Perspectivas

Las hipotecas fijas llegarán al 5% TAE y los diferenciales volverán al 0,35%, según la Agencia Negociadora

Este será el panorama del mercado hipotecario español hacia finales de este año

Las hipotecas fijas llegarán al 5% TAE y los diferenciales volverán al 0,35%, según la Agencia Negociadora

La subida del euríbor ha dado un vuelco al mercado hipotecario. Con el índice de referencia en positivo desde abril y rondando ya el 1%, las entidades financieras están reordenando su oferta de hipotecas. En las últimas semanas, el precio de las hipotecas fijas ha subido y algunas ya superan el 3% TAE, mientras que los intereses variables bajan para atraer a los clientes. Los bancos buscan incentivar la contratación de préstamos a tipo variable, con los que ahora ganan más gracias a la escalada del euríbor. Así, con la batalla hipotecaria centrada de nuevo en la modalidad variable, las hipotecas fijas alcanzarán el 5% TAE en el segundo semestre y volverán a verse diferenciales del 0,35%, según las previsiones de Agencia Negociadora, fintech del Grupo Reacciona dedicada a la intermediación hipotecaria. De momento, el diferencial más barato lo comercializa Openbank, del 0,60% TAE.

En los próximos seis meses asistiremos a un paulatino descenso en la suscripción de hipotecas a tipos fijo a medida que incrementen su precio, opinan desde la Agencia Negociadora, que prevé que cuando alcancen el 5% TAE (un precio medio que no se ve desde 2015, según Estadística) "dejarán de ser competitivas, por lo que irán perdiendo fuelle en favor de las mixtas y las variables". Y no sólo por su precio, sino también porque cuanto más cerca de su techo esté el euríbor, mayor será la expectativa de bajadas futuras de las cuotas a tipo variable, apuntan.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), las contratación de hipotecas fijas marcó un récord el pasado mes de abril al suponer el 75,3% del total. Los expertos esperan que este porcentaje se vaya moderando, dado que en abril todavía no se veía reflejado en estos datos el fuerte aumento de los precios fijos.

La drástica subida del euríbor en las últimas semanas ha borrado del mapa hipotecario las ofertas fijas por debajo del 2%. Algunas entidades financieras han encarecido las hipotecas fijas por encima del 3% TAE, como Santander, Sabadell, ING, Bankinter, Abanca, MyInvestor y Coinc. Incluso algunos bancos ya las han retirado de su catálogo. "También influye el hecho de que para los bancos se ha incrementado mucho el coste de los instrumentos de cobertura para las hipotecas a tipo fijo", aseguran. La batalla por los clientes hipotecarios se ha traladado al tipo variable, de manera que la Agencia Negociadora espera que haya ofertas muy competitivas de aquí a finales de año y vuelvan los diferenciales del 0,35% sobre el euríbor. Actualmente, muchos ya bajan del 0,8%.

La Agencia Negociadora también augura que se incrementará la dificultad para acceder a la financiación. Y no tanto por políticas más restrictivas sino porque la subida de tipos aleja la posibilidad del deudor de mantenerse dentro de la ratio de endeudamiento (ingresos sobre cuota) del 35%, que es el que las entidades definen para autorizar las operaciones hipotecarias. Tampoco ayudará, en este sentido, un mercado de vivienda con precios sostenidamente alcistas.

Sin embargo, creen que solo habrá un cierre brusco del “grifo crediticio” en caso de un repunte violento de la morosidad derivada del impacto de la inflación en las economías familiares: "con una inflación por encima del 10%, y salvo que los salarios crezcan al mismo ritmo, existe un elevado riesgo de que las familias tengan que dejar de pagar cuotas de préstamos para poder atender sus necesidades en alimentación y energía. Y esto, siempre en la medida en que la contracción de la economía derive o no en una recesión, con su influencia en la situación del empleo, que es el factor principal que impulsa la morosidad", indican.

Normas
Entra en El País para participar