Dejavu Brands, marketing olfativo para personalizar marcas

Ofrece servicios de aromatización de espacios, desarrollo de producto y asesoría perfumista para empresas y eventos

Dejavu Brands
Un operador instala un aparato de Dejavu Brands para la difusión de fragancias en locales.

¿Cuántas veces hemos escuchado que el sentido del olfato es el que más recuerdos genera? Innumerables, y no es para menos, ya que está muy por encima de la vista, por ejemplo. Sin embargo, mientras que las campañas de marketing utilizan la parte visual hasta la saciedad, el olor no está tan explotado. O al menos no lo estaba cuando Marco Mathe, con solo 24 años, fundó en Alcobendas (Madrid) en 2010 su compañía dedicada al marketing olfativo, Dejavu Brands.

La empresa ofrece servi­cios de aromatización de espacios, desarrollo de producto, asesoría perfumista y eventos y acciones de marketing. Es decir, diseña fragancias para marcas de moda, deportes, decoración o eventos especiales y también son los autores de los aromas que respiramos en cadenas de supermercados, farmacias, hospitales, etc. Además, han hecho proyectos para cadenas como NH Hoteles, Intimissimi, Scalpers, Dia o The Ritz-Carlton.

“Ahora sí estamos más acostumbrados a que todo sea experiencial, pero hace 12 años el enfoque estaba más en el marketing digital. Sí es cierto que existía la parte visual, musical-auditiva, gustativa, pero la parte olfativa, prácticamente, no estaba desarrollada. Es por ello que, viendo la necesidad que había en el mercado, nos lanzamos a investigar sobre cómo podíamos desarrollar el concepto”, detalla el fundador, al tiempo que recuerda los primeros años “de constante investigación y aprendizaje” para conseguir una tecnología que permitiera conjugar la ecuación perfume más un sistema seguro para la difusión del aroma sin riesgos para las personas.

Mathe tuvo claro desde el principio que no querían ser una empresa de aromatizantes o ambientadores industriales, “con un catálogo de referencias estándar que no diferenciara un proyecto de otro. Queríamos ser innovadores, capaces de hacer proyectos a medida en cualquier tipo de cliente, ofreciendo algo más personalizado”, es decir, dedicarse al marketing olfativo que desarrollan para decenas de marcas, la concepción de un evento o para acompañar la imagen de incluso algún influencer.

Fundada en 2010, trabajan para supermercados, cadenas de hoteles o enseñas de moda internacional como Loewe

¿Y qué efecto tiene este trabajo de marketing olfativo? Desde la compañía aseguran que sus proyectos consiguen aumentar tanto las ventas como la fidelización de clientes y las visitas a un espacio, gracias a la aromatización personalizada de lugares, entidades y productos, y creando una experiencia repleta de emociones mediante el sentido del olfato. De hecho, sus clientes les informan de crecimientos en sus negocios gracias a la aromatización enfocada a un objetivo de venta concreto.

Lo cierto es que están constantemente desarrollado nuevas ideas, técnicas, productos y perfumes, ya que “sabemos que, si queremos seguir liderando el sector, es importante ser los más innovadores”, asegura Mathe, orgulloso de que después de 12 años tengan clientes en todos los continentes, cinco oficinas a escala mundial (Ciudad de México, Bogotá, Ámsterdam y Miami y Tokio, próximamente, con equipo propio en cada país). “Hacemos proyectos globales para que nuestros clientes puedan tener el mismo servicio en cualquier parte del mundo, para que puedan vivir la misma experiencia, independientemente de que se encuentren en Madrid, Londres, Dubái, Pekín o Hawái”.

La cifra

Colonia Atlético de Madrid
Agua de colonia para el Atlético de Madrid.

2,3 millones de euros de facturación prevista para 2022. Cerraron 2021 con una cifra de negocio similar a la de 2019, antes de la pandemia, es decir, 1,9 millones.

De hecho, si un proyecto les ha hecho especial ilusión ha sido el que han desarrollado para Loewe desde que la marca puso en marcha un cambio de imagen que ha afectado a la modernización de las tiendas, los colores y la esencia de la propia compañía.

“La necesidad era crear una firma olfativa personalizada, trabajando en equipo con nuestra perfumista. La fragancia representa artesanía y calidad, por la belleza y el carácter natural y mediterráneo de sus ingredientes”, describen desde Dejavu. Actualmente aromatizan sus tiendas, incluso sus nuevas aperturas en Asia (Singapur, Shanghái, Macao…).

Al detalle

Dejavu Brands
Laboratorio de fragancias.

Organización. Dejavubrands SLU es la sociedad con la que empezaron la actividad; luego se creó Scent Spain, que hoy soporta el grueso de la labor y cuenta con 20 empleados.

Online. Aunque el 98% de su negocio es el marketing olfativo, cuentan también con una línea de productos para particulares que venden a través de su web. “Son muchas las personas que preguntan en los espacios de nuestros clientes el porqué huele tan bien y nos contactan. De ahí que tuviéramos la necesidad de crear una pequeña división para poder acercar a los particulares a nuestros productos”, explica el fundador de Dejavu Brands, Marco Mathe.

Los valores huelen a menta, bergamota, vainilla o cedro

Elise Dion
Elise Dion, perfumista de la marca.

“Si algo nos distingue es que somos de las pocas empresas en el mundo que contamos con una perfumista inhouse [dentro de la compañía] especializada en este sector del marketing olfativo”, destaca con satisfacción Marco Mathe. Se refiere a Elise Dion, encargada de elaborar las muestras, inspirándose en todos los conceptos y objetivos personalizados de cada uno de los proyectos.

Trabajan con un briefing previo en el que el cliente plasma y desgrana información importante de la marca. Por ejemplo, qué valores transmite, cuál es el objetivo, el tipo de público, el estilo y el diseño, o qué tipo de notas olfativas desean tener presente en la fragancia.

“Los perfumes se asocian a valores, conceptos, decoración. Por ejemplo, a un cliente que desea transmitir calma, paz..., le proponemos fragancias más suaves, algodonadas o mezcla de albahaca, menta y hojas verdes varias. Por otro lado, para las marcas que buscan un ambiente lleno de energía, fresco y luminoso, la fragancia contará con una línea cítrica de bergamota, naranja, lima, con mezclas que aporten refinamiento, como té, flor blanca o cardamomo”, detalla la perfumista experta.

Otro aspecto a tener en cuenta es si el cliente tiene un público femenino o masculino. “Las notas de flor, almizcle o vainilla evocan un perfil femenino, mientras que toques de cuero, ámbar, cedro o amaderado, té, etc., transportan a uno masculino”, apunta.

Normas
Entra en El País para participar