El secreto de Santiago Segura para reventar la taquilla (una vez más)

Se estrenó el 14 de julio, la han visto más de un millón de espectadores y recaudado 8,2 millones de euros

El director y protagonista asegura que una buena promoción es clave

Santiago Segura y el resto de protagonistas de 'Padre no hay más que uno 3'
Santiago Segura y el resto de protagonistas de 'Padre no hay más que uno 3'

Ha vuelto a reventar la taquilla un año más. La última película de Santiago Segura, Padre no hay más que uno 3, se ha convertido en el estreno más taquillero desde 2018 empatado con 2,3 millones de euros con Superlópez. Esta nueva entrega de la comedia familiar se lanzó en jueves: sumando ese cuarto día llegó a los tres millones de euros de facturación. Desde su estreno el 14 de julio, ha alcanzado un millón de espectadores y una facturación, hasta la tarde de este jueves, de 8,2 millones de euros, acercándose en apenas dos semanas a las cajas de las anteriores entregas: la primera entrega de la serie, Padre no hay más que uno 1, recaudó 15 millones de euros, y la segunda, 11 millones. En 2021 estrenó A todo tren. Destino Asturias, que recaudó 8,5 millones de euros, según datos que ofrece Mª Luisa Gutiérrez, CEO de Bowfinger, productora de la cinta, quien asegura que en el cine, y sobre todo cuando el momento fan se va diluyendo, a medida que pasan las semanas, es difícil hacer previsiones en cuanto a facturación, pero esperan llegar a ingresar más de 10 millones de euros en taquilla. “Incluso podría superar a las anteriores, convirtiéndose en una de las más rentables”, explica al otro lado del teléfono.

Padre no hay más que uno 3 ha tenido una inversión de 5,3 millones de euros, de los cuales 1,4 millones corresponden a una subvención del Ministerio de Cultura, y el resto a la venta de los derechos a Antena 3 y a Amazon y a aportaciones de la productora. Sobre el tema del dinero público, Gutiérrez aclara que todas las películas son rentables aunque no funcionen en taquilla. “Los del cine no somos subvencionados, arriesgamos. Solo con lo que se recupera de IVA de las entradas, con el impuesto de sociedades de las productoras y de las empresas que participan en una película, con la Seguridad Social y el IRPF de los trabajadores ya compensamos las ayudas recibidas. Es importante, por tanto, que se nos quite el cartel de subvencionados”. Y añade que “el cine es rentable para el Estado”.

En cuanto al actual éxito que tiene en cartelera, señala que el hecho de que sea una comedia familiar ayuda, “vendes cuatro tickets, además de que la gente tiene ganas de reírse”. Pero uno de los elementos clave es la figura de Santiago Segura, director y protagonista. “Su trabajo nunca acaba cuando entrega la cinta, finaliza al concluir la promoción, y eso es un valor seguro, y no le da pereza hacer ese trabajo”, añade Gutiérrez.

En esto coincide también Santiago Segura, que explica que su receta para tener éxito en el cine es sencilla y no difiere de la que aplican la mayoría de los cineastas: “me rodeo de grandes profesionales en el equipo técnico, elijo a gente a la que admiro y me gusta para el equipo artístico, también es importante tener un buen guion que me apetezca rodar para conseguir hacer una película que a mi me entretenga cuando la veo como primer espectador, además de promocionar todo lo posible”. Aunque no piensa que su nombre sea una “especie de garantía de entretenimiento o de calidad, ya que no creo que solo una firma pueda atraer a los espectadores, pero sí al menos les puede generar una cierta curiosidad por ver lo nuevo de...”

Opina que lo que más valora el espectador es no aburrirse en el cine. “Poder pasar un buen rato, recibir más o menos lo que espera o por lo que ha pagado. En una comedia, sonrisas, y en una película de terror, sustos”. No defraudar al público es la máxima de Segura. “Los espectadores me han dado una alegría, en nueve días la habían visto más de un millón de espectadores y salían felices. Esa gente probablemente volverá al cine, y eso es algo muy positivo para la industria, que haya este movimiento, ya que es complicadísimo cultivar el hábito de la asistencia a las salas y muy fácil el que la gente lo pierda”. Sobre si habrá una nueva entrega de la familia García Loyola el próximo año, Gutiérrez lo tiene claro: “no hay guion, pero habrá una película familiar de Segura y su troupe”.

Normas
Entra en El País para participar