Los Veintisiete fijan una postura común: el coche de combustión se acaba en 2035

Se impone la postura de países como España que pedían que no se retrasara a 2040

La decisión va en línea con la Comisión y el Parlamento Europeo

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Transición Ecológica y para el Reto demográfico, Teresa Ribera.
La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Transición Ecológica y para el Reto demográfico, Teresa Ribera. AFP
Madrid / Bruselas

Los ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea acordaron el martes una posición común para prohibir las ventas de coches y vehículos comerciales nuevos con motor de combustión en 2035 en la UE, en línea con lo planteado por la Comisión Europea y respaldado por el Parlamento Europeo en el marco de la reforma que van a negociar del paquete climático ‘Objetivo 55’. De esta forma, ha ganado la posición defendida por España, que pedía que la prohibición fuera en 2035 y no en 2040 como solicitaban otros estados miembros.

Tras un encuentro en Luxemburgo que se alargó hasta la noche, los titulares de Medio Ambiente de los Veintisiete han establecido un objetivo intermedio de reducción de emisiones de CO2 del 55% para los turismos en 2030, en línea con la propuesta de la Comisión Europea, y del 50% para las furgonetas para la misma fecha, rebajando las expectativas iniciales del Ejecutivo comunitario del 55%.

Varios países pidieron retrasar el fin de los coches de combustión. Italia, Portugal, Bulgaria, Rumanía y Eslovaquia presentaron una propuesta para aplazar cinco años el fin de los turismos y furgonetas con motor de combustión, hasta 2040. Por su parte, Alemania mostró cierta indecisión en los últimos días, ya que el ministro de Finanzas de ese país, Christian Lindner, indicó la semana pasada que adelantar la fecha a 2035 es una “decisión equivocada”. Sin embargo, ayer, medios alemanes como Die Welt ya apuntaban a que Alemania finalmente apoyaría establecer el fin del coche de combustión en 2035, según informó Efe.

“Los fabricantes de automóviles defienden que los vehículos híbridos también podrán contribuir a lo que queremos hacer. En este momento no es así”, matizó el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Frans Timmermans, en unas declaraciones recogidas por EP.

Timmermans añadió que si los fabricantes creen que pueden ajustarse a los objetivos se reevaluará la situación en 2026 y ha recordado que la mayor parte de fabricantes han optado por vehículos eléctricos.

La posición del Consejo, que ahora deberá ser negociada con el Parlamento Europeo para acordar un texto legal final, resalta la importancia del despliegue de la infraestructura de carga en los Estados miembros para garantizar el servicio a los consumidores. Además, el Consejo acordó poner fin al mecanismo de incentivos regulatorios para vehículos de cero y bajas emisiones (ZLEV) a partir de 2030, en línea con lo planteado por la Eurocámara.

En 2026, el Ejecutivo comunitario procederá a evaluar los progresos para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones y establecerá si es necesario revisar estas metas teniendo en cuenta los avances tecnológicos. La propuesta europea fue aprobada el pasado 8 de junio en el Parlamento Europeo, en línea con lo planteado por el Ejecutivo comunitario en julio del año pasado, que fijó que “todos los vehículos nuevos matriculados a partir de 2035 serán de cero emisiones”.

Tras determinar la posición de los Veintisiete empezarán las negociaciones entre el Parlamento y el Consejo antes de que se acuerde una norma definitiva.

La situación en España

Este adelanto de la fecha inicial supone que el sector del motor deberá acelerar aún más su transformación. En el caso español, los coches propulsados por gasolina y diésel suponen cerca del 87% de la producción nacional, si bien es cierto que la cuota de electrifcados (eléctricos puros e híbridos enchufables) ha avanzado notablemente en los últimos años, pasando de un 0,3% en 2019 al 12,8% actual.

En mayo, las plantas españolas aumentaron un un 32,3% la fabricación de este tipo de coches, hasta las 23.570 unidades. De esa cantidad, más de la mitad, fueron eléctricos puros, con 12.255 automóviles (un 6,7% de la cuota total).

Acuerdo para reducir un 61% los gases de efecto invernadero

Los ministros de Medio Ambiente europeos, además, acordaron defender una reducción del 61% de las emisiones de gases de efecto invernadero de aquí a 2030 en las negociaciones para reformar el Sistema de Comercio de Emisiones, las cuales arrancarán en septiembre con el Parlamento Europeo, quien aspira a establecer un objetivo más ambicioso del 63%. “La transición ecológica y energética requerirá de la aportación de todos los sectores y todos los estados miembros, de manera justa e incluyente”, señaló la ministra de Transición Energética de Francia, Agnès Pannier-Runacher, en declaraciones recogidas por EP.

Normas
Entra en El País para participar