías en estado avanzado como la de comunicación entre vehículos aéreos basada en el sistema ADS-B (Vigilancia Dependiente Automática-Difusión); la LIDAR (mide la distancia entre objetos en movimiento utilizando el láser), o las investigaciones sobre la propulsión eléctrica distribuida (DIP).

Normas
Entra en El País para participar