Amber coge pista para ser tercer accionista de Indra y cerrar la crisis de gobernanza de la tecnológica

La SEPI ya controla el 28% de la tecnológica española, la participación que le había autorizado el Gobierno a alcanzar

Sede Indra en Madrid.
Sede Indra en Madrid.

Amber Capital busca reforzarse en Indra y ha recibido luz verde del Gobierno para hacerlo. El fondo que preside Joseph Oughourlian, que controla actualmente el 4,18% de la tecnológica, ha recibido autorización del Gobierno para llegar hasta el 9,99% de su capital social.

Según un hecho relevante enviado este viernes a la CNMV, el consejo de ministros aprobó el martes el acuerdo por el que se autoriza “la inversión extranjera conjunta de Amber Capital UK, LLP (Reino Unido) y Amber Capital Italia (Italia)”, en Indra. La autorización les permite alcanzar “conjuntamente” una participación representativa del 9,99% de su capital, lo que abre la vía a reforzar el núcleo duro.

Amber Capital, gestionado por Oughourlian, presidente de PRISA (editor de Cinco Días y El País, entre otros medios), entró en el capital de Indra el pasado mes de junio, con el 4,18% de la compañía tecnológica. La operación supuso la compra de un total de 7,38 millones de acciones, con una inversión de 75,69 millones de euros. La eventual nueva compra, que le posicionaría como tercer accionista, supondría para Amber una inversión extra de unos 80 millones de euros.

El primer accionista de Indra seguirá siendo la SEPI, que confirmó a Cinco Días la tenencia de un 28% del capital, seguida de Fidelity, con el 11%. Si se materializa el aumento de participación de Amber hasta el 9,99%, la renovación del consejo de Indra estaría más cerca, en la medida en que Amber y la Sepi, junto a la vasca Sapa, con el 8%, votaron en junio a favor de la destitución de cuatro consejeros independientes y la no renovación de un quinto, lo que provocó una crisis de gobernanza en la tecnológica.

Los tres socios podrían llegar a sumar el 46% del capital de cara a la junta de accionistas que debe reconfigurar el órgano de gobierno, prevista para octubre.

Precisamente, este mismo viernes, Indra comunicó que la comisión de nombramientos tiene una “lista corta” con seis consejeros independientes para sustituir a los que salieron el pasado junio, una marcha que provocó la caída de la acción. La lista de candidatos seleccionados está integrada por Virginia Arce, socia responsable del sector Tecnología, Telecomunicaciones y Entretenimiento y Medios de PwC España; Olga San Jacinto, asesora experta en el diseño de estrategias de transformación; Felipe Fernández, ex presidente de Deutsche Telekom en España y presidente de AdeA; Coloma Armero, abogada, ex socia de Uría y Menéndez y consejera de Cemex Latam; Axel Arendt, ex directivo de Rolls Royce y consejero de ITP Aero, y Belén Amatriain, ex directiva de Telefónica.

Ambas operaciones apuntalarían la figura de Marc Murtra, presidente no ejecutivo de Indra, y el interés de esta por reforzarse en defensa, un área en la que se prevén fuertes inversiones en todo el mundo tras la guerra de Ucrania.

Indra dijo que “se están ultimando las verificaciones finales tendentes a asegurar su idoneidad e independencia”. Tras ello, la Comisión de Nombramientos tiene previsto reunirse el lunes próximo para adoptar, en su caso, las correspondientes propuestas de nombramiento que el Consejo informaría y elevaría a la Junta General.

Ambas noticias llevaron a Indra a subir este viernes un 2,32% en Bolsa, hasta los 8,17 euros.

Proceso de selección de consejeros

Fuentes de Indra defendieron que los accionistas se han mantenido al margen del proceso de selección de los consejeros independientes. “El proceso ha estado totalmente liderado por los consejeros independientes de la comisión de nombramientos, que han contado con el asesoramiento de la consultora Korn Ferry”, añadió otra fuente, que sí explicó que ha habido “varias listas de candidatos, y que la SEPI fue haciendo observaciones sobre los candidatos intentando evitar incompatibilidades con la empresa”. La entidad pública también habría planteado como aspecto relevante la perspectiva de género.

Aunque Indra quiere reforzarse en el negocio de defensa, solo uno de los consejeros seleccionados está vinculado directamente con esta industria: Axel Arendt. Fuentes próximas a la tecnológica española defienden, no obstante, que hay que ver el consejo en su globalidad, y ahí el peso de defensa estaría más equilibrado, "pues estaría Ignacio Mataix, quien estuvo catorce años al frente de ITP, y un consejero por Sapa, Jokin Aperribay Bedialauneta, accionista del grupo vasco de defensa".

Normas
Entra en El País para participar