Ingresos pasivos: qué son y cuáles hay que declarar

El alquiler de propiedades, la inversión en productos financieros o la creación de contenidos digitales son considerados ingresos pasivos

ingresos pasivos

Actualmente, existen varias formas de generar ingresos, independientemente de conseguirlos a través del trabajo. Algunos de ellos son los que se conocen como ingresos pasivos, es decir, los que se obtienen sin necesidad de dedicar excesivo trabajo o tiempo para conseguirlos.

En el Banco Santander explican que al principio sí que se necesita destinar un esfuerzo a crear esta fuente de ingresos, aunque una vez se ha puesto en marcha, el esfuerzo para mantenerla es mínimo. Se trata, por tanto, de una vía extra para obtener ingresos adicionales a los que se consiguen mediante el trabajo.

Entre las formas más populares para obtener ingresos pasivos destaca poner en alquiler alguna propiedad, ya sea una plaza de garaje o un inmueble; invertir en productos financieros, crear contenidos digitales o vender artículos de segunda mano.

En ese sentido, desde Mi Gestoría Online especifican que los ingresos pasivos se deben declarar. Sin embargo, están exentos de declararlos aquellos contribuyentes que tienen rentas inferiores a los 22.000 euros si estas pertenecen solo a un pagador.

Más de un pagador

Cuando las rentas procedan de distintos pagadores, la Agencia Tributaria aclara que no se deberá presentar la declaración cuando la persona obtenga “rendimientos íntegros del trabajo, de capital o de actividades económicas que conjuntamente no superen los 1.000 euros”. Por lo tanto si la cuantía es superior a los 1.000 euros, se deberá declarar.

Si se tratara, además, de una actividad habitual, la persona tendría que darse de alta también en la Seguridad Social. El alta correspondería al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Aun así, la jurisprudencia indica que se puede optar por no darse de alta en la Seguridad Social hasta que el comercio online no genere beneficios netos que sean iguales o superiores al Salario Mínimo Interprofesional.

Los expertos recuerdan que a la hora de ganar dinero por Internet se debe tener en cuenta que el profesional está obligado a declarar al superar los 1.000 euros de beneficio, pero que aun así es posible que se devuelvan esas cantidades al realizar la declaración de la renta. No hay que olvidar que tanto bienes como servicios están sujetos al IVA.

Normas
Entra en El País para participar